Solo hay que recargar de energía la maquinaria roja

Felicitaciones al pueblo venezolano por la victoria obtenida este 15 de febrero.

Una vez más demostramos al mundo que solo en democracia se puede elegir los caminos de unidad, amor y compromiso por nuestro país.



Pero aun falta mucho que hacer, y aquellos que no creen en este proyecto nacional seguirán armando estrategias para contrarrestar los avances de la revolución bolivariana.



Igualmente en medio de la celebración y ese mar de lagrimas de muchos, el poder por fin dormir un poco tranquilo después de tres meses intensos de campaña, también debemos tomar en cuenta las palabras dichas por el presidente comandante Hugo Chávez anoche en el balcón del pueblo soberano.



Es necesario recargar baterías y no desmovilizarse, no esperar otra coyuntura electoral, o que la oposición invente algo hoy y le sigamos el juego.



Ahora bien, debemos hacer un análisis de los porcentajes obtenidos ayer, revisar quien cumplió la tarea, quienes esperaron a ultima hora para moverse, y empezar a armar un cronograma para esa revisión, rectificación y reimpulso de las gestiones gubernamentales y ministeriales.



Pero también en las bases populares, un balance del funcionamiento de los consejos comunales, de la articulación con el PSUV, seguir con la contraloría social, apoyar las iniciativas de las comunidades organizadas, el aceptar que es hora de cambios verdaderos y profundos en las políticas llevadas a los planes sociales de formación ciudadana, mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos, hijos, padres y madres.



Por eso hay que tomar en serio las palabras de nuestro comandante, es necesario revisarnos y aceptar nuestras fallas, dejarnos de triunfalismos, y querer demostrarle al pueblo que eres mejor por tener una cuota de poder o un cargo publico.



La humildad y el principio es la columna vertebral de un revolucionario, es por eso que mientras no entendamos que para ser verdaderos socialistas hay que desprenderse de títulos, muletillas y fanfarrias para anunciar, no podemos llamarnos socialistas bolivarianos, mientras no nos coloquemos en el lugar del que padece una enfermedad, una discapacidad, sea de un barrio, de algún pueblito, un dialecto diferente, no este perfumado y bien vestidos, o simplemente aquel que piensa que hará para darle a sus hijos de comer, aquel que necesita un abrazo, una palabra de aliento, una sonrisa, un te quiero, o simplemente, dios esta siempre contigo en las malas y buenas, no se debe llamar bolivariano, no socialista, menos revolucionario.



Es por eso mis queridos hermanos, camaradas, también a los que no están de acuerdo con este proceso político humanista, apliquen las tres “R” primero internamente.



Sigamos trabajando juntos en la construcción de un país grande, bello, y lleno de grandes oportunidades, pero sigamos alerta, el enemigo seguirá pendiente, apoyemos a el presidente, el nos necesita ahora mas que nunca juntos.



Felicitaciones a esos hombres y mujeres que dieron toda su alma y corazón a esta enmienda constitucional.





Patria, socialismo o muerte. Venceremos.



Militante del PSUV
Caracas, Venezuela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1789 veces.



John Duarte


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a72636.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO