¿Es oportuma la presentación por iniciativa popular una propuesta de Reforma Constitucional?

Creemos que la Reforma Constitucional, es oportuna y necesaria para el p roceso revolucionario venezolano. Las contradicciones del Poder Popular con el Estado son cada vez mayores, la prueba de esto son las protestas populares. Las cuales aumentan día a día. El poder estatal absorbe los técnicos y líderes populares asimilándolos a la dominación del capital.

El pueblo organizado reclama el poder real, lo que significa poder saber, y poder hacer, el Estado Venezolano tal y como está estructurado no permite el ejercicio del poder popular, más aún lo destruye. El Estado y sus funcionarios no reconocen a los movimientos y organizaciones populares como "sujetos políticos" no aceptan la experiencia popular, no creen en las capacidades creadoras del pueblo, subestiman la sabiduría popular y no toleran que la iniciativa revolucionaria provenga de las bases populares. Estamos ante el anclaje de una nueva clase social burguesa estatal, la cual lucha por consolidarse y el Poder Popular es su amenaza. Por ello desde el Estado se criminaliza la lucha popular, se desarticulan las redes, se destruye la imagen de los líderes o los seducen captándolos como empleados de las instituciones. Todo esto para la permanencia del Estado Burgués y evitar el nacimiento del Estado Comunal, del Estado Socialista.

Las crecientes protestas van desde movilizaciones a sedes de organismos financieros, donde denuncian burocracia y corrupción, denuncias por la inseguridad, desabastecimiento de alimentos, mal funcionamiento de las misiones, las injustas detenciones a campesinos que ocupan tierras ociosas, los desalojos forzosos que ha diario tienen que sufrir familias que habitan apartamentos en alquiler, o pobladores organizados que cansados de proponer a un Ministerio de Vivienda sordo, ocupan tierras urbanas para construir sus hogares y la respuesta gubernamental es represión policial contra familias humildes que tienen proyectos y sueños.

El movimiento popular ha demostrando una incuestionable lealtad al proceso revolucionario y al Líder Presidente, ha resistido la arremetida de organismos gubernamentales que no entienden su rol de facilitar las condiciones y medios para sea posible la revolución, su rol de servidores públicos, sino que, por el contrario asumen unilateralmente la vanguardia política, sustituyendo al poder popular en la iniciativa revolucionaria, inclusive en algunos casos, usurpando el rol constituyente del poder popular. Cada organismo tiene una visión de la revolución, compiten entre sí, para ganar el reconocimiento del líder Presidente, y no para lograr la felicidad del Pueblo. El principal efecto de esta perversa dinámica gubernamental es la destrucción de los lazos sociales y por ende la desarticulación de los movimientos populares. El otro fenómeno que ha debilitado al movimiento popular es la institucionalización de los líderes y organizaciones del poder popular, la "salarización del compromiso revolucionario", dejando huérfano el trabajo de base, dejando solo al pueblo llano y humilde.

Queremos aclarar que el descontento popular no solo es porque no pagan las becas o no otorgaron un crédito para arreglar la casa. Es mucho más que eso, se trata de la sobrevivencia de las organizaciones del poder popular, nos encontramos en plena confrontación entre el poder constituyente y el poder constituido.

Por lo anterior y ante la necesidad histórica de preparar el camino para una constituyente originaria y lograr la construcción del Estado Comunal proponemos:

1. A LOS MOVIMIENTOS SOCIALES Y POPULARES: es imprescindible la unidad, la unidad en una plataforma de movimientos sociales sectoriales y territoriales, donde respetando la diversidad podamos construir una Propuesta de Reforma Constitucional, y presentarla por "Iniciativa Popular" . es fundamental en esta hora retomar el espíritu de lucha que caracteriza al Pueblo Venezolano y hacer públicas las contradicciones con el Estado, consolidar nuestras organizaciones, movilizarnos, protestar y lograr la satisfacción de las necesidades populares, conquistar nuestras aspiraciones y esperanzas, con nuestro propio esfuerzo. Y ayudar al poder constituido a tender los puentes con el poder constituyente para hacer posible la revolución.

2. AL LIDER PRESIDENTE: Es necesario retomar la relación con el Pueblo Venezolano, es fundamental escuchar al pueblo llano, escuchar a las organizaciones del poder popular, de manera directa y permanente. Le proponemos una agenda de encuentros con líderes y colectivos del poder popular, de todos los sectores y territorios, con la presencia de los ministros cuando sea pertinente. Le proponemos retomar el DIÁLOGO DIRECTO, sin interlocutores, sin intermediarios, sino con su propio pueblo y las organizaciones hijas de la revolución..

3. AL GOBIERNO NACIONAL: al líder Presidente, ministros, gobernadores y alcaldes, les pedimos, poner al servicio del poder popular los medios del Ejecutivo para construir la propuesta de Reforma. Construir la Reforma significa hacerla realidad, tangible, viable, posible. Se trata de construir las políticas del Estado en corresponsabilidad con el Movimiento Popular, por ejemplo: en materia de vivienda y hábitat, quienes se niegan desde el Ministerio de Vivienda y Hábitat, aceptar propuestas populares, en materia de salud, abastecimiento de alimentos, reactivando las redes populares de ferias y bodegas, en materia cultural accediendo a la petición de constituyente cultural, en la producción agroecológica, eliminando los privilegios a la "agricultura empresarial". Cada sector y organización territorial tienen propuestas para la construcción del Autogobierno Comunal, del Estado Comunal. En lo concreto es comenzar trabajar desde cada ministerio con los movimientos, grupos u organizaciones populares organizadas en la construcción de políticas, planes, programas y proyectos para la transferencia de poder real a las comunidades.

4. A LA ASAMBLEA NACIONAL: permitir la iniciativa popular para presentar una propuesta de reforma constitucional, cesar en su intento de dirigir y controlar al poder popular. Trabajar junto a los movimientos populares en la elaboración de las leyes habilitantes, que hagan posible la construcción del Estado Comunal.

5. AL PSUV: No permitir nunca jamás los acuerdos cupulares, que resucitan viejas prácticas políticas, la cuales usan las componendas, la competencia, los arreglos ocultos, negociaciones políticas, que benefician a sectores, grupos o tendencias, todos saben a que me refiero. Proponemos instalar el congreso fundacional del partido, desde cada batallón, eliminando instancias representativas de segundo y tercer grado que reproducen relaciones de dominación, matan las bases y secuestran el poder popular. Proponer a todos sus militantes pertenecientes a grupos, organizaciones y movimientos sociales y populares a fortalecer sus instancias de origen, incorporarse a ellas y desde cada una, participar en la elaboración de las leyes habilitantes y construir en la práctica la Reforma Constitucional, junto al Pueblo llano. Poner el PSUV al servicio del Poder Popular.

6. AL PUEBLO VENEZOLANO: Incorporarse de manera entusiasta y masiva a la construcción del autogobierno popular, no solo en la discusión o el voto, nos referimos a acompañar a sus líderes y organizaciones populares en las movilizaciones, protestas y luchas por la reivindicación del poder popular. A neutralizar y desenmascarar las manipulaciones, engaños y destrucción de la moral revolucionaria que lleva a cabo la derecha venezolana, pagada y al servicio del Imperio norteamericano..

POR LA UNIDAD POPULAR, POR LA INICIATIVA POPULAR

HACIA UNA REFORMA QUE NAZCA DE LA PRACTICA

PATRIA SOCIALISMO O MUERTE

VENCEREMOS.

franco.manrique@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2731 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas