Confrontar los temas latinos

He venido tratando el tema de lo absurdo y la nada para empezar a florecer ideas y recapitular en los últimos días de mí recorrer diario por las páginas de algunos periódicos y blogs que revisten importancia y lograr capturar el concepto de la experiencia. Estoy llegando a la conclusión que hemos estado llegando a un mundo sin Dios por el lenguaje que estamos utilizando y lo agreste del camino por recorrer y cuyo resultado ha sido una violencia física y verbal muy fuerte donde los silencios se hacen patente cada vez que transcribimos una idea que, para algunos representa el arrojo de descifrar la verdad porque tiene por delante una historia que contar.

En las cumbres por venir, los jefes de Estado deben hacer una síntesis de los temas tratados y recopilar la cosecha de otras plenarias para enrumbar con verdadera voluntad los desafíos de carácter colectivo que determinan la gobernabilidad en el quehacer histórico de los textos que se vienen desarrollando como una gesta porque en el pasado solo indicaba una expresión en relación con los compromisos asumidos en cada cumbre.

El presidente bolivariano, Hugo Chávez Frías, abordó hace ocho años atrás el problema global y con una cuidadosa retórica viene perfilando un programa de concertación que vaya directamente a un mundo más complejo y multipolar donde la crisis derivadas de la globalización no que a Venezuela, mientras, el grupo de los 20 no logra alzar vuelo y son incapaces de enterrar el sistema de Breton Woods(1944), socavado por Nixon en 1971, cuando el dólar dejo de ser convertible, trayendo colapsos económicos a sus aliados. Esta reunión no dio razones de una viabilidad cierta.

Mientras el viaje a Oriente del presidente venezolano ha dado sus resultados y solo se espera por la Reforma del Estado y la revisión de la Constitución de algunas regiones para adelantar las propuestas dadas a conocer por el pueblo a través de consultas sectoriales a nivel nacional. Hay que luchar contra los grupos malvados que desean bajo programas encubiertos controlar la economía mundial y debemos plantearnos nuevas disyuntivas que enfoquen los nuevos paradigmas de muestra historia que de una vez ponga al descubierto, los fantasmas iluminados de nuestra economía mundial que solo ha traído hambre y tristeza a muchos poblados que están dominados por un falso cristianismo eclesiástico.

Hay que acabar de una vez con los demonios que utilizan perfumes muy olorosos para dañar a muchos dirigentes de base y que no tienen un sentir verdaderamente diplomático porque solo buscan destruir los registros de cada comunidad para apropiarse de los suelos y riquezas de la zona.

Hay que transformar a Venezuela, sacarla de toda pobreza y avanzar hacia la consolidación de su realidad histórica, teniendo presente su organización comunal.

(*)filósofo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1193 veces.



Emiro Vera Suárez(*)


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a75842.htmlCd0NV CAC = Y co = US