Lo sabía, ¡Chávez sería el culpable!

No salía de mí asombró cuando escuchaba y veía al golpista y satítirico de Enrique Mendoza echándole la culpa a Cháves sobre las firmas chimbas. Realmente no me esperaba esto, creía de todo sobre lo que esa Imposición golpista podría hacer, pero jamás esperar en que tuviese la santa cacha de decirle al país que las denuncias a las que el presidente y los diputados han hecho al mundo terminasen ser obra de ellos mismos.

Cuando veía por Globovisión a ese politiquero de oficio explicando sobre las firmas golpistas, se le notaba por sus gestos y gargareo la mentira absurda; le costo un poco y tragando saliva; decirle a la periodista; cómplice de los mismos hechos, que era pura estrategia del presidente mandar a firmar los muertos, obligar a los chamos de 14 años a firmar una y otra vez, enviar a sus hordas y círculos violentos a hacer como buen alumno castigado planas completas. Que vergüenza, que tristeza, de cómo estos anticiudadanos se presten a la mentira y la desfachatez.

Yo que estuve en los dos firmazos; en el primero colaborando días enteros para que las cosas se realizasen con absoluta normalidad, y en el otro vigilante que no se materializará fraude alguno. Fui testigo de la ausencia de la oposición en las mesas, especialmente sábado de tarde, domingo y Lunes, preguntándome entonces: ¿En qué momento salió tanta gente a firmar?.

Sería una maniobra de gran engaño que Chávez nos haya metido planillas de ese tipo; imaginar a los del oficialismo en la DIEX hasta altas horas de la noche sacando cuanta cédula para falsificar las actas. ¡Por favor! Quien se va a creer ese cuento, cuando si se vio que de la Casa de AD en el paraíso salían los lotes de cédulas en horas de la noche. De ser de conocimiento público el retardo injusto y desproporcionado en la entre de las actas al CNE por la oposición.

Es que Enrique Mendoza aún cree el cuento de que los que adversan a Cháves siguen siendo unos borregos al que pueden mentirles cuántas veces quiera. No señor, lo demostraron en la marcha pasada en no brindarle el apoyo que esperaban. Esto demuestra que las políticas informativas del estado están dando resultado, y el pueblo cada vez más está abriendo los ojos. Solo quedan los obsesionados por pedir más que los engañen; ellos se alimentan de ilusiones baratas.

Realmente señor gobernador; usted debería de renunciar, no le hace honor al cargo que desempeña, la falta de respeto y consideración a la gente que pretende seguirle y oírle es bajo.

Dios quiera que avancen las pruebas que se le imputan sobre el tráfico de armas, que salga a la luz su involucramiento en los asesinatos del 11 de abril, que sea la misma oposición quienes les hagan protesta y le declaren persona no grata en el estado Miranda. Lo que se avecina es un cambio de rol donde la oposición saldrá en masas a las calles pero no contra Chávez sino contra todos ustedes; ese será la noticia diaria, esperanlo que va a llegar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3471 veces.



Julio Cesar Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a6904.htmlCd0NV CAC = Y co = US