La ultraderecha toma por asalto la Biblioteca Nacional

Nuestra revolución vive en permanente plan de cogerle las roturas que los golpistas le ocasionan a la nave del Estado. Coge una por aquí, pero por allá se le abre una tronera, y lo insólito es que sea el propio gobierno quien coloque expertos en escorarle la nave.

Por otro lado, los fontaneros de la revolución, los pobres diablos, pagan los platos rotos y andan por abajo recibiendo lluvia de ácido sulfúrico, tensiones, pena y dolor, por culpa de estas faltas, de estos increíbles errores.

Volvemos a insistir en el caso del actual director de la Biblioteca Nacional, Fernando Báez. Puedo decir con toda propiedad y conocimiento de causa, y con pruebas que mostraré en este artículo, que no existe alguien más fascista y enemigo del proceso bolivariano que este señor. Es uno de los misterios supremos de los últimos tiempos, la manera como este señor llegó a ocupar tan clave cargo en este proceso. No es ninguna tontería ni mucho menos casualidad por demás, el que él en este momento tenga entre sus manos, maneje, controle los tesoros históricos allí almacenados; la grandiosa memoria que reposa aherrojada entre sacos, cajas, vitrinas y armarios para la que hasta ahora no ha habido voluntad para salvarla, codificarla y darla a la luz de nuestro pueblo. Me voy asombrando que muchos eminentes pensadores y creadores de nuestra revolución, me comenten lo acertado de mi artículo, y que no puedan comprender cómo fue que ocurrió el crimen de elevar a ese señor a esa posición, y esté pasando el tiempo y nada se haga. Ciertamente, en un artículo publicado por Aporrea, mostré la enorme saña desplegada por Báez contra nuestro Libertador Simón Bolívar (producto de su enorme ignorancia y también del fenotipo de su alma pitiyanqui disfrazada) cuando ordenó, cual dictador y déspota hitleriano, eliminar de la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional el número del “Tal Cual” en el que él hizo unas fementidas y muy fétidas declaraciones. ¿Cómo es posible que este señor cometa tan insólito crimen contra nuestro acervo cultural y siga con su befa intacta, fresca y turbia, incluso llegando a sabotear actos vitales para desvelar que existe una conspiración mundial contra cualquier gobierno que se salga de los cartabones que imponga Washington?

Más adelante voy a mostrar las pruebas de lo que digo.

¡Qué tal, que este señor, quien escribió un trabajo sobre “LOS LIBROS DESTRUIDOS EN BAGDAD”, ahora al encargarse de la Biblioteca Nacional llega y destruye un periódico para que no se sepa de las espantosas barbaridades que dijo contra Bolívar, cuando andaba embanderado con la ultra-derecha, porque creía que Chávez perdería el referendo!

Corría el 2004, los escuálidos enfermos y delirantes de odio juraban que Chávez perdería el referendo, el señor Fernando Báez entre los primeros. Cada escuálido con pedigrí corría a los medios más radicales para retratarse a tiempo y demostrar que estaban de frente contra el Presidente (para que a la hora de las grandes reparticiones le reconocieran los servicios prestados a EE UU). El señor Báez, por tal motivo, se dirigió a la bazofia más asquerosa de aquella hora, de todas las horas: a “Tal Cual”, y le recibieron por todo lo alto; lo atendió la supra-escualidona empollada en “El Nacional”, Elizabeth Fuentes. Volvemos a mostrar parte de unas declaraciones que dio a Elizabeth, y que aparecieron en el referido diario de Petkoff, el 17 de agosto de 2004. La entrevista se había hecho antes del 15 de agosto, cuando los fascistas de la oposición estaban convencidos de que le revocarían el mandato a Chávez.

Dijo en aquella ocasión el señor Báez que EN VENEZUELA SE PREMIABA EL FRACASO, y añadió:



NUESTRA HISTORIA ES UNA HISTORIA DE PROYECTOS FRACASADOS. COMENZAMOS POR ESCOGER COMO PARADIGMA DE PADRE DE ESTA PATRIA A UN MILITAR, QUE FUE EL PRIMER ERROR DE ESTE PAÍS Y VER EN ESE MILITAR TODAS LAS VIRTUDES HUMANAS, PORQUE A BOLÍVAR LO IMAGINAMOS ADEMÁS COMO EDUCADOR, HUMANISTA, SABIO, ECOLOGISTA, ASTRÓNOMO, PERIODISTA, ESCRITOR, CIENTÍFICO, NATURISTA, EN FIN. YO VIVO ASUSTADO CON ESE PARADIGMA QUE ESCOGIÓ VENEZUELA, Y QUE AHORA LE DA A LOS MILITARES LA POSIBILIDAD DE SEGUIR SIENDO LOS SALVADORES DE LA PATRIA. ALLÍ CREO QUE SUBYACE EL PROBLEMA DEL PAÍS. Y LO PEOR ES QUE ESE MILITAR FRACASÓ EN SU EMPRESA. PIENSO QUE DE ALGÚN MODO ESE SUEÑO FRACASADO DE BOLÍVAR QUE CADA GENERACIÓN SIENTE QUE TIENE QUE VOLVER A CUMPLIR, SE HA CONVERTIDO EN UN MITO.

ESO ES LO MÁS PELIGROSO DEL LLAMADO SUEÑO BOLIVARIANO, QUE ES UN MODELO DE SALVACIÓN NACIONAL QUE NOS LLEVA AL FRACASO. ANTES DE MORIR, BOLÍVAR DIJO: “HE ARADO EN EL MAR”, O SEA VIENE LA CATÁSTROFE MÁS HORRIBLE. EN FIN, ADORAMOS A UN PADRE TIPO SATURNO, QUE SE COMÍA A SUS PROPIOS HIJOS. BOLÍVAR SE HA IDO COMIENDO UNA GENERACIÓN TRAS OTRA.

Qué barbaridad, si proclama que nuestra revolución está forjada sobre proyectos fracasados porque Bolívar dijera “HE ARADO EN EL MAR”, ¿entonces que dirá sobre esa frase sublime y mística de Jesús en la cruz, sobre la cual está construida toda la genial filosofía del pensamiento cristiano: “¿Señor, por qué me has abandonado?” Sandeces.

Que me diga alguien si este hombre está en condiciones para dirigir la Biblioteca Nacional, con soberana ignorancia e incapacidad para entender el sentido glorioso, trágico y noble del más grande hombre que ha dado el planeta. Entonces cada vez que Chávez mencione esa expresión “He arado en el mar”, que lo hace casi todos los días, este grandísimo farsante debe sufrir una espantosa crisis de identidad, porque él no está para nada en sintonía con ese “grandísimo fracasado” que se llamó a sí mismo EL HOMBRE DE LAS DIFICULTADES. Nada me extraña que este señor Báez, así como mandó a recoger de la Biblioteca Nacional el “Tal Cual” del 17 de agosto de 2004, esté ahora (con lo que aprendió de los gringos en Bagdad, porque estoy seguro que trabaja para la CIA, ya lo dije hace tiempo) destruyendo centenares de documentos, allí almacenados, sin clasificar, inéditos, sobre la gran obra del Libertador. Yo siento pánico ante esta situación, sobre todo por lo que mostraré más adelante.

Fernando Báez siempre estuvo unido a los grupos más ultra-fascistas de Mérida: con la ULA, donde comenzó estudiando Letras y abandonó luego esa carrera; con la cúpula de la Iglesia de don Baltazar Porras; con la gente de William Dávila Barrios, de Alberto Garrido y Alberto Arvelo. Él fue director de “El Correo de Los Andes”, un diario de derecha (que luego pasó a manos de Fogade), en el que también fue director Alberto Garrido. Cuando este personaje de Fernando Báez se encargó de la dirección del diario “El Correo de Los Andes”, en Mérida, los artículos de Sant Roz dejaron de aparecer. Había recibido órdenes expresas para que me censuraran, y a él nada le costaba cumplirlas. Fernando pensaba hacer una carrera de poeta como aquí se estilaba durante la IV República, apoyándose, digo, en el bastón de los entes oficiales. Lo milagroso es que con los restos de ese pasado que sigue dominando en nuestra cultura ha conseguido imponerse más que muchos verdaderos revolucionarios. Las eternas paradojas.

Luego de su paso por “El Correo”, junto con el adeco y profesor Eleazar Ontiveros, el señor Báez se convirtió en asesor cultural de doña Ivonne Carnevali (presidenta de la Fundación del Niño), esposa del entonces gobernador William Dávila Barrios; se hizo proverbial en Mérida la manera como Báez adulaba al Secretario General de Gobierno de William Dávila Barrios, el abogado Caracciolo León a quien (siendo estudiante y haciéndose pasar por izquierdista) se le descubrió que cobraba como agente de la Disip.


He recibido muchas quejas, desde la Biblioteca Nacional, como esta:

Camarada, leído su artículo del 2005 sobre Fernando Báez, el cual comparto en todo lo expresado, no puedo más estar sorprendido en mi inocencia, al ser trabajador de la Biblioteca Nacional y haber pensado que este personaje haría un buen papel en tan importante institución, que alberga no solo el conocimiento y el saber universal, sino que arriba a 175 años de existencia con un personal, sobre todo en la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, que día a día, en los cerros, barrios, campos y demás territorios de nuestra patria, está haciendo pueblo. La desilusión ahora campea en todos los niveles. La arrogancia y complejo de superioridad, descrito por usted, se hace notar en todo momento por este personaje que además de hacerse sentir magno bajo el imperio del terror hacia sus subalternos, practica la intolerancia religiosa. Ha solicitado la renuncia a un trabajador de nivel medio, su renuncia por el simple hecho de ser Testigo de Jehová, sin que yo sea religioso, debo expresar repudio a este hecho así como a las recurrentes manifestaciones de atropello que se están dando en la Biblioteca Nacional.
Quisiera contar con usted en la denuncia de estos personajes que se mimetizan y dañan las esperanzas de construir un mundo mejor. Por ahora un grupo de trabajadores estamos recopilando información sobre la gerencia inoperante, nefasta y autoritaria de este señor para proceder a una campaña de denuncias y solicitar sea destituido.

Además le solicito mayor información que pueda contribuir a esta misión que hemos decidido emprender en contra de todo aquel que atente contra nuestra disposición de ser libres.

Vale la pena mencionar que el periódico “Tal Cual”, al que usted hace referencia de la entrevista que diera este personaje en 2004, ha sido desincorporado en sus tres ejemplares de los archivos de la hemeroteca.


He aquí este otro:


Saludos camarada

Me decido a escribirle ya que he solicitado a muchos camaradas que lo contacten y me han dicho que están en ese proceso. Sin embargo decidí hacerlo para confirmar que a ud. le ha llegado la solicitud.

Quiero hacer de su conocimiento que Fernando Báez preside la Dirección General de la Biblioteca Nacional desde el 01/04/2008.

Desde que se inició tiene un discurso revolucionario que todos los que están con este proceso han aplaudido enérgicamente.

Es importante señalarle que en Biblioteca Nacional existen grupos que se mueven en torno a este Proceso Revolucionario, pero también tienen divergencias entre si, quizá por intereses mezquinos individualistas. Existe un sindicato revolucionario elegido hace menos de un mes, y está en proceso de la toma de la Dirección y búsqueda de la participación de los trabajadores, no sin barreras y limitaciones, pero está dispuesto a tomar la vanguardia junto con todos los que creemos en este proceso.

Al punto voy...

Esta semana recorrió los ambientes de la biblioteca la entrevista realizada a Fernando Báez en Tal Cual el 15/08/2004 y publicada en ese periódico el 17/08/2004, con el anexo de su articulo José Sant Roz de fecha 01/07/2005.

Los interesados lo leen en copia, debido a que luego fue recogido de la Hemeroteca, donde reposan todos los periódicos, para la consulta general.

Su práctica al momento, aun cuando no soy quien para criticarla, es contraria a los lineamientos de nuestro máximo líder Hugo Rafael Chávez Frías. Ha realizado traslados de funcionarios, selecciona personal exclusivo para él, como chóferes sin limite de tiempo de trabajo o domésticas que le brinden su desayuno y almuerzo, secretarias y archivistas con horarios más de las 7 horas, además de un Director de Seguridad, Cargo 99 que se encarga de perseguir y averiguar compatriotas que están con este proceso, a través de policías de la Disip, de donde el procede.

La gerencia esta compuesta por personal que él ha traído, en puestos claves como la Dirección de Personal, Consultoría Jurídica, Planificación, Administración, Seguridad, quizá justificable quizá no…

Formo parte de un grupo organizado y de apoyo al sindicato bolivariano actual, que necesitamos elementos o evidencias de que este señor podría ser un oportunista, como la Directora General que nombró Chávez bajo engaño, en el 2000, Saadia Sánchez, y resultó una marchista con banderas negras en PDVSA.


Estoy a su disposición para cualquier información adicional.


jsantroz@gmail.com

He recibido muchas otras cartas y correos sobre este personaje, pero lo dejo hasta ahí.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5673 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a63790.htmlCd0NV CAC = Y co = US