La oposición reconoce que Chávez en invencible

Un hombre sin proyecto no acepta reelegirse

Ninguno de los presidentes de IV república alcanzó suficiente popularidad al final de sus mandatos como para pretender reelegirse. Betancourt terminó su mandato con un país terriblemente enguerrillado, con protestas populares en todas las grandes ciudades, con las cárceles llenas de presos políticos, con una economía agonizante y con una credibilidad muy baja que no le daba margen como plantear ni remotamente (aunque la Constitución no se lo permitía) la necesidad imperiosa de continuar durante un período más en el gobierno. Imaginen ustedes que en este momento estuviese en el poder Manuel Rosales, y con su bello lenguaje y mejor genio propusiese una enmienda como la que está en discusión.

Todo el gran problema de la oposición es que no tiene un candidato de los quilates morales, políticos y humanos del Presidente Chávez. Y hay que tomar en cuenta, sin embargo, cuánto desgasta el poder, en medio de una guerra mediática mundial contra nuestro Comandante, plagadas de infamias, mentiras y tergiversaciones de todo tipo. Una guerra apoyada por el mayor imperio que ha parido la historia de la humanidad. En América Latina de todos los gobernantes pitiyanquis el único que ha asomado la posibilidad de una reelección es Álvaro Uribe, en un país en permanente estado de sitio, en estado de guerra, con paramilitares apoyados por el gobierno, con el tremendo apoyo financiero de EE UU, con excelente buena prensa mundial, con terrorismo de Estado a todo vapor contra grupos de derechos humanos, contra organizaciones indígenas, contra toda clase de verdadera expresión popular. Los restantes mandatarios van en estrepitosa picada en cuanto a aceptación del pueblo. Lo más risible del mundo seria por ejemplo que Alan García pretendiera reelegirse con una popularidad rayana al 16%. O que lo intentase la Bachelet. Si estos señores tuvieran además un verdadero programa de gobierno, tuvieran destinos como líderes de sus propios países, sin duda alguna que intentarían prolongar sus mandatos en beneficio de sus proyectos. Pero no, llegaron a sus cargos plagados de compromisos con oscuros acuerdos nacionales y extranjeros y finalizado ese contrato deben entregar sin pena ni gloria la banda presidencial.

Hasta el 2002, Chávez fue un enigma como lo fue Bolívar hasta 1814, sin rumbo, sin verdadero sentido social y revolucionario en sus propuestas. A partir de estas fechas, cada cual entendió y aceptó su destino. Chávez una vez repuesto por el pueblo en su cargo entendió, al igual que Fidel, que no podía sencillamente conformarse con un período presidencial y conformarse con ser un espectador más de terrible drama de nuestra dependencia, de un país convertido en colonia de Estados Unidos. Su proyecto no podía aceptar esa “democracia” impuesta por el imperialismo que es una camisa de fuerza para la acción soberana e independiente. Esa “democracia” que te obliga a negociar con las transnacionales, que no permite expandir un desarrollo propio ni expandir el intercambio comercial con el país que lo desee. Una “democracia” conformada por ciertos partidos forajidos y apátridas que constituyen la mayor traba para lograr la total independencia de ese poder transnacional.

Así como al pueblo es el protagonista fundamental de todo proceso revolucionario, igualmente hoy Chávez es y representa la esencia de las aspiraciones de nuestro pueblo: sin Chávez nada, con Chávez todo. Por eso la máxima nacida de lo más genuino del sentimiento bolivariano proclama que con Chávez manda el pueblo. ¿Es que acaso podría en una elección popular estar ausente el pueblo? Nuestro Comandante y el pueblo, unidos hasta más allá de la muerte. Ambos reelegibles, ambos eternos.


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2458 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a71203.htmlCd0NV CAC = Y co = US