Peligrosa actitud de la Alianza Patriótica

Las negativas actitudes de los partidos oficialistas característicos de los países en vías de desarrollo, producen varios tipos de frustración en la sociedad. La pobreza mental de la que hacen gala los dirigentes de los partidos, no esta claro para los dirigentes del PSUV, evidencian, nunca como ahora el problema del proceso revolucionario y sus devastadoras consecuencias en el pueblo, incentivándolo a incrementar el porcentaje abstencionista.

En esas circunstancias las relaciones entre el pueblo y los partidos se dividen tan rápidamente que el equilibrio de la revolución se ve seriamente comprometido y en algunos casos llegan a amenazar poblaciones enteras con la indiferencia total como se empieza a percibir.

Diversos tipos de desequilibrio político, emocional, psicológico afectan al propio chavismo, al mismo bolivarianismo, a modificaciones familiares y de gran amplitud en la sociedad por la fuerza de los hechos. En las paradas, oficinas, fábricas, en superficies más grandes, se habla y se frustran las gentes por el empleo generalizado de la lengua, poderoso medio viperino para incrementar el desinterés electoral, ayudados por la desunión politiquera de los partidos oficialistas.

La utilización a gran escala de la torpeza, por el individualismo político. La avaricia por el poder paulatinamente eliminan los deseos de la gente. En nueve años han provocado la división mas profunda a pesar de los esfuerzos del presidente Chávez por resolver las tonterías de los funcionarios dirigentes soberbiamente petulantes, graduados sectaristas por el escaso conocimiento en el manejo de masas antes de un proceso electoral.

La introducción de funcionarios retirados de cargos públicos por el propio presidente Chávez en el PSUV. En otros casos por la poca aceptación del pueblo a la gestión administrativa a ellos encomendada y ratificada en las primarias del PSUV. Personajes que aparecen luego hablando de ética, valores culturales y moral desde la posición de dirigentes del partido socialista unido de Venezuela. Ante esta situación la mayoría del pueblo toma esta iniciativa como una imposición por parte del Sr presidente, sin considerar si son o no avalados por la masa. Ese es un error presidencial. Parece que el camarada presidente no aprendió la lección del 2D.

Las 3R, como los 8 ejes y los 5 motores quedan paradas por la falta de combustible del conocimiento que produce la conciencia revolucionaria hacia un sur todavía muy, muy lejano. Al omitir al pueblo y su opinión el proyecto revolucionario resulta alienado porque no tiene en cuenta las realidades socio- políticas, por consiguiente el modelo revolucionario del mañana. De todo ello resulta una patología todavía mal conocida en que los efectos de la pobreza local vienen a sobreponerse a las consecuencias somáticas y síquicas de las múltiples formas de contradicción política.

De ello resulta la creación de un subproletariado en malas condiciones ideológicas que priva de brazos y cerebros al proceso, sin dejar de proporcionar por ello un porcentaje electoral a la revolución. En el plano del conocimiento revolucionario, el estado mental del pueblo depende de cómo este la aceptación del presidente Chávez, y esto constituye una amenaza perpetua para el proyecto revolucionario al seguir persona no ideología. En esa situación las relaciones pueblo- Chávez, no gobierno ni estructuras públicas se modifican tan rápidamente por la ineficiencia de algunos funcionarios, impulsadas por las contradicciones del camarada presidente. El equilibrio del proceso se ve seriamente comprometido para el futuro. Amenaza la patria grande con la extinción revolucionaria.

Internamente la unión no camina a la par de la integración externa. Una revolución convencida esta bien protegida dentro de sus fronteras, mantendrá su autonomía política y económica, su control financiero en base a su soberanía que da la libertad. La revolución se alimenta de adentro hacia fuera, en este caso la economía de puertos, las contradicciones políticas internas y externas, la división social, entre otras cosas, evitan que eso ocurra, los resultados saltan a la vista, afectando grandemente la construcción de un posible socialismo. Más mito que realidad.

Ante esta situación, la mejor manera de situar el problema en su verdadera perspectiva es planteándolo directamente. La cuestión básica ¿esta el PSUV en condiciones de llevarnos a un triunfo electoral en noviembre? ¿Es conveniente sostener al ex general Muller Rojas como vocero del partido? Es hora de los reemplazos, la juventud esta para eso, para tomar la posta. No importa la edad que se tenga cuando se suben los humos a la cabeza significa que el ego centrismo es el que actúa por lo tanto hay poca razón.

En un equipo no se cambia a todos los jugadores, pero si al entrenador. El PSUV necesita urgentemente cambios en su interior para enfrentar los vicios politiqueros del pasado incrustados en los otros partidos, en sus voceros especialmente, deben renunciar por salud revolucionaria y dar paso a las nuevas generaciones. El PPT, PCV, sus miembros perdieron el norte también el sur.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3057 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: