(Que no pajúo)

¡Yo soy espía!

La constitución de la República bolivariana de Venezuela, reza y ordena en su texto, entre otras cosas: “ se constituye en un estado democrático, participativo, responsable, etc.” . ahora bien ¿Quiénes le dan la definición y el carácter de ente al estado? El pueblo verdad. Esto quiere decir que todos los ciudadanos que habitamos el territorio que conforma el estado Venezolano, tenemos la obligación de participar activa y protagónicamente en la construcción de la soberanía, la libertad , la justicia y la autodeterminación de la patria .

¿ Que debería hacer un ciudadano que descubra que se están planificando acciones para atacar la paz, la estabilidad y la independencia del país? ¿quedarse callado? O buscar los mecanismos adecuados para alertar a las autoridades legitimas del peligro que se gesta. En este caso hablo del deber ser y el cumplimiento del ordenamiento constitucional. Para nadie es un secreto que nuestra nación es en este momento y desde hace ya 10 años, blanco de los ataques premeditados y alevosos en contra del orden gubernamental establecido legítimamente, sabemos el por que , el como y de que manera se esta desarrollando esta guerra. Guerra que ha producido sus muertos en el sector popular que defiende la legalidad, ejemplos: 11, 12 de abril del 2002, los mas de 200 campesinos asesinados por sicarios pagados por los ganadero y terratenientes al servicio de quien dirige la batalla en contra de Venezuela, los narco paramilitares traídos en complicidad con el gobierno y la oligarquía Colombiana y metidos en nuestros barrios y pueblos para asesinar gente inocente y poder tener argumentos para hablar de inseguridad desmedida.

Ahora bien, yo que vivo en un barrio, y sé de un, o unos señores que llegaron a mi sector con acento raro y se comportan de manera hostil y agresiva en contra de la población y conviven con los delincuentes ¿ que debo hacer? Lógicamente no puedo quedarme quieto. Por simple instinto de supervivencia he de informar esa situación a los órganos competentes, para que pongan orden a tiempo, lo contrario seria complicidad y se tendría culpa en parte de los crímenes que se cometan en contra de la población. Es mas hasta yo, seria tarde o temprano, victima.

No voy a hablar de la ley de inteligencia y contra inteligencia, en este momento, por que seria irresponsable, ya que no la he leído por no poderla ubicar. Pero si me llama la atención de personas que aun reconociendo que no la conocen, repiten como cotorras los argumentos que les dictan unos interesados desde los medios de comunicación al servicio de los agresores transnacionales. Se de los muchos argumentos en su favor o en contra, pero si me llama la atención, que los que se dicen en contra, son como una comida digerida, son argumentos que se repiten con acentuaciones y puntos y comas, tal como una tarea al caletre. Su común: “nos quieren convertir en sapos” con estas palabras típicas de los malandros que temen que delaten sus fechorías, se agarran de un código de complicidad y silencio criminal. Quien cae en esa jugada, se pone la soga al cuello a si mismo. Si estamos en un estado protagónico, participativo y democrático. Quiere decir que somos corresponsables de todo lo que está en nuestro entorno en el ámbito territorial nacional. La seguridad y defensa del estado venezolano , no es tarea de un hombre, un grupo de hombres o de un gobierno: es tarea de todos los que habitamos dentro de los limites, tenemos la obligación legal de velar por el bienestar de todos y cada uno de nosotros sin distingo de colores, raza o credo. Entonces la procedente es preguntar ¿ es ser sapo o es ser asesino y criminal por acción u omisión? Prefiero me digan sapo; pero con la conciencia tranquila y que no me cataloguen, pero con muertos en mi conciencia. Conciencia que pesaría más, si uno de esos muertos por complicidad seria un famular mío o un niño inocente.

En verdad para ser cívico y responsable, no hace falta ley, solo necesitamos responsabilidad y conciencia ciudadana. El criterio o la capacidad de discernir nos hace ser prudente, no es que se ande por allí, echando dedo por cualquier cosa, o a quienes se preocupan por cosas validas para el país , aunque no estemos de acuerdo, pero cuando se trata de la seguridad de la población y la del estado, no debe caber duda. Recordemos que este estado lo estamos tratando de poner al servicio de las mayorías populares; por tanto debemos defenderlo de cualquier ataque, en otras palabras es la herramienta con que contamos para construir el socialismo. Lo procedente es defenderlo y ponerlo en su totalidad al servicio de la revolución. Así de sencillo.

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1756 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a58469.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO