Del Estado Capitalista al Estado Socialista

Una de las mayores preocupaciones de quienes aspiran a una sociedad socialista, en el seno de los factores políticos, organizaciones sociales y personalidades, es acerca de la discusión sobre el socialismo que queremos y el posible realizable en las actuales circunstancias; la diferencia si se quiere se reduce a si es necesario un estadio intermedio o de transición o si existe la posibilidad de dar el salto cualitativo de lo que tenemos con todos los avances realizados, he allí, el dilema a discutir, para lo cual se requiere la más grande de las sindéresis y la paciencia debida a efectos de transitar el camino correcto, sin subterfugios ni ligerezas innecesarias

Cualesquiera que sea la vía, se impone la regla de oro de todo proceso social, la incorporación de las masas, sin ellas, no existirá futuro posible en la construcción de algún modelo socio político de avance y con alto contenido progresista. Ahora bien, es por ello, que la lucha social por alcanzar niveles superiores, en nuestro caso una sociedad socialista, requiere de la inteligencia y claridad suficiente para evaluar cada paso que la realidad imponga, no se trata de una camisa de fuerza, tan sólo que la realidad está allí y hay que respetarla, la realidad es la realidad y quien la ignore o no la entienda poco éxito o avance le es posible.

Significa entonces en términos de la dialéctica de los hechos que ocurren, un período de transición necesario y además útil, porque en el se desarrollarían los procesos ideológicos pertinentes, en este sentido estamos de acuerdo con lo expresado por el Profesor Aristóbulo Istúriz, cuando señala que ese período de transición se defina como el del Estado Comunal, para ello entonces, se requiere construir y fortalecer el Poder Popular, es decir el poder de las masas organizadas y es papel fundamental de acuerdo a esa realidad que el Partido Socialista Unido de Venezuela tiene la primera opción, pero no solo, sino con el concurso de los aliados decididos a la construcción socialista y las organizaciones sociales de firme convicción y valor revolucionario.

El Estado Comunal, como período de transición requiere ser dotado, indudablemente, de personalidad jurídica, en nuestro concepto debe incorporarse en el texto constitucional tal calificación, de manera que, se blinde de una vez y por término de tiempo indefinido la base jurídica para su establecimiento. Al hablarse de Estado Comunal, estamos diciendo que a la comunidad organizada se le otorga el poder necesario y la discrecionalidad correspondiente al papel que debe jugar.

Lamentablemente, la no aprobación de la propuesta de reforma constitucional, hubiera acelerado tal disposición, no obstante, la disposición a realizar los cambios y la voluntad política para ello, pasa por la aprobación popular de otorgarle al Estado Comunal, el piso legal requerido, recordemos siempre que, estamos en un sistema capitalista en el cual nos insertamos por la vía electoral y como tal esas son las reglas, lo importante es mantener el vínculo necesario con las masas, de tal manera que el apoyo a estos cambios se desarrollen de manera pacífica y el dominio de la gente para garantizar el apoyo del caso, depende además de la elevación del carácter de la conciencia revolucionaria de las masas organizadas.

Este período de transición va igualmente a ser combatido por la derecha y factores de oposición y cuya profundización y aplicación en vía hacia la construcción socialista va a requerir de la fortaleza debida en aras de garantizar el triunfo sobre cualquier intentona desestabilizadora, no descuidemos la educación ideológica, por el contrario, a nivel de los comisionados de ideología y política del partido , se debe desarrollar todo un plan tomándose en cuenta el grado de participación y sacrificio que el momento político venezolano cada vez más, necesita de los sacrificios militantes y del juramento cuya consigna Patria, Socialismo o Muerte, tenga hoy más que nunca la vigencia para darle cumplimiento a las exigencias del momento histórico en el cual estamos sumergidos.

En esta etapa, se hace necesario como mecanismo de afirmación revolucionaria, el desprendimiento y la entrega que haga falta, en razón de las múltiples facetas que el proceso va imponiendo, su carácter y curso dirá quienes están en condiciones reales de enfrentar el reto, por encima de las dificultades y tropiezos que todo proceso revolucionario exige. Por último, vamos a construir el Estado Comunal como fiel reflejo del momento histórico que atravesamos, a través del esfuerzo y con la claridad suficiente para entender que nadie ha dicho que esto sea fácil, por el contrario, en la medida que profundizemos la revolución, los enemigos se pondrán más nerviosos y en consecuencia peligrosos. Entonces, concluimos que llegar al socialismo que queremos depende en primer y decisivo grado, de la incorporación de las masas, sin ellas nada se podría hacer, lo que significa que, la organización y su impulso deben ser prioritarios en esta etapa crucial para la revolución bolivariana.

*Economista, msc. en seguridad social, locutor y conductor radial



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4722 veces.



Rafael Febles Fajardo*

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a60863.htmlCd0NV CAC = Y co = US