Argenis Rodríguez los llamó vende-patrias: a Cabrujas, Herrera Luque y Manuel Caballero

Durante cuatro décadas seguidas: 60’s, 70’s, 80’s y 90’s, Argenis Rodríguez publicó una serie de severas requisitorias contra la “izquierda” entumecida y traidora en Venezuela. En novelas, ensayos y numerosos artículos. Resulta irónico, que para esta época la desbandada en los grupos, que otrora se llamaran “comunistas” o “revolucionarios”, era espantosa. Los ex guerrilleros tenían vergüenza de que se les relacionara con los hechos subversivos de la década de los sesenta, y buscaban alianzas con la derecha y cargos en el gobierno. Américo Martín ya se había declarado un fervoroso carlosandresista y no salía del palacio de Miraflores; Petkoff y Pompeyo seguían en desesperados tratos para aliarse con COPEI; el PCV prácticamente no existía. Edmundo Chirinos que se preparaba para ser candidato de la izquierda, era un triste pequeño burgués, pasado de refinado, que compraba en las tiendas más caras sus trajes, sus suéteres cuello tortuga y sus mocasines. Horriblemente melifluo y falso hablaba de la generación donde él estaba de primero. Para marear a los tontos divagaba: “Yo me quedo con la poesía, el jazz, las mujeres hermosas y los sueños de cambio. Si ser tonto es ser eso, yo quiero seguir siendo tonto. Esa es una linda manera de vivir. Sigo estando con el gobierno (de Lusinchi).[1]

Ante aquel inmenso vacío de hombres y de líderes, Argenis escribió un artículo (en 1987) titulado “Conspiración contra Bolívar”[2], que decía:

I- Una vez, allá, en mi primera juventud, me dijeron que los principales traidores serían los tránsfugas.

Yo militaba en el Partido Comunista. Tenía 17 años. Sacaba un periódico, “Bandera Roja”, con Edecio Mujica, estudiante. Yo estaba recién llegado de la provincia. Me inscribí en la Juventud Comunista, y un señor, que debía ser del partido nos dijo:

-No se confíen en el que fue comunista. Ese es el primer traidor.

II- No obstante, pagándome la militancia con mi trabajo en un taller mecánico, salimos adelante. Quedábamos unos pocos. Pero estábamos ahí. Diez o doce. A mí me subieron a la Secretaría de Propaganda después que cayó Germán Lairet. (Hoy Germán Lairet es embajador del sistema pro-capitalista, pronorteamericano, burgués y oscurantista que según él y sus maestros debíamos destruir. Yo, que fui un joven de 17 años a su cargo, estoy amenazado de desalojo de un pobre edificio, porque no puedo pagar. Y aun eso, he publicado 21 libros, aparezco en todas las enciclopedias del mundo y estoy dispuesto a rajarme por el pueblo que, según Gallegos, ama, sufre y espera.

III- Nuestro ideal era Bolívar: Bolívar fue el primero en decir que los Estados Unidos conspirarían contra nosotros para llenarnos de miseria en nombre de la libertad. No sólo dijo eso, sino que previó la partición de Méjico, la invasión a las Filipinas y la anexión de Puerto Rico. ¿Y ahora qué sucede? Sucede que todos aquellos que se dijeron revolucionarios en los años sesenta son los principales aliados de Reagan.

IV- Al atacar a Bolívar, Herrera Luque, Manuel Caballero, José Ignacio Cabrujas y su cuadrilla de vende-patrias, se han puesto del lado de Germán Arciniegas y Salvador de Madariaga, quien a pesar de su degradación, sí tiene talento. ¿Qué talento tiene Herrera Luque? No es novelista ni historiador. Herrera Luque, él y su esposa, vienen del dinero gomecista. Caballero era un lumpen, cuñado de Gumersindo Rodríguez quien lo mandó a Inglaterra. Gumer mandó a su cuñado Caballero a “estudiar a Inglaterra”. Allá, Caballero se apropió de todo lo que había contra Bolívar para venir a desprestigiarlo en su propia tierra. Vino Caballero y lanzó la candidatura de Petkoff, un extraño en estas tierras para que fuéramos entregados a nuevos corsarios. Cabrujas era un comunista que se pasó de a poquito. Primero al MAS y luego al partido de los contra. Ahora Cabrujas envenena al pueblo a través de la imagen de la televisión: EL MEJOR ES GÓMEZ.

V- Estos tipos están a la cabeza del desprestigio de Bolívar. Los yanquis que quieren seguir explotándonos han hecho uso de ellos. Ahora la víctima es Bolívar, porque Bolívar es la cabeza visible de la redención. Los norteamericanos comparan a Bolívar con el terrorista Carlos (El Chacal). Bien, estos “criollos” comparan a Bolívar con un mal actor que se bambolea en las escenas para agradar a los franceses y a los imperialistas. Pero no nos asombremos. Cabrujas es un asalariado de un canal que es filial de una cadena de televisión norteamericana. Caballero se parcializa por los ingleses que invadieron a las Malvinas. Y Herrera Luque quiere mancillar el nombre de Bolívar, diciendo que asesinó a Piar por negro. La conspiración está en marcha. Mi lema como en el pasado es este: ¡PUEBLO RECONÓCELOS!



[1] Declaraciones a Vladimir Villegas, en la revista Auténtico, No 486.

[2] Publicado en la revista Auténtico, No 486.

jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6570 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a60359.htmlCd0NV CAC = Y co = US