Una gira sin desperdicio

Siguiendo a través de la pantalla chica la gira que realiza el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, vemos que realmente es un viaje sin desperdicios. Cada paso que da el líder bolivariano,en su peregrinar por el Medio y lejano Oriente, es un acto provechoso para la promoción del país y su visión del mundo en ese cabalgar sobre el potro de la anticrisis. Debemos reconocer que se trata de una jornada de trabajo, bien diferentes a los tours que realizaban los mandatarios de la IV República, que amen de ir a subastar al país y a nuestra soberanía, lo único que cosechaban eran gigantes roedores (Ratones) y unos cuantos kilos demás, producto de las borracheras y las opíparas comidas que se disparaban, durante las francachelas y solo dejaban atrás las críticas negativas que les dispensaba la prensa internacional y los comentarios jocosos o a veces malintencionados de algunos de los integrantes del séquito que cada cual se llevaba para alimentar su vanidad.

El aplomo y la capacidad comunicacional del presidente Chávez, le ha dado una cachetada a todos y cada uno de los babosos que aquí han salido a través de los medios vociferando a cerca de la multimillonaria suma que se estaría gastando en su viaje el líder de la Revolucionó Bolivariana y hasta publicaron gráficas del hotel donde se alojaban todos los asistentes a la cumbre de presidentes y jefes de gobiernos de Latinoamérica y el mundo árabe y hasta aprovecharon la circunstancia de que la cumbre se realizaba en un país árabe, para convertir a ese hotel en el Palacio de Aladino, porque la enfermiza imaginación de esta apátrida oposición representada por la Gran Prensa y los monopolios del espectro radioeléctrico, no tiene límites cuando de descalificar al presidente y hacerle daño a Venezuela se trata. No escatiman esfuerzo, no ahorran lágrimas y sacrificios si con ello tienen la peregrina esperanza de salir de Chávez. Pero lo cierto es que esa capacidad de trabajo, esa claridad ideológica y de estadista del Comandante Chávez, les acelera cada día que pasa su paroxismo y no les queda de otra que salir a poner la torta en el espectro mediático, donde editores, propietarios, periodistas y distinguidos profesionales, se convierten en un sancocho de gato con morrocoy, producto de ese morbo del antichavismo que día a día los consume y los convierte en chatarra social e intelectual. Ciertamente causa pena ajena, cuando uno aprecia, que profesionales de la comunicación social, pateando sus principios morales y el código de ética del periodista venezolano degeneran en chismosos, calumniadores y lo que es peor lame botas de cualquier malandro que mediante artimañas y con dólares ensangrentados pichados desde el norte, se ha hecho de un medio de divulgación, para difamar y apostar por la bancarrota y la desgracia del país, y son esos “Periodistas”, quienes se prestan como micrófonos, para repetir y difundir lo que el amo les ordena. Tal y como el triste papelote que hizo una reportera de TV, de un medio terrorista y golpista, que con la obsesión de atacar al Comandante Chávez y su gobierno, quedó públicamente como lo que es: una disociada paranoica,para quien la vergüenza y la ética profesional se convirtió en un estorbo, cuando yendo contra todo principio periodístico se convirtió en “Noticia”, exponiendo de viva voz, al desprecio público a un par de dignos y honestos trabajadores.

Pero afortunadamente, frente a esa aberración y perversión comunicacional, contamos con el canal del Estado VTV y con Telesur, canal internacional, producto del esfuerzo y visión futurista de la revolución bolivariana y sus aliados en Latinoamérica y el mundo, alternativas para conocer la verdad y para emitir nuestra propia verdad, a través del trabajo de comunicadores dignos y ejemplares.

Es así como a través de Dossier, que de la mano del colega Walter Martínez, nos da la versión verdadera de los acontecimientos diarios en el orbe pudimos apreciar lo que fue una cátedra de periodismo honesto y democrático, a través de la cadena Al Jazeera, de Qatar, donde fue entrevistado el Comandante Hugo Chávez y tuvo la oportunidad de conversar con voceros del mundo árabe y la primera llamada fue de Sami Abu Zohri, de la organización Hamas desde la Franja de Gaza, luego hubo llamadas de Siria Mauritania, Irak, Irán y de diferentes regiones, mientras la periodista respetuosa de su invitado y de su público, manifestó que tenía sus preguntas, pero que por respeto al programa debía ceder la oportunidad al público. Hubo preguntas de todo tipo, hasta las tradicionales con el piquete pro yanki, insinuando su condición de tirano en esta parte del mundo. En ningún momento la bella egipcia moderadora del programa intentó inducir la pregunta de quienes llamaron y mucho menos hacer adiciones a su medida, simplemente se limitó a cumplir su papel de periodista honesta y apegada a la ética y al respeto que debemos al público y al invitado, cuando ejercemos honestamente.

Precisamente en esa entrevista el presidente, ratificó su condición de comunicador, que no pierde oportunidades, tanto para proyectar el trabajo en equipo, la posición de Venezuela ante el mundo, así como los avances de la Revolución Bolivariana, en el continente como parte de la unidad Latinoamericana y del Caribe, a través de los, mecanismos que han venido surgiendo a la luz del nuevo mapa político en Centroamerica, Suramérica y el Caribe. En esa entrevista también quedó demostrado el liderazgo universal de Chávez y Venezuela, razones suficientes para que la oposición esté cada día más loca y desesperada.

En esta gira, el presidente venezolano, dejó inaugurado junto a su homólogo de Irán Mahmud Ahmadineyad el banco binacional iraní-venezolano, amen de darle un nuevo impulso a los acuerdos que ambos países tienen en el desarrollo industrial y minero. De territorio árabe va Japón a establecer nuevas alianzas estratégicas y de allí a Beijing a verse con el presidente Hu Jintao, para continuar fortaleciendo la acelerada alianza que en los últimos años se ha establecido con el gigante de la Gran Muralla, lo cual obviamente tiene por objetivo continuar fortaleciendo el escudo de contención a la crisis que abate al mundo capitalista y que para fortuna nuestra sus coletazos todavía no alcanzan al pueblo venezolano. Por eso decimos que este viaje, este cabalgar sobre el potro de la anticrísis, es una gira sin desperdicio.

cd2620@gmail.com. cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1398 veces.



Cástor Díaz *

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: