Reflexiones del 2D desde el Deporte

Desde el punto de vista de los revolucionarios, no debería haber ninguna razón para no haber ido a votar por el SI, pues el Instrumento planteado por el presidente para avanzar hacia una sociedad más equilibrada y capaz de distribuir PODER Y RIQUEZA hacia lo más profundo de la sociedad no tiene discusión. Sin embargo al analizar las diversas motivaciones que condujeron a los casi ocho millones de venezolanos que en diciembre 2006 apoyamos al comandante Hugo Chávez Frías, a colocarnos en diversos puntos de vistas, valga decir unos por el SI otros por la abstención, encontraremos las razones de nuestra coyuntural derrota.

Para el venezolano actual, como algunos le dicen el de a pie, que ha avanzado en su pensamiento critico y en su nivel político y de análisis, todavía concuerdan la institucionalidad con el beneficio, y a decir verdad, El ESTADO, tiene y debe ser el benefactor de los ciudadanos que conforman la sociedad, los pueblos y las naciones, esa institución es en cualquiera de las formas socioeconómicas que han existido quien reprime o quien se encarga de horizontalizar los beneficios materiales y espirituales que sus hombres producen.

Son muchas las opiniones que escuchamos a diario de aquellos compatriotas acerca de su posición neutra (abstención), colocando como razón primordial que “no votarían SI, para que tal alcalde, gobernador, ministro o funcionario público continuara haciendo lo que su gana le indicara”. Desde nuestra modesta opinión, como indicamos arriba no debería haber razón para no votar por el SI, pero mucho menos debería existir en NUESTRO GOBIERNO, razones que inciten a los compatriotas a neutralizarse, como son por ejemplo esos hombres posicionados en trincheras de vanguardias solo para usufructuar las bondades que ha generado la excelente administración del Comandante HUGO CHAVEZ. Es hora de criticarnos para adentro, sin romper los caminos que se han ido desbrozando, pero contundentemente contra la mala hierba que ha ido creciendo al lado del buen árbol, empezar a eliminar la raíz del burocratismo y del diversionismo; un ejemplo claro de ello son esos ministerios que se han convertidos en hacedores de eventos en vez de propulsores de TRANFORMACIONES REVOLUCIONARIAS.

En nueve años de gobierno, tenemos instituciones que con mucha responsabilidad y análisis declaramos: no solo no han modificado la estructura cuarta republicana, sino que al contrario las han fortalecido, dando como producto grandes obstáculos burocráticos y políticos que alejan el poder de aquel que por naturaleza le pertenece en el socialismo : EL PUEBLO. Esta situación coyuntural es corregible, pero también en sus términos de tiempo y espacio es generadora de retroceso en las luchas populares y a su vez es un retardante para el pensamiento revolucionario, más cuando quienes dirigen se han ocupado de hacer ver al pueblo que este tipo de práctica corresponde al socialismo.

El presidente nos convoco en diciembre a votar por el socialismo, esta convocatoria también era un llamado a todo soldado de los entes del estado a fomentar las bases de tal estructura social, sin embargo en muchos caso como ya indicamos vemos lo contrario.

Quienes hemos vivido y desarrollamos en el área del deporte nacional y mundial podemos dar fe de lo que afirmamos: quién puede estar en desacuerdo con que el evento mas antiguo del fútbol en nuestro continente, se realice en nuestro país, o que por ejemplo miles de jóvenes se encuentren en fiestas deportivas que dan alegría a estados económicamente deprimidos, pues nadie, solo que tras de estos eventos se ha mantenido la burocracia y las perversiones de la cuarta republica (negociaciones particulares de federativos en construcciones de instalaciones deportivas, compra y venta de atletas, hasta en los estados mas “revolucionariamente declarados”), se sigue manteniendo intacto el “stablismen” de que las federaciones deportivas privadas son intocables desde el estado con una política que favorezca al pueblo y sencillamente se le sigue otorgando, desde el Ministerio del Deporte, el casi cien por ciento de los recursos económicos que estas organizaciones antichavistas “utilizan”, para decirlo de una manera altamente diplomática. Nos atrevemos a realizar esta consideración como autocrítica, por que incluso de nada ha servido (por lo menos a favor de la revolución) que desde el ESTADO hayamos construido una política para que el Ministro del Deporte sea el mismo presidente del Comité Olímpico Venezolano con el cual se orientan los caminos de las federaciones deportivas.

¿Que tiene que ver esto con la derrota del dos de diciembre?, pues que este es un ejemplo claro y sencillo de lo que viene percibiendo el pueblo como política de algunos entes públicos, unido además a una campaña de contenido fascista que realizó la oposición y que golpeo flancos débiles de nuestro ejercito.

Queda mucho por reflexionar, ningún bateador se siente ponchado al primer abanico, pero si se prepara para ver que le lanzara el contrario y que cosas corrige él en su manera de batear. Por lo que respecta al sincero y revolucionario llamado debemos decir que existen modificaciones que hacer en cuanto a eliminar la burocracia y los viejos modelos cuarto republicanos que percientes y siguen madurando en nuestra institucionalidad, una convocatoria nacional al mundo de los miles de profesionales del deporte y la actividad física, que se han formado en vieja data y recientemente con una visión revolucionaria de lo que puede aportar nuestro ámbito disciplinar a la formación del hombre nuevo, la puesta en práctica de tareas que nos conduzcan a construir la nueva institucionalidad deportiva junto a nuestro pueblo dándole a este y a su vez tomando de el elementos en que creer, verdaderos elementos concretos del socialismo, que estimulen cada día mas al ciudadano común, al trabajador, al ama de casa, al estudiante, AL VENEZOLANO DE A PIE A CONFIAR EN EL SOCIALISMO.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1439 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas