Acorralan a los militares para una salida sangrienta



JOSE SANT ROZ

A Estados Unidos se le está aca-bando la paciencia; ha espera-do demasiado. Dieron cuanto pudieron por la salida de Chávez el 11A, pero hubo un error: Los comprometidos con la asonada no estuvieron en capacidad de ejecutar una gran matanza. Por eso los altos oficiales admiten que sea el empresario Pedro Carmona Estanga quien asuma la Presidencia, mientras ellos intentan disolverse en un segundo plano.

Con los desafíos a Iraq y la invasión a Afganistán, queda claro que todo el tinglado es la búsqueda de energía barata, y como para Estados Unidos, Venezuela no es una nación sino un territorio con yacimientos petrolíferos, pues en cualquier momento la misma receta nos puede ser aplicada.

No crean que Estados Unidos se lo va pensar mucho porque pueda violar algún tratado internacional, porque le quede por allí, por la ingle, algún prurito humanitario. Esas son pendejadas. La gran nación del norte es una máquina para hacer guerras, y la estructura económica de su poder depende de ellas. La preocupante recesión que está padeciendo en este momento requiere urgentes frentes, y del desarrollo de una política bélica insaciable ¿Cuándo carajo se ha visto que a Estados Unidos le interese ser humanitario, respetar los derechos de los demás cuando sus propios intereses puedan encontrarse en peligro? Allí están casi quinientos presos del grupo Al Qaeda comiéndose sus propios excrementos, buscando desesperadamente suicidarse.

Nunca ha habido un golpe de Estado en América Latina que pueda subsistir que no haya requerido de la aprobación del Departamento de Estado Norteamericano. Más aún, no hay régimen en este continente que para sobrevivir no haya requerido del permiso del Norte. El permiso para que Chávez siga en su silla está bajo severa inspección de la CIA desde hace dos años. La caída de Chávez se ha retrasado demasiado. Se han presentado demasiados errores por culpa de la estupidez de la oposición. Alfredo Peña no dirigió como debió hacerlo, sus baterías de la Policía Metropolitana contra Miraflores. Las policías de Baruta, Chacao y de las gobernaciones de Miranda y Carabobo no tomaron posesiones claves el día del golpe en Caracas.

La táctica desmesurada de los dueños de los medios de comunicación había fallado por crear bulto pero no fuerza. Aquella marcha forjada desde los cuatro canales privados tenía aspecto más de otro Sábado Sensacional cualquiera, que de una manifestación llena de ardor revolucionario porque sus miembros estuviesen luchando realmente contra un estado oprobioso y plagado de injusticias. Cuando se produce la reacción contra el gobierno de Carmona, el Departamento de Estado está esperando que ese millón de personas que dicen los líderes de la oposición han marchado el 11A, salga a la calle a no permitir el regreso de Chávez, por lo menos. Pero, no aparecen los líderes, Carlos Ortega permanece en cuarentena y la red ultragolpista de Primero Justicia se mete el rabo entre las piernas. Los cuartos bates de la ultraderecha mediática (y maniática) comandadas por Patricia Poleo, Ibéyise Pacheco, Marta Colomina y Marianella Salazar estaban temblando. Los dueños de medios: Gustavo Cisneros, Miguel Henrique Otero y Federico Alberto Ravell lo habían advertido: "Cuente señor Carmona con toda la fidelidad de los medios, de modo que compete a usted asegurarse de la parte militar". Estaba implícito que Estados Unidos ya estaba ordenando sus negocios para reconocer de manera inmediata al gobierno ilegal de Carmona. El embajador Charles Shapiro se queda de una sola pieza contemplando el total resquebrajamiento del golpe sin poder hacer de momento otra cosa que poner en entredicho la actuación del gobierno de Chávez durante los sucesos del día 11A.

ESTADOS UNIDOS SE DECEPCIONÓ

DE LOS GOLPISTAS

Por eso llama ahora sobre manera la atención que en ese comunicado de la embajada estadounidense, se esté anunciando que los gringos no respalda ningún apoyo ilegal para salir o sostener el gobierno de Chávez, ¡cuando ellos se hicieron totalmente los locos el día 11A! Sin duda que está esperando un berenjenal pero para joder a Chávez, nunca para defenderlo.

Es indudable, que este comunicado de la embajada lleva un mensaje implícito contra el gobierno de Chávez: "Si usted se sale aunque sea una milésima de milímetro de lo que dispone la ley, prepárese a recibir serias reprimendas por parte del gobierno de Bush".

¿Es que acaso, por ejemplo, un anodino y personaje tan gris y babieca como el presidente de Fedecámaras, Carlos Fernández, va a andar en esa campaña tan feroz de total desconocimiento de las políticas económicas del gobierno sin estar recibiendo total apoyo de la embajada de Estados Unidos?

La situación de empuje hacia otro golpe se ha ido deteriorando de manera asombrosa para Estados Unidos, al descubrir que ese montón de oficiales que se alzaron el 11A, en realidad, no querían ni tenían mando sobre tropa alguna. No había en ellos un solo líder de valía, sino bocones de oficina y de carretera. El pobre Efraín Vásquez Velasco reculó al ver que se le tildaba de golpista. El general Néstor González González, quien parecía el más temible de todos, reculó bien feo el día 13A. Ni en el momento de la reacción popular ni después, ninguno de los altos oficiales que aparecían en primer plano secundando las acciones del Carmonazo quiso asumir responsabilidades de ningún tipo con el alzamiento. Esto decepcionó horriblemente al gobierno estadounidense, que debió preguntarse: "¿Entonces qué carajo era lo que tenían de manera tan segura y perfecta para que ahora nosotros tengamos que hacer el ridículo en el mundo?". De modo que: ¿Dónde está el Pinochet necesario para dar el vuelco que la ultraderecha ansía tanto? Todavía se busca, pero con bastante escepticismo. Los informes que llegan a la embajada estadounidense deben hacerle entender que a partir de noviembre la renovación de cuadros dentro de las FFAA hará mucho más difícil la salida por la fuerza del Presidente de la República, y como, por otra parte, la Iglesia ha dicho que tira tierrita y no juega más, el juego se les han complicado al máximo.

CHÁVEZ ESTÁ CHORREADO

Muchas corporaciones privadas en Venezuela, muchas transnacionales, están esperando por el derrocamiento de Chávez para que se les devuelvan sus negocios libres de impuestos, sin vigilancia de ningún tipo, sin control de ninguna naturaleza. Decenas de miles de contenedores están esperando en varios puertos del Caribe para llegar a Venezuela, pero bajo los consabidos ilícitos aduaneros. Están desesperados porque les habían dicho que Chávez con toda seguridad caería el 11 de julio, y no cayó. En realidad esperaban que unos oficiales se pronunciaran en La Carlota, y la vaquilla Liliana junto con mar de vacas se apostaron en esta base aérea gritando: "¡Chávez está cagao!", "¡Chávez está cagao!", pero de esta consigna no salieron. Después les alargaron un poco más la espera hablándoles de otra huelga petrolera, seguida de un paro general para finales de julio. Después vino la orden de que había que suspender por quince días la revuelta porque los líderes fundamentales iban con sus críos a montarse en los cacharros de Disneylandia. Y ahora, al volver, desesperados, se concentraron en la "Ciudad de lo Posible" de los Salas Ršmer, el día sábado 24 de agosto para echar otra paradita, con la esperanza de provocar un desajuste social en por lo siete estados de la República. Este golpe iba a estallar el día el jueves 29 de agosto con el apoyo de los quemadores de caucho de Bandera Roja. Los pobres no lograron reunir ni siquiera doscientas personas.

Claro, Estados Unidos requiere urgentemente de otras salidas, y seguramente tienen importantes informaciones que apuntan a otro grupo de altos oficiales dispuestos a echar otra paradita. Pero, requieren con urgencia grandes escándalos y caos institucionales. El diario El Nacional tiró la primera guaratara con lo de Euscaris Rodríguez y lo del plan Escorpión, para que se apuntase con fiereza contra los "asesinos de los círculos chavistas". De inmediato se hicieron eco los Cuatro Canales del Apocalipsis. Seguidamente el prócer estadounidense de Alejandro Peña Esclusa puso otro montón de plata para montar otra vigilia mediática al tiempo que ruega por el amor a Dios que se rebelen esos altos oficiales que han dicho: "Estamos dispuestos a echarle bolas a la vaina". Pero, una cosa son las palabras y otra los hechos. Ahí está el "Trancazo", profusamente difundido por los medios que resultó un verdadero "Coñazo" para a oposición.

CHÁVEZ NO ES NORIEGA

Existe información que revela de una posible revuelta de oficiales, con la intención de incorporar a unidades de ataque a los generales que estuvieron comprometidos con el Carmonazo. La CIA parece estar en estos menesteres, pero sin saber que gallo pataruco no revienta más espuelas. Yo creo que ni empujado vuelve a meterse en líos en general Efraín Vásquez Velasco, por ejemplo.

Sin duda, ninguna que a estas alturas, Estados Unidos está considerando seriamente un proyecto de invasión contra Venezuela. Hay maniobras peligrosas que se vienen haciendo en el Caribe. Se han estado denunciando. Hacen falta enfrentamientos feroces, choques con la fuerza pública con saldos de muertos y de heridos, y presentar un caos con la ayuda de CNN y con toda la prensa internacional, para entonces proceder como se hizo contra Noriega. En las acciones de Panamá para sacar al Presidente de la República, ningún país latinoamericano chistó. Hay que recalcar que lo de Noriega fue precedido por una buena dosis de descrédito en el mundo, mediante imágenes desagradables e inmundas donde el Presidente salía con un machete en la mano, desafiante. Hay serías diferencias con la situación de Chávez, porque Noriega era realmente un gorila, un tipo que había estudiado en las Escuelas de las Américas, y que había llegado al poder por la mano ultra peluda del Departamento de Estado. Pero, ¿qué le cuesta a Estados Unidos montarle a Chávez toda una trama en la que aparezca como comprometido con las acciones terroristas de la guerrilla colombiana, con el narcotráfico, con negocios desestabilizadores en la región en connivencia con Cuba o con grupos ultra-radicales árabes?

Bush ha estado preguntando a sus asesores si la cosa "estar chévere o no en Venezuela", y los informes le indican que tendrá que esperar hasta octubre. Todos esos contenedores deben llegar a Venezuela a más tardar en el mes de octubre. Por eso del llamado "Septiembre Negro" se ha pasado ahora a la mariquera "Octubre Rojo" ¿Qué carajo quieren decir con un Octubre Rojo? Será rojo de sangre, porque un octubre rojo tiene que ser por fuerza revolucionario y comunista. ¿Quién va a provocar un octubre ojo entre nosotros, los cuatro pelagos sin moral y totalmente vendidos a la derecha de Bandera Roja? P

PRIMERO JUSTICIA ANSÍA LA LLEGADA DE LOS MARINES

De mariquera en mariquera, ¿cómo irán a llamar noviembre?, "¿Noviembre color rata?", ¿Y a diciembre? ¿Diciembre Violeta? No nos joroben. La mayoría de esas bazofias las ha estado inventando el godísimo diario El Mundo. No sólo les falta imaginación: Les falta bolas. Pero, a falta de los nísperos necesarios se conforman con los esteroides de los marines que andan poniendo lacayos en el mundo. Los marines serán siempre la última reserva moral de todos esos mercenarios que nunca admitirán en América Latina gobiernos soberanos. Los marines serán siempre la Gran Esperanza Blanca de Carlos Ortega, Ángela Zago, Carlos Fernández, Gabriel Puerta, Douglas Bravo, Antonio Ledezma, César Pérez Vivas, Liliana Hernández, Gerardo Blyde, Salas Ršmer, Alfredo Peña, Jorge Olavarría y Alejandro Peña Esclusa ¿Qué más?

Ya uno se ve entrando los marines por La Guaira y a Primero Justicia copando las calles con banderitas estadounidenses. Ya uno ve a ese montón de mujeres histéricas, mayameras, suspirando por esos rambos cargados de metrallas, con los rostros embadurnados de tizne y de mierda. Ya uno escucha los sones victoriosos de la "América The Beautiful", con ese montón de amanerados con franelitas de Disney extasiados, recibiéndoles: "¡You are welcome!" Desencajado todos los cuadros de Bolívar, con el Himno Nacional prohibido, con la historia patria metida en un retrete, atestada Chuao de bellas y ricas damas que al fin van a ver a su Venezuela libre, y con un blanco en Miraflores. Así que Claudio, olvídate. p


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2423 veces.



JOSE SANT ROZ - La Razón

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a501.htmlCd0NV CAC = Y co = US