La CIA siempre ha operado en Venezuela

Se ha puesto en primer plano la divulgación en torno a las operaciones que realiza la Central de Inteligencia Americana de los Estados Unidos (CIA). De repente, ha quedado al descubierto los actos criminales que en todo el mundo ha desarrollado esta tenebrosa agencia. Para algunos, el problema se plantea en términos de duda acerca de la acción de la CIA en Venezuela, se preguntan sobre la posibilidad de que la misma existe en el pais, y de hecho en los actuales momentos existe y se incrementa a medida que la Revolución Bolivariana se consolida y obtiene triunfos importantes; creemos que esta es una posición cuando menos ingenua, o que indica complicidad con la CIA.

Desde su creación, el 18 de Septiembre de 1947, la CIA actúa en Venezuela. Basta con analizar las relaciones de dependencia qe mantuvieron a nuestro país cautivo del imperialismo yanky, para entender que los cuerpos represivos de la IV República como lo fueron la DIM, la DISIP, la PTJ, Policía Metropolitana, etc. Fueron orientados, de alguna manera aún siguen orientados de acuerdo a patrones trazados por la CIA y que muchos de los jefes policiales venezolanos fueron entrenados por esta tenebrosa organización y algnos aún están al servicio de ella. ¿Acaso era casual y es casual de que el personal de la Embajada de los Estados Unidos en Venezuela sea uno de los más numerosos del mundo? ¿Y no llama la atención la numerosa misión militar yanky?¿Y las numerosas "actividades culturales y científicas" que emprende la embajada norteamericana? ¿Y los completos archivos policiales que reseñan a quienes aparecen vinculados a actividades revolucionarias o de oposición a la dominación imperialista, que mantiene la CIA en la Embajada de los EEUU en nuestro territorio?

En nuestro país la acción de la CIA es inocultable. En la IV República estuvo a la vista la existencia de una agencia de prensa (NPL) dirigida por Félix Martínez Suárez, uno de sus agentes en Venezuela.También es destacada su influencia sobre los órganos de prensa burguesa que permanentemente desatan campañas calumniosas, tendenciosas contra nuestra Revolución Bolivariana, contra nuestras instituciones, contra dirigentes de nuestro movimiento revolucionario, nos tildan de hampones, de criminales, de bandoleros o de cualquier otro calificativo que justifique y facilite los planes desestabilizadores.Estas campañas de propaganda no obedecen a la ingenuidad de algún periodista, tienen que ver con planes cuidadosamente manipulados por la CIA, a través de sus agentes, que controlan y ejercen poderosa influencia sobre los medios de difusión y de la información para realizar operaciones de guerra psicológica. Analicemos el siguiente instructivo: "la guerra psicológica es el uso planeado de la propaganda y de las otras acciones que tienen como fin primordial influir en las opiniones, las emociones, las aptitudes y el comportamiento de los grupos enemigos, neutrales o amigos de tal manera que apoyen los fines y objetivos nacionales" (léase objetivos del imperialismo y la burguesía)... "Es vulnerable - se refieren a la propaganda descubierta- al análisis de su contenido o intención. Por lo tanto pierde eficacia y puede ser fácilmente susceptible a la contrapropaganda. En cuanto a la propaganda "negra" requiere mucha cautela para evitar su identificación" (Tomado de un manual del ejército de los EEUU).A estos principios obedecen las campañas de guerra psicológica, descubierta o encubierta, que desarrolla la CIA a través de diversos instrumentos.

La CIA orienta diversas formas de penetración, utiliza mucho los planes "culturales", "deportivos", actividades "comunitarias", para actuar sobre la población y buscar la infiltración en el movimiento popular. También organiza escuadrones de asesinos, seleccionados de los cuerpos policiales, que asumen diversas denominaciones: AAA en Argentina, Escuadrones de la Muerte, en Brasil; Comandos F-4 en Venezuela y los paramilitares que no están sembrando desde Colombia. Estos grupos ejecutan crímenes y toda clase de acciones terroristas en nombre de la "patria, la familia y la libertad". Recientemente, han hecho su aparición unos grupos denominados "Redes Populares", dirigidos por el alcalde neofascista de Chacao, Leopoldo López, quien busca infiltrarse en las organizaciones de izquierda, en los consejos comunales, están haciendo llegar numerosas publicaciones en las cuales se identifican con posiciones de izquierda, pero son formas de penetración en el movimiento popular, para dividirlo e ir socavando las bases populares y los pilares en los que se sostiene la Revolución Bolivariana.

El movimiento popular debe mantenerse alerta ante los movimientos de la CIA en Venezuela. Debe reclamar a los gremios periodistícos una campaña de denuncia de la utilización de los medios de comunicación de la burguesía, para la realización de campañas de guerra psicológica. Es importante, además, mantener una actitud vigilante y de enfrentamiento ante las maniobras de la CIA. Hay que combatir a quienes sirven de instrumentos de la agencia del crimen.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2583 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a48542.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO