El Desespero de Sacar a Chávez de Miraflores

La jornada de celebración del 1ro de mayo, permitió en Venezuela descubrir dos cosas.

Primero, que la Revolución Bolivariana está cada día más sólida con un incuestionable apoyo popular. Según estudio de campo privado, Chávez mantiene después de diez años en el poder, una popularidad cercana al 70% y, la población venezolana (de acuerdo a la UNESCO), es la más nacionalista en todo el planeta tierra. Lo anterior, favorece sin temor a equívocos, la revolución liderada por el Presidente Hugo Chávez.

Segundo, una vez más, las pretensiones desestabilizadoras de la oposición quedaron develadas tanto respecto de las intensiones manifestada en su escuálida marcha del 1ro de mayo al intentar violentar las reglas del juego por ellos aceptadas pues buscaban a todo evento (como también lo hicieron en abril de 2001), un muerto para victimizarse y decir a nivel internacional que Chávez violenta los más elementales derechos ciudadanos; pero además, por la captura y allanamiento de una vivienda en la ciudad capital y otra en la Isla de Margarita encontrándose armas de guerra para intentar una operación al estilo de la descubierta en Bolivia. Al igual que en la tierra de Evo, también en Venezuela fueron detenidos extranjeros contratados para presuntamente cometer magnicidio.

Mientras a ello todo se les cae (incluido el apoyo que otrora les daban desde el gobierno genocida de Bush que ahora Obama revisa con cautela), la inteligencia social al lado de los órganos regulares del Estado, desmantela la conspiración lo que permite indefectiblemente garantizar la continuidad del proceso político.

Visto lo anterior, la oposición no ha tenido más remedio que recurrir a sus alcahuetas del viejo Continente pretendiendo con apenas 24 votos de la ultraderecha (sobre un universo de más de 500 eurodiputados),, cuestionar y mentir sobre lo que se hace y quiere construirse democráticamente vía el socialismo, en Venezuela.

Con la grosera declaración, no cabe la menor duda, un minúsculo grupo de eurodiputados azuzados por el PP de Aznar y otros ultristas, le dan apoyo a un minúsculo sector de ciudadanos venezolanos que insiste en desconocer la voluntad popular y la vocación democrática que mantiene a Chávez en el Palacio de Gobierno.

La verdad, perdieron hace mucho tiempo la calle por lo que la única vía que les queda, en el marco de sus desespero, es apelar a la conspiración y a la subversión. Lo anterior nos indica que la camisa de la democracia no les cuadra.

El conjunto de medidas adoptadas por el Ejecutivo Nacional y demás Poderes Públicos a fin de garantizar en lo político la consolidación del poder popular y la democracia; en lo económico la participación e inclusión social (sin pretender afectar la propiedad privada e individual), la garantía de: cultura, salud, alimentación e infraestructura que se construye para todos, son satanizadas y también escondida por los medios de comunicación golpistas, intentado desde sus espacios, sublevar, sin resultados efectivos, a la población que indiferente observa como la oposición reluctante, se equivoca una tras otra vez, sin lograr atinar en la diana política.

Mientras todo ello ocurre, Chávez inaugura fábricas de todo tipo; empresas socialistas y para mayor dolor de ellos, fortalece su partido a través de las jornadas de inscripción de nuevos militantes y ratificación de anteriores inscrito que por lo que pudimos conocer, superará cifras históricas anteriores que señalaban al PSUV como la organización política más grande de la historia venezolana.

Por su parte, la FAN se robustece y rejuvenece cada vez más en su alianza cívico militar a objeto de la defensa de la revolución bolivariana y socialista; los movimientos sociales ocupan espacios antes impensables e increíblemente, mientras en el resto del mundo la clase obrera y trabajadora es golpeada por la crisis capitalista originada en USA, en Venezuela se reduce la tasa de desempleo y se aumenta el salario mínimo.

Sin lugar a dudas, lo anterior nos indica que se consolida el Plan de Gobierno previsto hasta el 2013 y si la oposición para ese entonces (a juicio de algunos observadores), no logra capitalizar una figura que los unifique, Chávez les ganaría una vez más la Presidencia de la República y como portaaviones, quizá les saque de los pocos reductos políticos que por ahora mantienen.

En ese sentido, a diferencia de 2002 a la fecha, tendrán que pensar si continúan su línea equivocada de acción política o si por el contrario, se deciden salir del closet para al menos conquistar algunas curules en la Asamblea Nacional y otros espacios de poderes de elección popular.

Lo anterior significa que la oposición deberá presentar (hasta ahora no lo hace), un plan de gobierno y de país que compita de tu a tu, con la coherente propuesta de nación que Chávez si le presentó (y ejecuta), a todos los venezolanos; pero que además, fue aceptada y es, hasta ahora, inderrotable.



(*) Politólogo e Internacionalista Venezolano

Magíster en Seguridad y Defensa


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2377 veces.



Manuel José Montañez Lanza (*)


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: