Tascón versus Tascón

Sin tetas no hay paraíso

Los hechos ocurridos, que están ocurriendo, brindan unas enseñanzas como las que trae unas enseñanzas como las que trae el eclipse bellísimo recién mostrado, con la diferencia que los efectos aquí son para acá, sin menospreciar los ignorados aportes que el celeste fenómeno tan oportuno recae sobre nosotros, vulgares mortales y lunáticos.

TASCÓN

Con la carta ambiciosa sacada antes de tiempo, quemó un juego de imagen, hecho a uña por sí mismo, metiéndose en el mismo redil de bandoleros que antes enfrentaba. Tremenda metida de pata, pues son los que salen a defenderlo ¿o enroscarlo? halándolo para su propio terreno ofídico, en olvido de reales problemas de concientización por la defensa que urge nuestra PDVSA, su teta de sueldo, la teta del objetivo prematuro que pretende. Sabiendo de paso que al resto de contrincantes en absoluto les interesa, puesto que transformarían las comarcas en clubes de matones para zancadillear y asfixiar el proceso que le dio vida y oxígeno. Otra historia sería que siendo PDVSA la sitiada, abriera el diputado canales contralores internos que le brinden listados de saboteadores, corruptos, pitiyanqueros y saltadores de talanqueras –cizaña endeble que sólo cuidan de su parcela y en lo absoluto recapacitan el capital ético y patrimonial del que son responsables-. Sólo conque saliera en un tiempo inmediato, con estudio de un tiempo acá una "Lista de Tascón de los corruptos de PDVSA", le aflojarían las tripas a más de uno porque tocaría lo único que temen: su parcela de empleo, poniéndolo en las manos de la recepcionista o de la Fiscalía y el prestigio del diputado crecería virtuoso entre el pueblo. Qué lejos está el vocablo Revolución que sólo el que tiene hambre es el que grita con las tripas hechas corazón: Patria, Socialismo o Muerte.

Ahora bien, acerca de las irregularidades de algunos dirigentes que asoman según el, cabeza de manipulación y corruptos de paso, tanto en el gobierno como en el bebé de 5 millones a punto de nacer, creo en definitiva, que no tiene prueba alguna convincente –segunda metida de pata-, pues con su poder de asambleísta, en el hemiciclo esas pruebas caerían como bomba en los acusados y satélites, y todos allí, creo yo, son o pesuvistas o simpatizantes del proceso, bueno, no conozco de pasos, sólo lucubro desde los teclados como dice mi amigo J. Wekker. No, el diputado no tenía ese interés y eso le hace sospechoso su interés por el pueblo en (sus) ciernes. Pues bien, habiendo sido "echado a un lado", fue porque jugaron a la carta débil del diputado: su impaciencia, quien, cual Francisco Bermúdez, podrá ser valiente soldado, pero fallo en ojo táctico, lo que sí tenía el joven comandante Sucre. La campaña de Ayacucho en manos de Bermúdez habría sido un desastre total. En fin, la codicia por el puesto de Bernal, alejó más las posibilidades de acercar hacia sí al pueblo que intentaba ganar. Ahora recibe felicitaciones y estímulos de gente que él sabe que lo rayan y hunden, antes que elevarlo y favorecerlo, él mismo es su propia lista de errores.

PSUV

Observando las razones que condujeron a "echar" a un lado a Luís Tascón, las creo, a mi modo de ver, timoratas por no decir otra cosa. La figura del diputado ya les era ¿incómoda? y por su puesto era una lucha subterránea, que haya descubierto o no casos de irregularidad, la indisciplina no dice nada o muy poco para excusarlo. Me voy a un ejemplo: el llamado a las Tres R, que no fue a los aspirantes pesuvistas, sino a todo el conglomerado chavista, indica una actuación ética desde el puesto de cada quien, ese llamado se hace VOTO, si está en punto clave, con eso quiero decir, que hay quienes ya laboran en cargos fijos o no, donde la Responsabilidad –la R subyacente en las tres de rigor-, es o debe ser timón personal de lo que hace: en mi caso, las líneas que trabajo para que las lean, mientras restablezco la salud física; en mis íntimos; bueno, cada quien tiene su frente en esta trinchera. Para ello esas R son el motor vital de este proceso, y mientras salgan los estatutos pesuvistas, para los aspirantes, también son su motor revolucionario.

Ahora sí el ejemplo en cuestión: hace dos días hubo una guarimbita que impidió el acceso de los trabajadores de PDVSA de Puerto La Cruz-Barcelona a las instalaciones de Jose, creo, por falta de agua en el sector donde habitan. El hecho dejó de percibir irresponsablemente millones a la teta gran nacional. Si hubiésemos sentido "en el alma" como se sintió la denuncia de Tascón, ¿esos empleados tendrían que ser despedidos por no tener en su conciencia el valor de su trabajo que no es cualquier trabajo? No me vengan que una cosa es PDVSA y otra el PSUV, hablamos de ética y disciplina. Con la conciencia revolucionaria, los trabajadores habrían tomado a su manera el dominio de la situación, y, sorteado a través de su poder, que lo tienen, solidaridad hacia el pueblo deshidratado, y la supuesta pérdida millonaria estaría ganada con una conducta que diluye la grotesca guarimba… y muchos de esos trabajadores petroleros, de seguro que son aspirantes del PSUV.

Que el diputado haya soltado sus amarras para amollarse a Globovisión, es tremenda falla, pero que la disciplina sea ahora que saben el propósito del diputado, la verdadera razón de su postura, amigos discúlpenme, ahí hay bodrio tapado, sea o no por los acusados, como por escondidos. Que unos estatutos definan o no la audiencia, esos no van a desviar la atención de quienes quieren que hable el diputado. Ahora, sigo creyendo que él no tiene nada, una carta no dice nada, y con el tiempo en contra, el cangrejo retrocede y se enconcha, solución terrible para un bebé de 5 millones a punto de nacer. Los que quieren que hable el diputado, están en su derecho, él también, y claro, creo que en casa se arreglan los trapos, pero llegó tarde en su razón el partido al no ser convincente.

Hay más, y esto va fuera del incidente, los independientes que apoyan al Presidente, donde la imagen es lo que creen, puede ser mejor carta para atraer votantes mientras el trabajo de hormiguita de verdaderos revolucionarios se echa a un lado, me refiero en este caso al ejemplo de Richard Páez, el ex director técnico de la vinotinto que algunos zorros han pretendido postularlo para la gobernación de Mérida en la creencia de salvarla de la derecha al acecho. Esos mediocres –es un piropo llamarlo como tales-, saben que el doctor Páez tiene captación de un lado y de otro, pero más que todo apuestan por el borrón y cuentas nuevas si logran su postulación, para lo cual, desde ya amarrarían al médico para evitar algo en contra de ellos. No señor, si esa gobernación ha llegado al caos de incompetencia y de real corrupción manifiesta, el partido debe mirar la acción de los que vienen del humus que alimenta a una buena parte de la población y que aún permanecen en el olvido de mala alimentación, ninguna atención cultural, pero que viven pendientes del Presidente como única carta para la mejoría de su modus vivendi, Mérida (es el ejemplo que conozco) no debe seguir manejada por fiesteros que usurpan instalaciones deportivas para bonches discothequeros, de paso, ultraderechistas que le hacen una ronda macabra al proceso que ventilamos.  

(*) Título tomado de la obra homónima de Gustavo Bolívar.

 

 arnulfopoyer@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4717 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas