El desabastecimiento en la estrategia desestabilizadora y la pertinencia de “Todas las manos a la siembra”

TEXTO COMPLETO

En los últimos días se ha desatado una guerra mediática en torno a la producción, distribución y consumo de alimentos, en algunos casos, con un claro sentido especulativo. Pero sería simplista y equivocado solamente tomar en cuenta esta variable, ya que en la coyuntura reciente del 2007 y en los actuales momentos, el imperio y la oligarquía criolla utiliza el desabastecimiento como un arma política cuyo propósito es desestabilizar el gobierno y generar un clima de ingobernabilidad con fines múltiples:

  • Ilegitimar el proceso.
  • Lograr eliminar la regulación y el control de precios.
  • Generar descontento y protestas.
  • Incentivar las movilizaciones de calle
  • Sacar provecho electoral del malestar
  • Propiciar un caldo de cultivo para el golpe suave, que en este caso incorpora la tesis de una explosión social, la promoción de los saqueos ante la escasez.

De allí que no sea casual las distorsiones informativas, las cifras adulteradas, la manipulación de los inventarios de rubros como Carne,  Pollos, Huevos, Quesos, Leche en Polvo, Leche Pasteurizada, Avena, Pastas, Harina de Trigo, Harina de Maíz, Arroz, Salsa de Tomate y demás productos de la dieta diaria del venezolano, los cuales afectan sensiblemente la calidad de vida y poseen un alto impacto de opinión pública.

Frente a tal cuadro, que tiende a agravarse, se hace urgente que los revolucionarios incorporemos en la agenda diaria la problemática de la seguridad y soberanía alimentaria:

1.- Ubicar las raíces estructurales o las deformaciones sectoriales que colocan a la agricultura en el actual estatus.

2.- Elaborar una prospectiva estratégica de la problemática alimentaria, la cual demanda un esfuerzo sostenido de largo y corto alcance, es decir, hay que reconocer las limitaciones estructurales de nuestra agricultura, pero hay que promover un plan de siembra integral para Mayo del 2008 cuando entra el invierno, igualmente hay que garantizar un inventario de seguridad frente a las maniobras especulativas y desestabilizadoras.

3.-La puesta en práctica de jornadas de concientización de la población frente a la situación de desabastecimiento, las compras nerviosas en algunos rubros y activación de los mecanismos de la contraloría social frente al acaparamiento y las distorsiones del marcado.

Desde el ángulo de las propuestas alternativas en la problemática de la seguridad y soberanía alimentaria, desde los acontecimientos de Vargas en el Gabinete de Crisis se promovió un proyecto denominado TODAS LAS MANOS A LA SIEMBRA ( en adelante PTMS), asumido con fuerza por el Ministerio de Educación Superior (MES) después del golpe de Abril del 2002.

Esta propuesta de desarrollo agrario sustentable se impulsó en la Misión Vuelvan Caras en el año 2003 y posteriormente se trató de articular con el Plan de Siembra conocido como P3 ( plan de siembra de rubros tradicionales como maíz, caraota, yuca ) en el MAT.

A pesar de que este enfoque fue validado por la Comisión Nacional de Vuelvan Caras y contó con el apoyo del MES,MCT y del MECD, aunque resulte insólito no fue asumido por el entonces ministro del MAT, terminando en letra muerta.

Han pasado 5 años de la elaboración y ejecución parcial de esta iniciativa y habría que preguntarse:

 ¿ Cuál sería hoy el cuadro hoy si se hubiese implementado el PTMS, donde se logró censar y organizar a más de 1.200 campesinos en 36 NEDAS ( Núcleos Endógenos Agrarios Sustentables ) en una perspectiva de agricultura en pequeña escala y con visión agroecológica ?

¿ Al plantearnos la agricultura en pequeña escala en el PTMS, quiere decir que no se puede exponenciar su crecimiento sostenido, ampliando la frontera agrícola y la superficie cultivada, como dicen los expertos ?

¿ Cuanta caraota y yuca hoy podríamos garantizar si se hubiese acompañado a los campesinos conuqueros con la formación sociopolítica y el desarrollo cultural, el financiamiento oportuno, la asistencia técnica y los agrosoportes, canales alternativos de distribución y consumo de los excedentes, tal como está contemplado en el PTMS ? 

Hasta ahora nadie ha hecho un balance que pueda responder a estas interrogantes y los funcionarios que no asumieron la propuesta, no están en el gobierno y al parecer ni siquiera participan en el proceso de cambio:

 ¿Quién asume la responsabilidad frente a la amenaza del desabasteciemto programado y la ruina de la agricultura en general ?

Por supuesto, no se trata en un problema personal o de responsabilidad individual, por eso en nuestro enfoque de evaluación y sistematización hemos planteado que hay que ir a la raíz del problema:

1.- Las relaciones de producción capitalistas centrada en la explotación del trabajo y en la obtención de la máxima ganancia, generan un conjunto de deformaciones e insuficiencias estructurales, entre las que están la contradicción ciudad – campo, la desproporción entre la agricultura, la industria y el comercio, las asimetrías en la ocupación del territorio.

2.- Concreción de tales deformaciones la encontramos en la posesión de las tierras con el predominio del latifundio, el monopolio en la cadena de transformación y distribución de alimentos, en la imposición de determinados patrones de consumo.

3.- En tal sentido existen clases sociales, grupos e individualidades en pugna, cuyo conflicto de intereses también se expresa en las instituciones rectoras de la política agrícola. Sin esta precisión no se comprendería como el MAT en diferentes épocas a cedido a las presiones de las roscas latinfundistas o de la agroindustria, perpetuando por ejemplo el modelo agroquímico que favorece a Monsanto o Agroisleña. Por ello, el predominio de criterios y prácticas agroquímicas no sólo responden a determinados paradigmas científicos-técnicos si no que también están asociados a intereses económicos, nacionales o transnacionales.

4.- En esa misma onda está la subestimación de los saberes y experiencias populares que se acercan a las prácticas agro-ecológicas, como es el caso del conuco. De igual manera se le puede agregar el poco respaldo académico para las tecnologías alternativas en el agro, la ausencia de investigaciones y publicaciones respecto al tema.

En estos momentos, cuando el Cdte. Chávez propone un proceso de Revisión, Rectificación y Reimpulso de la revolución, en la esfera de la seguridad y soberanía alimentaria se hace necesario revisar lo que hemos hecho y dejado de hacer para enfrentar las insuficiencias estructurales antes descritas, siendo pertinente la mirada sobre el PTMS.

En esa dirección, vamos reseñar la propuesta hecha por la Comisión Nacional de la Misión Vuelvan Caras al MAT en el 2003 sobre el PTMS y el P3,donde se recoge el esfuerzo realizado desde los acontecimientos de Vargas.

De allí la importancia de la recuperación de la memoria colectiva y las propuestas alternativas sobre el desarrollo rural, tal como está planteado en el PTMS.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4981 veces.



Carlos Lanz Rodriguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a49704.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO