Línea para avanzar

Feliz año para todos mis compatriotas de Venezuela y de la patria grande, para todos menos uno, valga la resonancia nerudiana. Ese uno es colectivo: el complejo oligárquico-imperialista enemigo de nuestros pueblos y naciones. Feliz será el año en la medida en que avancemos en la consolidación de la soberanía nacional y la construcción de la sociedad libre, solidaria y fraterna a que aspiramos.

En función de ese avance y considerando la experiencia del 2 de diciembre, el Presidente traza de inicio la línea de Revisión, Rectificación y Reimpulso, con las RRR mirando hacia el lado del corazón. Se trata de un llamado al ejercicio en profundidad de la crítica y la autocrítica, a penetrar en el meollo de los errores e inconsecuencias, a ver cuánto se pudo hacer y no se hizo, a captar la magnitud de los debes individuales y colectivos y de la responsabilidad que en cada caso corresponde, y hacerlo con la honradez que define la verdadera condición de revolucionario; se trata, por supuesto, de identificar y elaborar sobre esa base los procedimientos, modos, mecanismos y requerimientos políticos, administrativos, organizativos e ideológicos necesarios para corregir y superar los entuertos, y se trata, con ello, de recobrar la marcha victoriosa de la revolución, rumbo a la realización de los principios fundamentales de la Constitución bolivariana, en los cuales descansa la esencia conceptual del socialismo del siglo XXI.

Una de las áreas donde el escalpelo crítico debe hurgar prioritariamente es la del Estado, que en insoportable proporción se mantiene inficionado de clasismo, burocratismo, corrupción y ausencia de espíritu de servicio, y cuya transformación en un órgano verdaderamente democrático y social de derecho y de justicia, hecho para el servicio público y sujeto a la gestión, el control y la orientación del soberano, es un prerrequisito para el cabal triunfo revolucionario. Todas y cada una de sus instancias han de ser revisadas en busca de la transparencia, la eficacia, la eficiencia y la fidelidad al pueblo y a sus objetivos históricos. Así mismo, las Misiones y los diversos programas de alcance popular han sufrido la perversión de esos bribones, algunos de los cuales lucen atuendos rojos y fraseología radical sin profundidad ni ética. Son tal vez los enemigos más peligrosos, pues sólo ellos podrían, en el amargo supuesto de que la acción revolucionaria fuere incapaz de reducirlos, resquebrajar el amor del pueblo por su líder. El combate contra esa depravación tiene que arreciarse, empeñando en él todos los recursos morales, ideológicos y políticos, toda la pasión y el compromiso puestos en el propósito de transformar la sociedad, en primer término abriendo las vías para la participación decisiva del pueblo. No es posible que la conjura antinacional se siga alimentando de ese pudridero.

La revisión tiene que cubrir muchos otros aspectos, desde luego, y todos debemos participar viendo la paja ajena y nuestra propia viga. El PSUV en ciernes tiene también que aplicarse las tres erres para poder jugar el papel fundamental que le corresponde.

El Presidente nos entrega un instrumento formidable, cuya aplicación servirá al mismo tiempo, por contraste, para poner de relieve en toda su magnitud la obra incomparable que la Revolución bolivariana ha realizado. Y está moviendo piezas para generar la proyección buscada: los cambios en la composición del gobierno y las acciones humanitarias encaminadas a ratificar el alto espíritu ético y generoso del proceso que dirige. Generosidad, no se equivoquen los de enfrente (tampoco los nuestros), que no implica debilidad, ni tiene reminiscencias primorrepublicanas, ni justifica las impunidades que por fallas sujetas también a las tres erres ha padecido el país. Es una invitación al juego limpio desde una posición de fortaleza. Para que el mundo vea una vez más quién es el que enturbia las aguas y torpedea impúdicamente los caminos de la justicia y de la paz.

freddyjmelo@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1794 veces.



Freddy J. Melo


Visite el perfil de Freddy J. Melo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy J. Melo

Freddy J. Melo

Más artículos de este autor