Amnistía, Revolución y Justicia

Después del referéndum del 2D, los que militamos en este proceso pudimos ver como sufría su primer revés en ocho años, pero más importante aún, esta derrota nos permitió analizarnos profundamente y hasta cuestionarnos nuestro papel dentro de éste.

También nos permitió vernos por dentro e identificar los demonios que todos los días debemos enfrentar los venezolanos y que comúnmente conocemos como corrupción, ineficiencia, burocratismo, ineptitud de gobernadores, alcaldes y demás funcionarios de la administración y que siempre se encontró la manera de ocultar y atacar eficientemente.

Muchos factores podemos tomar en cuenta a la hora de analizar porque se perdió, arrechera, decepción, debilidades ideológicas en el pueblo (500 años de liberalismo no se revierten en 8 años dicen por ahí), efectiva campaña mediática nacional e internacional de la derecha fascista, apresuramiento en la propuesta, etc. Pero todo esto no puede recibir otra respuesta que más Revolución, más profundización de la Revolución en todos los sentidos y todos los escenarios, por lo menos eso pienso.

Sin embargo, y a pesar de la derrota el proceso a mi entender permanecía y permanece fuerte y con capacidad de profundizarlo y atacar nuestras debilidades, pero me sorprendió (y realmente debo reconocer que me indignó) el anuncio del presidente Chávez de indultar a una serie de personas involucradas en el golpe de estado y sabotaje petrolero y todos sus derivados hasta el 2D. Debo manifestar aquí que no busco calificar al Presidente bajo ningún concepto y tampoco cuestionarlo como líder, tampoco quiero caer en la arena de las descalificaciones y mucho menos ver quienes son más revolucionarios que otros y mucho menos hacer críticas inquisidoras sobre la medida ya que en mi posición es muy fácil decir cualquier cosa, solo hago algunas reflexiones que pasan por mi cabeza y me pongo a pensar como se sentirá una familia de cualquiera de las víctimas de Puente LLaguno cuando ve o escucha que los que planearon esa masacre para justificar un Golpe de Estado o bien los que halaron el gatillo con extrema y macabra frialdad hoy salen libres como si nada hubiese pasado o porque se portaron bien mientras estuvieron en prisión o porque andan enfermos (sin mencionar que nuestras cárceles están llenas de personas que están enfermos o enfermas y de muchos y muchas que intentan portarse bien sin que nuestro sistema de justicia o el presidente los reivindique y mucho menos los indulte).

La Justicia es una categoría que tiene diferentes definiciones y éstas responden a diferentes visiones y concepciones desde lo jurídico hasta lo económico, pasando por lo político y lo sociológico, pero remitiéndonos a un concepto general la Justicia se refiere a dar a cada quien lo que le corresponde en proporción, ya sean recompensas o castigos. Por lo tanto, todo aquel que comete un delito y sobre todo uno tan grave como es el de atentar contra la vida no puede sino recibir un castigo por sus actos nunca una recompensa.

Por lo tanto, creo que para quien defendió y murió defendiendo esta Revolución no puede haber mayor afrenta que ver que la justicia ha sido burlada una vez más y que la impunidad ha pisoteado otra vez la dignidad de un pueblo que cree en esta Revolución precisamente porque le ha brindado lo que los fascistas históricamente le negaron “Justicia Social”.

Creo firmemente en que un país mejor es posible y que la paz se logra a través de la justicia y creo que los sacrificios de nuestro pueblo deben respetarse y reivindicarse cada vez que se pueda no solo por el sacrificio en sí, sino lo que ha significado para este proceso, cada persona que ha perdido la vida defendiendo esta Revolución le ha permitido a ésta seguir viviendo y florecer, la memoria de los caídos no puede ser manchada con amnistía alguna.

La derecha no nos ha dado ni nos dará amnistía nunca, nos matará si es posible, nos torturará si es necesario nos matará de hambre y de miseria cuando quiera. Jamás les ha importado dejar a nuestros hijos e hijas sin leche para comer, no les importó dejarnos sin gasolina, ni gas y poner a nuestra economía en jaque solo para mantener su estatus de vida y privilegios.

YO NO CREO EN RECONCILIACIONES, esto es una guerra entre los fascistas que quieren oprimirnos y los que soñamos un país de iguales y muchas cosas han pasado en estos 8 años para decir ahora simplemente pasemos la página, creo que no podemos confundir humanismo con filantropía y menos con pendejismo, esta Revolución debe construirse pero la construimos todos o corremos el riesgo de perdernos, la oposición imbécil y traidora no le importa y no le ha importado nunca el que indulten a estos delincuentes siempre encontrarán un nuevo argumento para seguir su campaña para poner ante el mundo al Presidente como un dictador esta medida solo trastoca este discurso pero para nada lo descompone, lo que si creo es que arreciará la conspiración porque el objetivo es claro salir de Chávez y matar la Revolución.

Todo esto solo me hace recordar una frase que dice “dale a un ratón un pedazo de queso y luego te pedirá un vaso de leche”. Espero que esta decisión no nos explote en la cara para mal de todos los venezolanos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1664 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter