Algo sobre la vida y la muerte de Delgado Chalbaud

El caraqueño Carlos Román Delgado Chalbaud tenía una educación muy diferente a los otros dos militares que junto con él cogobernaron el país. Chalbaud muy joven había vivido en Francia, hablaba y escribía el inglés, el francés y el español. Sus estudios medios los hizo en el Licée Lakanal y luego pasó a la École Des Travaux Publics, obteniendo el título de Ingeniero. El gobierno del general López Contreras le paga sus estudios de especialización en la Escuela Militar de Versalles, Francia, alcanza el grado de capitán asimilado y regresa a su patria como profesor en su especialidad y Jefe de Estudios de la Escuela Militar de Venezuela, viene casado con Lucía Devine, una rumana de ideología comunista que lo acompañaría hasta su muerte. Los tenientes coroneles Marcos Pérez Jiménez y Luis Llovera Páez tenían la formación de la Escuela de Altos Estudios Militares de Chorrillos, Perú, en donde con un grupo de otros militares conformaron la llamada Internacional de Las Espadas, concepción basaba en la entronización de gobiernos militares en Latinoamérica, aun mediante golpes de Estado; y eso fue lo sucedido en los años 40 y 50 del pasado siglo.

En esa posición lo consigue la ola conspirativa militar y Chalbaud se inscribe con los jóvenes confabulados, el golpe de Estado contra Medina lo catapulta a las altas esferas del poder, ya el capitán asimilado estaba a las puertas del poder real y entonces la Junta de Gobierno encabezada por Rómulo Betancourt lo coloca en el mejor sitio, es nombrado Ministro de Guerra y Marina. Delgado se sabe manejar en esa posición manteniéndose en permanente contacto con la dirigencia adeca, principalmente con su gran amigo Leonardo Ruiz Pineda. Al ganar el candidato presidencial de Acción Democrática, el escritor Rómulo Gallegos, Chalbaud es ratificado por el gobierno en el Ministerio de Guerra y Marina, más tarde pasaría a ser el Ministerio de la Defensa. Ya se conoce que el gobierno de Gallegos no llegó a cumplir un año, ésto debido a que los jóvenes militares desde un comienzo estuvieron conspirando, justificándolo el extremado sectarismo practicado por los adecos gobernantes; cada día que pasaba los adecos se ganaban una mayor animadversión de los militares. Delgado se encontraba en el ojo del huracán, tenía que decidir entre sus amistades adecas, su lealtad al Presidente Gallegos y las presiones y proposiciones que le hacían sus colegas militares, al fin, después de reunirse con Gallegos y prometerle resguardaría la institucionalidad, esa misma mañana sale directo a proporcionar el golpe de Estado que lo derrocaría el 24 de Noviembre de 1.948; de esta manera Chalbaud pasa del Ministerio de la Defensa a ser Presidente de la Junta de Gobierno.

Sin embargo alguien dentro del alto gobierno va tejiendo los hilos de la intriga y luego de dos años del golpe contra Gallegos, al salir temprano en automóvil de su casa en el Country Club rumbo al Palacio de Miraflores, el Presidente de la Junta, en compañía de su ayudante militar, capitán Bacalao Lara, es interceptado en el camino por dos vehículos con ocho hombres armados. En el sitio lo someten y son trasladados, junto con Rafael Simón Urbina jefe del grupo, a una vivienda. Al bajarse del automóvil el jefe de los bandoleros es herido accidentalmente en el tobillo por uno de los suyos, presentándose de inmediato una terrible confusión y el nerviosismo se apodera de aquellos hombres, Chalbaud entonces es empujado hacia un patio interior de la casa y poco después se oyen unos disparos; luego el grupo huye en desbandada. Urbina herido logra refugiarse en la Embajada de Nicaragua, pero a las pocas horas el gobierno nicaragüense niega el asilo y es entregado a los efectivos de la Seguridad Nacional; al llegar a la sede de la policía Urbina es ya cadáver. Toda esta tragedia ocurre el día 13 de Noviembre de 1.950, la muerte de Chalbaud ocurre faltando dos meses para que cumpliera 42 años de edad.

La versión más conocida fue la de que Delgado Chalbaud sería secuestrado para luego llevarlo al exterior y exiliarlo a la fuerza. Se habló mucho de que detrás del asesinato de Chalbaud estuvo la mano de Marcos Pérez Jiménez, pues era el más beneficiado con esta desaparición. Este es el único magnicidio perpetrado en el país, esperemos que nunca más algo tan insensato y repugnante vuelva ocurrir en esta tierra bendita por Dios.

joseameliach@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8883 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a60535.htmlCd0NV CAC = Y co = US