Gachupines, San Francisco, Camilo, Monseñor Romero, Salgari, Chávez y Sandokán

A LOS GACHUPINES Y PATITIESOS jerarcas de la iglesia católica venezolana bastaría con nombrarles a los verdaderos cristianos históricos, a quienes con su vida y obra han dado ejemplo de austeridad, bondad, sencillez y humildad, para que estos patriarcas descocados dejaran el pelero y el olor a  azufre y se reconciliaran con su fe y amor a Cristo.  No le niego ni le quito el derecho que tienen estos prelados de la Conferencia Episcopal y su jefe mayor el cardenal Jorge Sabino Urosa de disentir de la Revolución Bolivariana y su proceso.  Si no les gusta el socialismo, ni les importa un rábano andar oliendo a pueblo es cuestión de ellos. Si para predicar el evangelio entre sus feligreses necesitan andar en lujosas limosinas, probar exquisitos manjares – posiblemente no le guste comer carota, ñema y tajá--, vivir en sus cuidados y lindos palacios y convertir los templos en un negocio; es cuestión también de ellos. Andar exigiendo diezmos a la revolución que tanto critican y andar vestidos con sotanas golpistas es también su problema. Ya se han quitado la careta tantas veces que el pueblo sabe donde están parados. En vez de dedicarse a sus cuestiones espirituales se la pasan metiéndose en asuntos políticos y en conspiraciones. Aprovechen las vacaciones y el retiro espiritual de la Semana Santa para que hagan la paz con Dios.Veamos.

 

SAN FRANCISCO. Nació en Asís (Italia), el año 1182. Después de una juventud disipada en diversiones, se convirtió, renunció a los bienes paternos y se entregó de lleno a Dios. Abrazó la pobreza y vivió una vida evangélica, predicando a todos el amor de Dios. Un santo para todos.     Ciertamente no existe ningún santo que sea tan popular como él tanto entre católicos como entre los protestantes y aun entre los no cristianos. San Francisco de Asís cautivó la imaginación de sus contemporáneos presentándoles la pobreza, la castidad y la obediencia con la pureza y fuerza de un testimonio radical.  Todo ello refleja un alma en la que Dios lo era todo sin división, un alma que se nutría de las verdades de la fe católica y que se había entregado enteramente, no sólo a Cristo, sino a Cristo crucificado.


CAMILO TORRES


Nacido en una familia anticlerical y acomodada de Colombia, Camilo Torres Restrepo colgó los hábitos y se incorporó al Ejército de Liberación Nacional. Murió en un enfrentamiento el 15 de febrero de 1966, a los 36 años. Los seguidores de la Teología de la Liberación en Venezuela, Brasil, Colombia, Argentina, Nicaragua y México conmemoran la fecha.
El 8 de enero de 1966, la cúpula de la Iglesia Católica colombiana pegó el grito al cielo. Ese día, los principales periódicos recibieron una comunicación acompañada de una foto de Camilo Torres Restrepo vestido de guerrillero y con un arma en la mano. Para ellos, era la oveja descarriada desde finales del 64, cuando comenzó a criticar abiertamente el sistema político colombiano; con sobrada razones hoy corroboradas por un gobierno asesino y narcoparapolítico.

 

MONSEÑOR ROMERO. En 1980 un 24 de marzo escuadrones de la muerte bajo el mando del mayor Roberto D'Aubuisson, vinculados al Gobierno de la Ultraderecha salvadoreña asesinan al arzobispo de San Salvador Monseñor Oscar Arnulfo Arias Romero. Su muerte causó conmoción mundial porque se trataba de un alto prelado de la Iglesia Católica, que en vez de ser indiferente y complaciente con el orden social injusto  en su país El Salvador, azotado por una guerra civil sostenida, clamaba por el cese a la violencia y la represión militar contra la población indefensa. Nos dejó este texto:¡Cuánto falta para despertar en los hombres de hoy, sobre todo en aquellos que torturan y matan y que prefieren sus capitales al hombre, retener en cuenta que de nada sirve todo, los millones de la tierra nada valen por encima del hombre. El hombre es Cristo, y en el hombre visto con fe y tratado con fe miramos a Cristo el Señor". El triunfo del FMLN y del presidente electo de El Salvador Mauricio Funes, es tambien una victoria de este mártir católico salvadoreño.

ME VIENE A LA MEMORIA ASIA y uno de mis escritores favorito y su libro “El desquite de Sandokán “, me refiero a  Emilio Salgari (Verona, 1863 - Turín, 1911) Escritor italiano, autor de numerosas novelas de aventuras que han gozado siempre de gran éxito, sobre todo entre el público juvenil, por el dinamismo casi cinematográfico de la acción, que evoca sugerentes atmósferas fantásticas y épicas. Bien por el comandante y su exitoso viaje por allá por los predios del Oriente Medio y Asia en donde ha estado solidificando una nueva geopolítica antiimperialista. Chávez se está sacudiendo, o mejor dicho, desquitando la ya anciana, tramposa y enferma pro Obama cumbre del G-20. Criticado y vilipendiado por una oposición sin oficio y envidiosa; transporta y nos trae en la marusa la firma de acuerdos importantes con Irán, Japón y China. Como le vienen malos recuerdos a los venezolanos, no lo llamaremos “el tigre de de la Malasia”, sino Sandokán como el famoso personaje del prolijo escritor Italiano. 70.500 millones de dólares no son una bagatela y si vienen acompañado de transferencia tecnológica; bien puede gastarse todo los dólares que necesite, por lo menos puede disponer de los que me tocan a mí. Una autorización de Patria, Socialismo o muerte… ¡Venceremos!

NOTA APARTE. Debido a un error mío al realizar el traslado de texto a la pagina de Aporrea.org, no entró en mi artículo anterior un saludo y reconocimiento a esa extraordinaria y valiente mujer llamada Yesenia Fuentes de ASOVIC. Saludos y pa’lante camarada.

Antojofel@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1703 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a75892.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO