La Constitución y la enmienda al Artículo 230 (II)

También se dice que la propuesta de enmienda viola el Artículo 6 de la Constitución:

“El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y de las entidades políticas que componen es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables.”

Los abanderados de este argumento enfatizan las palabras “es y será siempre” conjuntamente con la palabra “alternativo”. El problema esta vez es que toman la palabra “alternativo” literalmente y no dentro del contexto en que se usa.

Una pregunta para los expertos en leyes:

Supongamos que Chávez decide retirarse a su llano y de todas maneras gana el candidato del gobierno. ¿Continuaría el gobierno de Venezuela siendo “alternativo”? Yo digo que sí.

Lo que no entienden algunos “abogaos ” es que el carácter alternativo del gobierno es prerrogativa del pueblo que lo elige. Así está establecido en el Artículo 5 de la Constitución:

“La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público.

Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.”

El artículo fácilmente se puede resumir a una corta y precisa oración:

La soberanía reside en el pueblo quien la ejerce mediante el sufragio.

Algunos llevan la discusión al nivel del significado preciso de la palabra “enmienda”. Gerardo Blyde lo expone de esta manera:

“Una enmienda consiste en una modificación de una norma constitucional para realizar correcciones de forma, cuando la norma a corregir contenga gazapos”.

Por supuesto, el Señor Blyde es de los que considera que la enmienda no es, “de forma para corregir un error”. Resulta que, ya que lo pone de esa manera, la enmienda es de forma para corregir un error.

Tal como está escrito, el Artículo 230 limita la soberanía que supuestamente intransferiblemente debería residir en el pueblo. El hecho que el presidente pueda ser reeligido solo una vez excluye del menú de selección a un ciudadano que en ciertos casos podría ser nuestra mejor opción.

Un refrán popular dice que “mejor es malo conocido que bueno por conocer”. Sin embargo, mejor que un bueno por conocer es un bueno conocido.


Feico57@att.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2770 veces.



Elio Cequea


Visite el perfil de Elio Cequea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a69161.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO