Indice de Precios al Consumidor, un promedio ¡alzao!

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) es un indicador estadístico que mide el cambio promedio en los precios de una canasta de bienes y servicios representativos del consumo familiar de los habitantes de una determinada localidad, región o país y se utiliza para el análisis de la inflación.

El Banco Central de Venezuela (BCV) calcula el Índice de Precios al Consumidor mediante encuestas mensuales realizadas en aproximadamente 3.000 establecimientos que comercializan bienes y prestan servicios que forman parte de la canasta que integra el IPC, lo que permite recolectar alrededor de 30.000 precios mensuales. Estos establecimientos comprenden desde mercados a cielo abierto, bodegas, abastos, grandes cadenas de supermercados y tiendas por departamento, hasta restaurantes, hoteles, clínicas, e incluso establecimientos creados por el Gobierno Nacional, tales como Mercal, PDVAL y otros Mercados Solidarios.

En los establecimientos de la muestra, se hace contacto con los voceros calificados que suministran la información sobre los precios, además de otros datos esenciales para la construcción e interpretación del indicador, tales como el valor de las ventas y la disponibilidad de productos. Además de la información cuantitativa, se realizan también encuestas de carácter cualitativo, tanto a los informantes calificados de los establecimientos como a los consumidores, a los fines de enriquecer el análisis del indicador de precios.

De lo anteriormente expuesto podemos observar que este índice no mide ni pondera adecuadamente el impacto de los precios regulados por el Gobierno, en las grandes masas de la población que acceden a los productos de Mercal, PDVAL mercados populares etc. Es por ello que el promedio del IPC calculado por el BCV resulta ser un promedio ¡alzao! es decir, un promedio de precios muchísimo mayor que los disfrutados por la gran mayoría de la población, la mas humilde, la que no va al Sambil, ni a los grandes supermercados ni a las tiendas por departamentos.

A mi juicio, este es un análisis que debe ser tomado en cuenta a la hora de la toma de decisiones en política monetaria y cambiaria, ya que las mismas afectan los precios de otros rubros distintos a los medidos en el IPC, tales como, materiales y suministros, servicios, vivienda, además del movimiento bursátil y cambiario. Si a esto le añadimos que la propaganda oposicionista y contra-revolucionaria tiene a la inflación como una bandera política, resulta importante entonces extremar las medidas en este sentido, respetando por supuesto a una institución de prestigio nacional e internacional como lo es el BCV.

Si comparamos el IPC acumulado de enero y febrero 2009, podemos observar un resultado (3,6%) mucho menor al de los mismos meses del 2008 (5,2%), tal y como de puede verificar de los datos emanados del BCV . Al respecto es importante tomar en cuenta que en los primeros meses de este año el Gobierno Bolivariano ha tomado medidas que han permitido lograr un control mucho mas estricto de la regulación de los precios, midiéndose de esta manera un IPC, en mi opinión, mucho mas realista y menos especulativo en los establecimientos privados no controlados directamente por el Gobierno, algo que debe mantenerse a toda costa, en beneficio de la economía del país y de las grandes mayorías. Si adicionalmente, estos resultados son ponderados adecuadamente de tal forma que se pueda contabilizar el acceso de las grandes mayorías a estos precios, los resultados serán radicalmente inferiores a los que tradicionalmente se muestran.

marcano_omar@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3473 veces.



Omar Marcano

Trabajador jubilado del MPPCTII, Militante del PSUV, Ingeniero Eléctrico (USB, 1976)

 marcanoomarj@gmail.com      @pueblopatriota

Visite el perfil de Omar Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: