¿Qué le perturba, señor presidente?

No espere reconciliación nacional, señor Presidente

Cuántas veces señor presidente le he oído repetir ese fragmento del Manifiesto de Cartagena......"a cada conspiración siguió un perdón y a cada perdón una nueva conspiración".

Cuántas veces señor presidente le escuché decir ...."el Chávez del 2002, el Chávez pendejo, ha quedado atrás definitivamente, no se equivoquen ahora".

Cuántas veces, señor presidente, usted nos ha dicho que considera a Fidel Castro su padre. Ni siquiera su padre político, sino su padre a secas y punto.

Fidel cumplió ayer 48 años gobernando y creo que apenas concedió en todo este tiempo el indulto a Hubert Matos después de tenerlo 25 años preso. Recientemente, hace apenas unos 15 años, la justicia cubana reinauguró el paredón y fusiló nada menos que al general Ochoa, excomandante supremo de las fuerzas cubanas en Angola, no recuerdo si por sedición o por delito común relacionado con narcotráfico.

Ahora bien, señor presidente, si en Venezuela, a diferencia de Cuba, no existe ni un solo preso político, por qué usted ha borrado de un solo plumazo, sin el consentimiento de su pueblo, toda una serie de delitos atroces cometidos por unos bandoleros contra quienes lo amamos a usted y lo defendemos rodilla en tierra.

¿consultó usted esta medida con su padre Fidel Castro? estoy casi seguro que no lo hizo.

Señor presidente, usted ha alborotado un avispero. Ahora sí que sufriremos las embestidas de una oposición crecida y envalentonada. No creo que usted haya tomado esta decisión con el cerebro privilegiado con que la naturaleza lo ha dotado, usted actuó guíado por su noble corazón, por sus emociones potenciadas por el clima decembrino

¿ No recuerda su memoria privilegiada, señor presidente, que el efecto "crucifijo" fué el inmediato sabotaje petrolero, mucho más dañino para el país que su momentáneo derrocamiento?

Su decisión se produce a pocos días del 2D y al mismo tiempo que el canalla Uribe dinamita la operación rescate. En momentos en que se especula que la votación militar favoreció al "NO" en una proporción sorpresivamente elevada. También al mismo tiempo que los más groseros, desafiantes y altisonantes líderes de la oposición le estaban solicitando, precisamente, lo que usted mansamente les ha concedido

Dígame, señor presidente, ¿qué le tiene perturbado?

¿Acaso el exceso de trabajo que usted se ha impuesto, inaguantable para la mayoría de los mortales?

De confirmarse el rumor: ¿la votación miltar?

¿La alta abstención de su pueblo el 2D y la negligencia con que actuaron sus altos funcionarios y gobernadores a quienes no convenía su re-elección continuada?

Perdóneme, señor presidente, que como hombre común y corriente pero igualmente tan sensible al amor como usted, le formule esta última pregunta; ¿se siente usted perturbado como humano por la lamentable actuación de su ex-esposa quien premeditadamente, pienso yo, acudió al centro de votación acompañada de su pequeña hija para declarar con mucha bajeza en contra suya?

No espere reconciliación nacional, señor presidente, de estos animales que dirigen y componen la oposición. Como bien lo sabe usted, aquí la lucha es de clases y no puede haber resultado ganar-ganar, fatalmente ganarán muchos y perderán unos pocos ó a la inversa.

No tema, señor presidente. A nada y a nadie. Tómese auque sea unos 3 días de descanso mientras retoma la acción rescate. Su pueblo lo sigue apoyando y asuma como profesión de fé que el 2D no perdió Chávez, perdió la Reforma que, aunque al final usted trató de identificar una cosa con la otra, son en realidad completamente diferentes.

Para querer a Chávez casi no se necesita nada. Para entender y pensar como socialista se necesita mucho más. Tiempo al tiempo, pero eso sí: NO PODEMOS PERDER UN "ROUND" MÁS.

Julio César Trujillo
jtrujillocantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1901 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas