Vida y circunstancias que hizo surgir a un nuevo líder (VIII)

Estando próximo a cumplirse 10 años desde que Hugo Rafael Chávez Frías fue electo por primera vez Presidente de la República de Venezuela, se ha creído oportuno dar a conocer, o más bien recordar, las múltiples actividades que este candidato a las elecciones presidenciales de 1.998 desarrolló con gran ánimo y decisión, y tenía que ser de esa manera dinámica y contundente pues él sabía que si no obtenía el favor del electorado venezolano con una cantidad bastante alta de votos y donde la diferencia con el que llegara en segundo lugar fuera amplia, sería casi imposible le reconocieran la victoria electoral. Cuando el CSE hace el escrutinio final de la votación y da los resultados Chávez sumaba 3.673.685 votos contra 2.613.161 obtenido por su más cercano adversario, fue más de un millón de votos de diferencia y con esos resultados no había nada que hacer, tenían que reconocer el triunfo del candidato opositor al sistema político imperante en esa época basado éste en el Pacto de Punto Fijo.

Chávez recibe un país en franca decadencia económica, social y política, tal deterioro venía acentuándose desde que el gobierno copeyano del quinquenio 1.979 a 1.983 devalúa la moneda como única forma de frenar la candidatura del máximo líder del partido político de gobierno COPEI, con cuyo personaje el grupo gobernante había roto trato y comunicación por no estar de acuerdo con su actuar, tanto, que en las elecciones interna del partido osan buscarle un oponente; el cual al final resulta derrotado. Como consecuencia del desenlace de la elección interna el gobierno decide sacrificar a todo el pueblo venezolano, y entonces le abre las puertas al monstruo de la devaluación monetaria nacional antes que dejarle la más mínima oportunidad de triunfo al candidato presidencial escogido por su propio partido. La devaluación de la moneda se produce en plena campaña electoral y ello significa la puntilla en las esperanzas del aspirante presidencial copeyano, ya que la estocada profunda que llevaba en el morrillo, debido al pésimo gobierno ejercido por su compañero de partido era más que suficiente.

De tal manera que cuando Chávez asume la Presidencia de la República en 1.999, la crisis económica está en plena efervescencia. Había pasado el quinquenio de gobierno de Luis Herrera Campins, copeyano, con un acumulado en el índice inflacionario, IPC, de 65,4%, el de Jaime Lusinchi, adeco, con un acumulado de 113,4%, el de Carlos Andrés Pérez, adeco, y los 2 presidentes provisorios, Octavio Lepage y Ramón J. Velásquez, adecos ambos, con 226,3% y había rematado el gobierno de Rafael Caldera en cuya administración el índice de inflación acumulado asciende a una cifra jamás imaginada por los venezolanos; 298,2%. La predicción de muchos excelentes economistas sobre el índice de inflación fue el de que éste se hubiera elevado a un acumulado de por lo menos el 500% en los próximos 5 años; si el gobierno seguía manejado por un presidente afecto al Pacto de Punto Fijo. Bien, ahora vamos a lo real y comparemos la gestión de los dos últimos quinquenios anteriores a Chávez y sumemos el acumulado del índice de la inflación de esos períodos, comprobemos que esa inflación sumó el 524,5%, en cambio, en el tiempo que tiene Chávez en el poder, de 1.999 al 2.007, la inflación acumulada es de 177,1% y calculando que finalice el 2.008 con la misma inflación del año 2.002, la más alta se su gestión gubernamental, 31,2%, el total de esos 10 años de Chávez solo llegaría a 208,3% de inflación acumulada. El resultado está claro, de un 524,5%, Chávez lo baja a 208,3%, tal cosa significa que en un mismo periodo de tiempo la inflación disminuye sensiblemente, esto es un 316,2% menor de inflación acumulada en los 10 años de gobierno de Chávez.

Siempre se ha dicho que la tasa de inflación interanual en un país revela el manejo de su economía, buen manejo si tal índice de inflación es bajo, y mal manejo de las finanzas de un país si este índice resulta alto. Ahora imagínese como sería de bajo el índice de inflación en Venezuela si Chávez en vez de estar pendiente y combatir las mil vicitudes que le ponen por delante una oposición que no tiene pueblo y que solo piensa deponerlo por intermedio de un golpe de Estado, con el apoyo irrestricto de los Estados Unidos lo hubieran dejado gobernar cómodamente; sin duda que hoy ya el índice de inflación interanual estuviera en un dígito; tal como él ha prometido colocarlo.


joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1805 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a65161.htmlCd0NV CAC = Y co = US