Comandante, el problema no eres tú

A 16 días del evento que marcó el antes y después de esta revolución, someto a ustedes mis reflexiones, las cuales están enmarcadas en el humilde análisis de un ferviente admirador y actor de esta revolución, tomando en consideración los factores Externos e Internos que probablemente produjeron los resultados de dicho acontecimiento.

 

Primeramente, voy a hacer referencia a lo que creo fueron las causas externas de este resultado; valdría la pena preguntarse: qué originó la abstención, la desmovilización o simplemente la renuencia de millones de compatriotas de ir a votar a favor de una propuesta, que simplemente, y aún cuando se cansen de repetir mil veces que no es así (para que esta teoría se convierta en realidad), beneficiaba al ciudadano de a pie al “Juan Bimba”, al que ancestralmente ha sido explotado, por quienes creen, que generar u ofrecernos un subempleo, es un favor que se nos está haciendo y no vernos como los generadores de sus incalculables riquezas, o es que la inclusión de los comerciantes informales del tipo que sea, servicios domésticos, etc., a un sistema de seguridad social, no es beneficioso, o la disminución de la jornada laboral a 6 horas, que permitiría la inversión de estas dos horas diarias en actividades educativas, de recreación y esparcimiento, era un hecho abominable, además de una nueva Geometría del Poder, que permitiría la inyección de mayores recursos a las barriadas, a través de los concejos comunales, para que estos ejecutaran de manera directa los proyectos necesarios, el pueblo no es pendejo.

 

Los hechos que se originaron semanas previas a las elecciones no fueron fortuitos, la Jerarquía de una Iglesia Católica en decadencia, con la conchupancia (contubernio) de un minúsculo conjunto de Curas de Parroquia, quienes hicieron de la Homilía una especie de mitin politiquero en contra del gobierno, generando mensajes que lejos de ser conciliadores causaban desasosiego entre los venezolanos, lo cual nos hizo rememorar la Época del Santo Oficio de la Inquisición (a partir del Siglo XI) o la época del terremoto de Caracas de 1812, en donde la Iglesia Católica atribuía dicho desastre natural al castigo divino por no someterse a la Corona Española, estos herederos e indignos sacerdotes, los mismos que aparecían en fotos y titulares con la prominente (Dizque Dra.) Blanca Ibáñez, graduada Summa Cum Mier.., recibiendo millonarias dadivas, causaron temor en parte de los estratos B y C de la población, lo cual a mi juicio no hizo mella en el resultado.

 

Sin embargo, una rancia FEDECAMARAS, cumplió con el rol que durante 5 años ha venido desempeñando, un rol fascista y politiquero, estos hambreadores de pueblo, generaron de manera virtual, un desabastecimiento que a su vez originó descontento en el pueblo (estratos D y E), interminables colas para adquirir leche, azúcar, caraotas, aceite, carne (que ahora el pueblo come), entre otros, se sumaron a la inefable campaña de los MEDIOS DE INCOMUNICACIÓN, para crear una matriz de opinión en donde la responsabilidad absoluta de esta situación se la atribuían al Gobierno Nacional, o es que acaso, por vida de Dios, Chávez es culpable que gente inescrupulosa especule y juegue con la necesidad del pueblo, vendiendo la leche en 30 mil Bolívares o el azúcar en 6 mil Bolívares o el aceite en 8 mil Bolívares, ¿de dónde sacan estos buhoneros delincuentes (afortunadamente son una minoría) dichos productos?, pues sí, de las redes de distribución y de las mismas industrias, quienes se las venden a sobreprecio por ser productos regulados, lo cual redunda en una cuantiosa ganancia para toda la cadena de comercialización y un duro golpe en el poder adquisitivo de los venezolanos. No están exento de estas prácticas algunos funcionarios de la red MERCAL, lo cual, a mi entender es aún más grave, por cuanto se supone que esta estructura se originó para combatir el aparato productivo que mercantilizó y monopolizó los artículos de consumo masivo en el país.   

 

En el mismo orden de ideas, me pregunto, ¿Dónde está el Indecu? Y sin querer desmeritar su extraordinaria labor en otros ámbitos, por cuanto, soy uno de los millones que dice que es el organismo más eficiente del Gobierno Nacional ¿Dónde está el Seniat? Veo con preocupación que los millones de toneladas de alimentos acaparados e incautados por estos dos organismos, son vendidos al pueblo y reintegrado a los Acaparadores o Especuladores  el monto de lo vendido, pues no mis amigos!!!!, al igual que un reo pierde la libertad por el delito cometido, estos individuos, carentes de conciencia, deberían perder esa mercancía y el monto generado por la misma, o simplemente, en vez de venderla, regálensela al pueblo en los barrios, a los hogares de cuidado diario, a los ancianatos.

 

No puedo creer que durante esta virtual crisis alimentaria, no halla sido posible desmontar esta macabra red de especulación y acaparamiento, no me vengan a decir que 50 toneladas de leche, 10 mil cajas de aceite, 10 toneladas de azúcar o 5 mil pacas de papel sanitario, pueden ser guardadas en un cuarto 2mts x 2mts, o esa misma cantidad pueda ser movilizada hasta Colombia en un Volswagen Escarabajo, no nos hagan pensar que son parte de esta situación o simplemente que son incapaces para manejar esta situación, o en el peor de los casos, no piensen que somos güevones.

 

Por otro lado, las causas internas, provocada por esa Burguesía endógena, que ha sido denunciada por muchos, que de manera impúdica alardean de sus riquezas, a ustedes mis queridos burgueses endógenos, a quienes envío mi más sincera palabra de indignación, no se duerman en sus laureles de excreta, pues serán castigados por el poder divino y luego por el poder del pueblo, que en conclusión viene siendo lo mismo, no crean que se saldrán con la suya.

 

Recuerden que al igual que la tos el dinero no se puede ocultar, por eso ustedes sabotearon el referéndum, porque solo iba a ser respetada la Propiedad Privada adquirida de manera Lícita, la Ilícita sin lugar a dudas iba a ser expropiada y devuelta a su verdadero dueño, el pueblo. Además del sin sabor que crea en el pueblo estas prácticas, y pudo ser uno de los motivos de su abstención, hubo una desmovilización total del aparato logístico y de transporte, los vehículos que fueron utilizados para movilizar al pueblo en las elecciones presidenciales del año 2006, brillaron por su ausencia. Miles de personas se quedaron varadas en sus hogares sin poder trasladarse, muchas por problemas de salud, por discapacidad o por lo intrincado de la zona donde residían. Además, muchos de los camaradas que estaban en las mesas fallecían de hambre y sed, por lo irregular de la logística, me consta que eso ocurrió en el pueblo donde voté, Santa Rita Estado Zulia hasta donde me dirigí desde la ciudad de Puerto La Cruz, sólo para cumplir con mi COMANDANTE.

 

Me pregunto, ¿Será posible que las aspiraciones políticas de un determinado número de dirigentes políticos amparados por la popularidad del Presidente Comandante Chávez, que motivados por sus aspiraciones susesorales en la Presidencia de la República y por un Ego alimentado por la Oligarquía, hicieran, de manera premeditada, posible esta desmovilización?, es probable, por cuanto ellos estaban totalmente seguros que de aprobarse la reforma, por medio del artículo referente a la reelección indefinida, era imposible, sustituir del corazón del pueblo a nuestro Máximo Líder, recuerden, es más que amor, frenesí.

 

Otra de las causas ha sido la incapacidad de algunos Ministros y también Gobernantes, llámense Alcaldes o Gobernadores, a la hora de satisfacer las necesidades de un pueblo que los apoyó, no porque creyeron en ellos, sino porque Chávez les levantó la mano y eso equivale a un mayor compromiso, esto es similar al hecho de que un gran amigo te recomienda en un trabajo, ¿lo vas a hacer quedar mal? Recuerden a aquellos traidores que actualmente son cadáveres políticos, véanse en ese espejo, saltar la talanquera no sólo es pasarse pal otro bando, es también incumplir con la labor encomendada. 

 

Este momento debe ser el Génesis, es decir, hagamos revolución dentro de la revolución, extirpemos los tumores malignos que tanto daño le hacen al proceso, desterremos a los inmorales y traidores de la revolución, una de las armas que nos dio nuestro COMANDANTE, es la contraloría social, ejerzámosla sin titubeos.

 

Recordemos algo muy importante y es que la Oligarquía, no le perdonará nunca al PRESIDENTE COMANDANTE CHÁVEZ, que el pueblo se integrara a espacios que sólo podía pisar la Sociedad Sambil, como es la posibilidad de ir a Centros Comerciales, Supermercados, etc., igualmente, la capacidad adquisitiva de tener un vehículo o un celular, no olvidemos jamás las palabras de un vocero de la oposición que atribuía la inflación a que los estratos D y E, habían aumentado su capacidad para obtener un celular, Válgame Dios que sectarismo tan arrecho.

 

Por todas estas reflexiones que a mi parecer, no son extemporáneas, debido a que fueron hechas en base a razonamientos, informaciones y experiencias vividas, es por lo que concluyo, que estas derrotas no son derrotas, es la depuración misma de este proceso, son males necesarios, la senda de una victoria constante, nos hace en muchos casos perder el rumbo. Recordemos el 11, 12 y 13 de Abril, fechas en las cuales se cayeron muchas máscaras, fechas que precedieron a la implantación de nuestras hermosas Misiones Bolivarianas, fechas a partir de la cual se arreglaron muchos entuertos y fechas que hicieron despertar a un Heroico Pueblo, que restituyó sin titubeos el hilo constitucional y rescató de las fauces del mismísimo demonio a la persona que sin lugar a dudas es la Referencia Moral de todo revolucionario bolivariano, nuestro COMANDANTE HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS. 

 

(*)CONTADOR PÚBLICO

marafmota117@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2078 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas