¿Asesinato de maletín en Miami?

El juicio del maletín de Antonini está agotado. El Departamento de Estado no puede esperar mucho más de esta provocación montada por el FBI, en la cual no terminan de aparecer evidencias o testimonios directos que permitan “aislar a Chávez” y perjudicar a Kirchner, objetivo principal de la maniobra. Cada día nuevos chismes maletinescos animan al partido mediático opositor venezolano, aunque sólo son más de lo mismo.

Agotadas las cartas trucadas, es de esperar algún acontecimiento traumático que derribe la mesa y aumente las apuestas. Algo que justifique nuevas y mayores acusaciones contra Chávez como, por ejemplo, un atentado contra Antonini, contra la funcionaria argentina traída por la defensa o cualquier otro participante en el juicio.

¿QUE TIENE MIAMI?

El Estado de Florida es la base de las organizaciones terroristas de la mafia anticubana, promovidas y protegidos por el viejo Bush desde sus tiempos de Director de la CIA. Estas organizaciones han estado implicadas en la mayoría de los golpes sucios de la Casa Blanca en los últimos 50 años, desde la muerte de Kennedy hasta el Irán-Contras pasando por Watergate. La ciudad de Miami es un santuario para esbirros terroristas como Orlando Bosch y Posada Carriles, confesos de asesinato con explosivos incluso en territorio norteamericano. Esta mafia anticubana y la derecha estadounidense comparten un anticomunismo rabioso y se deben mutuamente toda clase de favores. Repotenciar el juicio del maletín mediante un asesinato coincide con el “estilo” (o la calaña) de esta clase de gente.

TEORIAS DE CONSPIRACION

Los Estados Unidos son la patria de las “teorías de conspiración” justamente porque superpoderosos grupos de poder infiltran y dominan al Estado desde la misma fundación de esa nación. Nicaragua, Haití, Panamá, Guatemala, Chile, Irak y Afganistán son algunos ejemplos en los que los intereses del Estado y de las transnacionales se confunden.

Nada de extraño tendría que el “juicio del maletín” tomara un rumbo imprevisto y espectacular, justamente en estos tiempos en que ya nadie le hace caso a Bush, salvo la “oposición de maletín” venezolana. Con un golpe maestro, el presidente saliente de los Estados Unidos podría dejarle a su sucesor el “regalo envenenado” de una crisis con Venezuela. Hay que estar atentos y preparados.

rotheeduardo@hotmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1697 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor