Ayudando a Aristóbulo en Vargas

Así como el maestro Aristóbulo, sacó unos 38 mil votos en la elección de las autoridades nacionales del PSUV y llegó de primero, a nadie se le puede ocurrir que este gesto de los señores delegados, es “circunstancial” o se le puede pasar por alto o peor aún, se puede ignorar. Es un acto muy concreto que mide la aceptación del dirigente y punto.

Cuando fue nombrado Vicepresidente para nuestra región de Vargas por el PSUV, pensamos que debido a sus características políticas de gran experiencia, su legendaria astucia y sindéresis para el análisis, estábamos en buenas manos por estos lados de la Playa. Esta situación está en pleno desarrollo y no podemos todavía sacar conclusiones definitivas.

Como es sabido en todos los estados de Venezuela, es decir, en las 24 regiones del país, en el PSUV, existen las llamadas tendencias, muchas de las cuales son corrientes impregnadas de los vicios cuarta republicanos, de la ideología burguesa y hasta infiltradas por la contra revolución. En casi todos estas corrientes, lucen grotescas las profundas ambiciones personales y el deseo de “ponerse en donde hay”. De allí que existe una lucha, que en el fondo es de clases, por controlar los dineros del Pueblo. Vargas no escapa a esta realidad nacional.

La situación de tendencias se agrava profundamente y amenaza la unidad del partido, cuando ya casi entramos en la escogencia de los candidatos a gobernaciones, alcaldías y consejos legislativos en todos los estados.

El peligro en estas lides es que quien debe decidir o regular imparcialmente la situación, caiga en dos pecados mortales: Primero, el desconocimiento de las mayorías reales y Segundo, la elevación de minorías, que aunque tienen derechos, voz y hasta voto, no pueden imponer su criterio ante la gran mayoría del partido.

Si se cometen estos pecados graves, se inicia un turmoil, que en el menos grave de los casos, traería abstención, votos castigo y en resumen, mucha desunión.

El asunto no es fácil para cualquier Vice, negro, blanco o indio, es decir, no violar la voluntad de la mayoría y mantener al chiripero, contento.

En VARGAS, así como Aristóbulo saco sus votos internos, aquí igualmente pasó lo mismo con algunos compatriotas que gozan de gran prestigio y remitimos a leer los 4 párrafos iniciales de este comentario. Decir que “esa” elección no era para tal o cual cosa es una infantilaza necia. Las bases del Partido expresaron libremente su voluntad y escogieron, punto. El dedo es peligroso, pero tampoco creemos en que la elección es la cura de todos los males, porque se pueden colar por influencia, sobornos, clientelismo y otros efectos, gente que no es la mejor. De hecho así pasó en este lado del Guaraira Repano o Huayra.

Independientemente, de la circunstancia de escogencia, debemos analizar otras cuestiones importantes que tienen que ver con la ética y la prístina transparencia de quien vive dentro de la Revolución Bolivariana.

Si tú escoges a alguien para un trabajo en el Partido, en base a su trayectoria, liderazgo, influencia, seguidores y tendencia, lo único que no puedes apartar en tu decisión es la ETICA. Ética, mata escogencia a dedo o votación.

Si tienes entre los escogidos a personas de dudosa reputación o que han fracasado o que han manifestado su permanente indisciplina, pierdes un gran pedazo de credibilidad y te metes en una cueva peligrosa.

Si en tu “Buró”, escogido por tu dedo, existen personas que se apropiaron de dinero del Pueblo y fueron señalados y posteriormente sancionados por la Contraloría General de la República, hayan devuelto o no el dinero o pagado la multa, no me voy a atrever a decirles ladrones, pero por lo menos su ética y fidelidad esta muy cuestionada, a menos que creas que lo de la Contraloría es una pendejada.

Si existen funcionarios que durante la tragedia de Vargas, pusieron la cómica, huyeron del estado, repartieron real de “ayudas” y “créditos” en forma salvaje, creemos que allí no deben estar.

Si tú eres un alto funcionario electo y tienes un rabo de paja inmenso por ineficiencia, escándalos nepóticos, con hijas y sobrinos que delinquen y se escapan de tu propia custodia, creo que allí no debes estar ambos.

Si tu eres un electo por el Pueblo y durante 8 años no has defendido a tu estado, resuelto problemas de alto nivel, conseguido recursos vitales o peor aún has negado recursos para tu estado, eres la punta de lanza de una minoría que ha tratado de imponer un chavismo sin Chávez, desconociendo su gobierno local, liderando tribus de saboteadores en el CLEV y manifestando un status de derroche que antes no tenías, creemos que nunca puedes estar allí.

Si en el pasado te revelaste, mentiste, fundaste partidos paralelos, fuiste indisciplinada y miles de veces en forma pública has denigrado de Hugo Chávez, no puedes estar allí.

En fin podemos decir que para escoger hay que tener una gracia especial y que no se puede sacrificar el verdadero equilibrio por el chantaje de corrientes ensoberbecidas.

Y hasta el pretendido “equilibrio” se va al Callao, cuando vemos que los cuestionados se juntan en pactos secretos para arrebatarle la voluntad a la mayoría.

Todo este sancocho grasiento, revela una profunda falta de nivel ideológico, en donde los zamuros de orilla brincan saboreando la carroña.

Si las nubes negras de la tormenta no están puestas en Vargas, entonces que alguien haga que escampe, porque aquí las torrenteras son formidables.

fnatera@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1778 veces.



Francisco Natera


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: