La mediatización religiosa: arma efectiva

  Nada es casual. Todo es preparado y programado con un fin especifico y con beneficiarios determinados. Desde que el hombre empezó a sentir el gusano del egoísmo, empezó a la vez a buscar los medios y métodos para arrebatarles a los demás sus pertenecías legitimas. En ese quehacer, se han librado las miles y miles de batallas para cambiar el curso de las cosas, pero hasta ahora ha sido infructuosa. No dejan de destacar en la historia, personajes que aunque tuvieron una conducta de desprendimiento; tuvieron la desdicha, que quienes se han encargado de escribir sus historias, las distorsionan y hasta los han convertido en mercancías junto con sus pensamientos. Por ejemplo: BOLIVAR, EL CHE Y JESÚS EL CRISTO. De este ultimo. Sus predicas y leyendas, son explotadas por un clan mafioso llamado iglesia católica. La distorsión y creación de una leyenda para mercantilizar la fe, comienza con la centralización del poder de la franquicia en la ciudad de Roma y bautizada “iglesia apostólica y Romana”. Mediante los concilios ecuménicos, y la santificación de personas con un supuesto aire de santidad, crearon una estructura que se fue imponiendo en el mundo mediante la propaganda y el chantaje del miedo al infierno y otras terroríficas consecuencias a quienes no se les sometan.

El negocio es tan bueno desde el punto de vista comercial y de poder político, que por su experiencia, nacieron otras franquicias religiosas o religiones, o credos. Pero todos con un fin común: obtener grandes acumulaciones de dineros y riquezas, además de obtener influencias en otras esferas de poder mundial. Siempre con la mediatización como un mecanismo de imposición

Mediante el terrorismo del infierno, se somete a los pueblos a los chantajes y despojos mas increíbles, incluso hombres letrados y pensadores, caen bajo el influjo de estas mafias explotadoras llamadas religiones. Así, personas con grandes capacidades intelectuales, desde lo mas profundo de la historia, hasta lideres de esta época, están sometidos al influjo de esa farsa, llamada “religión”. Los jefes de las religiones, han acompañado a los actores políticos que les manifiestan obediencia o complicidad, en sus acciones de imposición de valores hasta por la fuerza a otros pueblos. En el continente llamado América, la religión católica, defendió y propulsó masacres de pueblos aborígenes enteros, para obligar a los otros a aceptar sus dogmas a punta de sangre y sacrificio. En la vieja y corrupta Europa, las cruzadas se implementaron para imponer a sangre y fuego su cultura y religión a los pueblos Árabes. En nombre de un Dios respetuoso y benevolente, se despojó y se despoja a los pueblos creyentes o no de sus bienes y riquezas. Por un lado profesan en contra de la abundancia, mientras éllos (las cúpulas religiosas) se apoderan de todo, por todos los métodos posibles, hasta por la corrupción y el trafico de Drogas.

A mi me da pena a veces, cuando veo a el camarada Hugo Chávez, hablando del amor de un Dios, mismo Dios, que es utilizado por sus acérrimos enemigos, y enemigos del pueblo, para arrinconarlo y hasta para provocarle la muerte si fuese posible, para volver al status de cosas, en las cuales las direcciones religiosas católicas, se encompinchaban con los políticos podridos y corruptos, para repartirse los bienes de la nación, despojando al pueblo de todos sus derechos. Es indudable que las religiones son canceres malignos. Aun hoy, todas las guerras propulsadas por el capitalismo, es en sociedad con las religiones. La rivalidad con los musulmanes, es con la finalidad de imponer sus preceptos y a partir de allí, obtener ventajas económicas. Recuerden el caso del Banco Ambrosiano y sus implicaciones, hasta llegar al asesinato de uno de sus lideres( el papa Juan Pablo Primero). Busquen documentación sobre ese hecho. Siempre ha sido así en el interior de ese clan mafioso llamado Iglesia Católica.

Tal vez existan hombres buenos dentro de esa estructura. Pero igual sirven al mal, desde todo punto de vista. Que exista un Dios o no, no lo voy a discutir ahora, pero en caso de ser cierta su existencia ¿puede un ser que se presenta como bondadoso, humanista, respetuoso del derecho ajeno, propulsor de la solidaridad y que induce a compartir, dador de amor y bondad, que es contrastante con el mal diabólico; ser parte fundamental de unas religiones que actúan todo lo contrario? ¿ tiene la maldad de las religiones tanto poder, que tienen a un Dios bueno como rehén, para engañar a los pueblos que ese Dios dice amar?

¿Será que ese Dios ya no les sirve a los intereses capitalistas y avaros de esos clanes mafiosos y por eso se inventaron a un competidor mercantilista ( San Nicolás, Papa Noel etc.), dedicado a promover el consumismo en la época en la cual se debería celebrar la supuesta natividad del Dios Bueno? ¿Por qué en esa mafia, es que se agrupa el mayor numero de pederastas y sádicos de la historia, organizadamente?.

De ser cierto hay un Dios, arquitecto y creador del orden universal, que programó casi todo, seguramente no contó dentro de su programación con la avaricia y maldad de ese sentimiento inhumano llamado religión capitalista y explotadora. A esa plaga debemos enfrentar los hombres y mujeres de bien. Un Dios es posible. religiones no. Son tiempos de reflexión y preguntas.


javiermonagasmaita@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2005 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a69224.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO