Ahora es mirar para el futuro

Soy un periodista brasileño que acompaña el proceso de la lucha
Bolivariana y Socialista hace casi un año, cuando decobri la Telesur,la
VIVE y la VTV. Tengo un blog en que intento defender y divulgar lo que
puedo sobre Venezuela y su lucha. El último día 3, pensé sobre el
Referéndum y escribí un texto que va anexiono. Los señores, si
resolvieran publicarlo tienen mi autorización para lo corregís.
Gracias

Pedro Ayres
PS: mi blog es
http://pedroayres.blogspot.com

*******************************************************************************************

Una de las más importantes reglas políticas es a aquella que regula el necesario proceso de acúmulo de fuerzas. Ninguna victoria, sea de que tipo sea, puede ser obtenida si no hubiera habido ese acúmulo. Un acúmulo que se realiza por la sedimentación de pequeñas y medias victorias de la misma naturaleza. En Venezuela, por ejemplo, no fue diferente, pues, la despeito de las sucesivas victorias electorales de Hugo Chávez, victorias muy vinculadas a la memoria popular de los acontecimientos de abril de 2002, el embate ideológico, aquel que define y marca el cambio de un proceso no tenía se realizado. Con el Referéndum el primer combate fue trabado.

Algo, sin embargo, necesita quedar claro. El proceso de cambio de la sociedad venezolana y los objetivos políticos de la Revolución Bolivariana tienen seguimiento a despecho de no aprobación del proyecto de Reforma. La gran diferencia está en el hecho de que ahora hay una referencia y un tipo específico de experiencia de lucha ideológica.

Ora, se pensemos que desde 1917 hube la apropriação política de las palabras libertad y democracia por parte del sistema capitalista, es posible comprender porque un venezolano, del mercado informal, habitante en la periferia, hace poco alfabetizado, votó contra la propuesta del Referéndum.

Aquel que creyó en la posibilidad de la pérdida del pátrio poder, cuando no había una línea sobre el asunto. El que se quedó con miedo de perder su casa, cuando había la propuesta de la total inviolabilidade del hogar, hasta contra decisiones judiciales.

Finalmente, aunque el pueblo venezolano haya hecho un gran avance político y haya comprendido su propio valor, el resultado del Referéndum parece negar ese hecho. Es un equívoco pensar de esta manera. El pueblo venezolano actuó a partir de sus experiencias, sueños y temores. Experiencias que lo llevaban hasta a desear y soñar con el nuevo sistema representado por la Reforma Constitucional. Sin embargo, como todos nosotros somos regidos por pequeños hábitos y sus anhelos, ni notamos que todo eso es un componente ideológico, capaz de transformarse en miedo si esa alteración represente la ruptura con el ya vivido, soñado y experimentado. Y así fue hecho.

Uno de los problemas a ser comprendido con exactitud es que la Reforma Constitucional entraba en profundo choque con la estructura ideológica neoliberal

montada hace muy más tiempo que el Gobierno Bolivariano. Un Gobierno que, aún al hacer algunas modificaciones en la economía y restaurar la capacidad de política económica del Estado, existe en una sociedad capitalista por origen y formación histórica. El resultado del Referéndum, lejos de ser algo muy lamentable, muestra un sensible crecimiento de la participación política del pueblo, cuando cerca de 56% de los electores inscritos se dividieron casi que por igual entre el Sí y lo En el.

Es evidente que inmediatamente surgirán las críticas y el famoso "yo no dije". Algunas hasta hablarán en voluntarismo, espontaneísmo e idealismo. Se hube un error o equívoco él se localizó en la creencia de un avance político de las masas, superior a la realidad. Pero, es tipo de error o equívoco que cualquier uno comete, pues, como decía Lênin, "el Partido es lo que es". La práctica es el criterio de la verdad .

O sea, la sociedad y el PSUV siempre irán a reflejar el grado y el valor de las contradicciones sociales, económicas y políticas que se desarrollan en seno del pueblo. No es posible hacerse o pensar políticamente sin ese tipo de comprensión. Algo que el alto mando Bolivariano comprendió e intentó resolver a través de la creación del PSUV, un partido aún en formación.

La Reforma Constitucional está perdida ? No, al contrario, ahora sin aprisa de los plazos, será posible un trabajo más didáctico y profundizado. La primera lección fue dada. Resta hacer con que se transforme en un aprendizado creativo, capaz de transformar la cantidad en calidad.

Para los pueblos de la América Latina, más del que la simple lección electoral, queda la necesidad de tomarse lo que fue propuesto como Reforma Constitucional en Venezuela como una referencia para estudio y acción. Además del que ya fue objetivamente hecho por el Gobierno Chávez en el sentido de la recuperación del Estado como factor de soberanía es muy importante el debate de ese texto como un factor para la conscientização y la práctica política.

El Referéndum era importante, sin embargo, no se puede perder de vista que el Gobierno Hugo Chávez, aún sin los instrumentos de la Reforma, realiza un enérgico proceso de acción social y produtiva, tanto que los índices de crecimiento económico del país son de los más altos del mundo.

Esto quiere decir que, con la simple recuperación del Welfare State y su aperfeiçoamento a través de la concreta y objetiva participación popular, mucho se puede hacer y aún va a ser hecho. Uno de los más sensibles aspectos del Gobierno Chávez es tener una política económica socialmente dirigida para corregir siglos de exclusión, miseria y pobreza.

Una característica que lo hace uno estorbo para los neoliberais externos e internos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1326 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas