Bolívar y la reelección de Chávez

Muchos en la oposición cacarean su repudio a los cambios propuestos al artículo 230 de la Constitución Nacional. Los eruditos de la oposición opinan que, considerando que la revolución es “bolivariana”, la propuesta contradice las palabras mismas de El Libertador.  

Los letrados en el arte de jugar al anti-chavismo señalan lo que Bolívar dijo en Angostura el 15 de febrero de 1819:  

“… nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder.” 

En diez años de experiencia que tiene esta gente como oposición, todavía no se han dado cuenta que ahora la mayoría de los venezolanos leen mas allá de los titulares de prensa. 

La frase, “nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder”, fue tomada fuera de contexto. Al igual que todas las cosas que se toman fuera de contexto, esta desvirtúa 100% lo que El Libertador quiso decir. 

La frase fue tomada del siguiente párrafo: 

“La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente.” 

Antes de la susodicha frase hay dos oraciones: 

1. “La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos.” 

2. “Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares.” 

La primera oración no es concluyente. En el medio de ella está la palabra “frecuentemente”. O sea, la permanencia de la autoridad en un mismo individuo no siempre ha sido el final de gobiernos democráticos. Por otro lado, la segunda oración sí es definitiva, concreta y precisa en su significado: “Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares.”  

Bolívar consideraba peligroso que un ciudadano permaneciera en el poder largo tiempo sin que se efectuaran elecciones periódicas. Por eso, el 15 de febrero de 1819, Bolívar recomendó a la asamblea reunida en Angostura que las elecciones fuesen “repetidas”. Es decir, “frecuentes”.  

El Libertador nunca dijo que estaba en contra de la continua y repetida elección de un ciudadano. 

feico57@att.net 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3061 veces.



Elio Cequea


Visite el perfil de Elio Cequea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a68324.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO