Hallacas, bollos y maíz no transgénico, a plátano maluco y los cocos pelaos de Mezerhane

La cuña de navidad de Televen casi nos lleva a estar agradecidos por las pasas, las aceitunas y las alcaparras traídas por los fieros españoles a esta tierra de gracia. Un poco más y le debemos también la idiosincrasia, el sincretismo y el modo de ser nuestro. Muy agradecidos deben estar los habitantes primarios cuando uno de ellos o de ellas se le ocurrió esconder las sobras y desperdicios destinados a los puercos, hizo un “bojote” cubriéndolos con el mágico maíz dando como resultado el mas exquisito manjar del mundo conocido como hallaca o hayaca que pueblo alguno pueda disfrutar, o coloque en su mesa para festejar las universales navidades. Al parecer según la mentada cuña ese “paquete” divino y sabroso se lo debemos a los inefables y buenos españoles de la colonia que se daban una vidorria vida a costilla de explotar la mano esclava y por supuesto a nuestros primarios, originales y originarios habitantes de esta hermosa tierra. Es cierto que las pasas , las aceitunas y las alcaparras le dan un sabor muy peculiar a nuestro manjar navideño y por ello debemos estar agradecidos, también es cierto que con ellas vinieron la espada, la cruz, las enfermedades mentales, la sífilis, la gorronea, la mariconería, el garrote vil, el descuartizamiento, el empalamiento, los juguetitos de la inquisición. -- Ojala el español madrileño, el que le coloca botitas a sus gatos, no me mande otra vez a follar por mi correo electrónico – (de veras tío, tu lo que necesitas es follar un poco mas...... k fuerte....) Y no es que nuestros nativos fuesen unos angelitos pero los bárbaros hispanos nos trajeron los siete pecados capitales, la peste bubónica, el cólera y otras cositas más que serian muy largas de enumerar. No señores de TELEVEN, su cuña tiene un enfoque equivocado. Fue el ingenio y la creatividad de nuestros primeros habitantes que crearon semejante producto agradable al paladar. Si los descubridores y conquistadores hubiesen sido alemanes, holandeses, ingleses o portugueses probablemente hubiese pasado lo mismo con sus sobras y desperdicios. La gracia se la dio el maíz que las trasnacionales nos lo quieren dañar con las semillas transgénicas. Por cierto y delo por hecho, las mejores hallacas no son las de mi mamá. Pregúntele a Iyami Alejandra Fernández Viloria y le dirá con la boca hecha agua…¡Son las de mi papá!..Una Guará. Feliz navidad a todos los aporreadores.

A MUCHACHO MALUCO con el campesino que labra la tierra, siembra el plátano, lo cosecha y por un miserable costo o salario se ve obligado a vendérselo a la “Chiquita Brand” a la Favorita Fruit Company o la United Brands herederas de la nefasta y funesta United Fruit Company (UFCO) propiciadora de asesinatos, muertes, golpes de estado, que tantas desestabilizaciones de gobiernos progresistas y revolucionarios trajo a América Latina, sobre todo en las Repúblicas Bananeras de Centro América (La United Brands fue vendida a la Corporación Del Monte, una de las empresas que desarrolla los granos transgénicos). O se lo entrega a cualquier otra empresa transnacional de alimentos que produzca las sabrosas hojuelas de la primorosa fruta tropical. El empolvado e inmaculado modelo blanco aparece en la cuña disfrutando de un paquete de “platanitos”, a su lado el campesino le pide una ruedita por favor, este se la niega con mirada de desprecio como un escuálido miraría a un “pata en el suelo” del pueblo. El campesino sólo alcanza a murmurar...¡Maluco!...Maluco no, racista, segregacionista, fascista y reaccionario.

LA VERDAD que para abrir una cuenta en el banco Federal cuyo propietario es el empresario Nelson Mezherane, dueño también de esa cloaca conocida como Globoterror; hay que rapase la cabeza o tener un coquito pelado. Se debe estar pasado de peso o tener apariencia de neonazi. Últimamente aparece una dama con el coco muy liso, llamando a invertir en el citado banco. Parece una marcianita bonita o una chupa cabrita graciosa. Afortunadamente la mujer venezolana no va a sacrificar su hermoso cabello para abrir una cuenta en esa empresa cuyo amo es un golpista acusado de ser el supuesto autor intelectual del fiscal Danilo Anderson. Pelones, peloncitas, afeitados al rape son la imagen de los más reaccionarios y recalcitrantes opositores a la revolución bolivarianos. Coco pelado quien te pelo que al banco de un golpista una propaganda te llevó. Ni tan calvo ni con dos pelucas. A los venezolanos no sobran los pelos en la cabeza. No tenemos ni un pelo de tonto


Antojofer@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3304 veces.



Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a69271.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO