Porque Ganó el NO

Hoy, la significativa y dinámica fuerza de la autentica izquierda se encuentra en la calle y halla su expresión en movimientos masivos y no en el proceso electoral

“James Petras

El sistema en Crisis”



En el editorial de Diario Vea, del miércoles 5 de Diciembre, se formula la siguiente Pregunta: ¿Que llevó a millones de votantes Chavistas a no votar a favor de las propuestas de reforma de la constitución y a inhibirse el pasado 2 de diciembre?. Me propongo responder esa pregunta. Pero la respuesta no es fácil porque para formularla consistente y científicamente debo recurrir a los conceptos actuales de la Psico-Neurología, que ha demostrado que el cerebro humano asimila y organiza los conocimientos que va adquiriendo desde el comienzo de la vida y a lo largo de su desarrollo histórico. El idioma materno, el significado de las palabras, las ideas, los pensamientos, las creencias y las emociones son el motor de los hábitos y de las conductas de los individuos. Esta estructura recibe el nombre Matriz Epistémica. La matriz epistémica configura lo que tradicionalmente llamamos el YO y decimos: YO soy así, YO pienso así, YO creo en eso, YO opino así, YO actuó así.

La matriz epistémica es en gran parte inconsciente. Se caracteriza por ser resistente a los cambios como un mecanismo de conservación de la individualidad y de la vida. Pero no es rígida, es flexible. Pero para cambiarla requiere un profundo proceso de auto reflexión. El YO, con nuevos aprendizajes, reflexionan sobre sí mismo y logra cambiar la matriz epistémica. Esto es posible porque nuestro cerebro es asombrosamente plástico y maravilloso, tanto es así que utiliza al mismo tiempo la razón y la emoción, la lógica y la dialéctica, la tesis y la antítesis, la física y la metafísica, ésta inmensa plasticidad es lo que nos hace inteligente, por eso se nos clasifica como HOMOSAPIENS SAPIENSTISIMUS.

Desde la colonia, como consecuencia de los imperialismos: el Imperialismo Español, el Imperialismo Ingles y el Imperialismo Norteamericano y especialmente la ideología capitalista, nuestros pueblos han estado sometidos y alienados. Se han impuestos los anti-valores del capitalismo: el consumismo, el apego a la propiedad, el oportunismo, el burocratismo, el alcoholismo, la drogadicción y la prostitución, que se han arraigado profundamente en nuestra matriz epistémica. Aun cuando hemos logrado, en parte, superar algunos de esos antivalores, para cambiarlos necesitamos un sistema educativo capaz de provocar la autorreflexión, capaz de cambiar el YO conservador por el YO creativo y revolucionario, capaz de formar el hombre nuevo como proclamaba el CHE GUEVARA.

En consecuencia, los chavista que votaron por el NO y los que no votaron siguen siendo chavistas, pero votaron en contra de la REFORMA porque votar por ella era votar por un nuevo sistema sociopolítico y económico que chocaba con su matriz epistémica. La oposición logro convencerlos que la REFORMA iba en contra de sus intereses, de sus valores de propiedad, paternidad y libertad democrática y que todos los artículos de la REFORMA eran una cortina de humo que lanzaba Chávez para perpetuarse en el poder y transformarse en un dictador, como ha sido frecuente en la historia de Venezuela y de Latinoamérica.

Cuando comenzó a formarse el Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, yo me inscribí en una urbanización de clase media donde vivía. Se inscribieron cerca de cien personas de las cuales solo treinta y cinco asistieron a las reuniones para elegir el vocero y los comisionados. Recuerden que de los casi seis millones y medios que se inscribieron apenas millón y medio asistieron a las reuniones para escoger a los voceros y comisionados. Esta fue la primera alarma. La gran mayoría de los inscritos en el partido socialista no sabían lo que era el socialismo y mucho menos el SOCIALISMO DEL SIGLO XXI. Yo lo comprobé en mi batallón. Les di varias charlas sobre el socialismo. Les demostré que la palabra socialismo tiene varios significado. Les hable del socialismo utópico, del socialismo científico, de la socialdemocracia (AD), del socialismo cristiano (COPEI), del nacional socialismo (Hitler), de los partidos socialistas burocráticos comunistas que llegaron al poder. Del socialismos desde abajo, de Gramssi, Mariategui y Aníbal Ponce. De la democracia participativa y protagónica, de los Consejos Comunales y del Poder Popular. Pero las charlas no convencen. Se necesita una Misión que debería cumplir el PSUV para concientizar y provocar un proceso de auto reflexión, para crear conciencia política, cultura política.

Sólo de esta manera transformaríamos nuestra sociedad y lograríamos una nueva estructura sociopolítica socialista, un hombre nuevo, y esto si podríamos llamar el verdadero chavismo, que garantizaría el triunfo de la revolución bolivariana


El profesor Marrero es un educador con sesenta y cuatro años de servicio. Actualmente es comisionado político e ideológico de su batallón, PSUV, en el Estado Nueva Esparta


jrmarrerop@hotmail.com
ugacs.margarita@gmail.com






Esta nota ha sido leída aproximadamente 3726 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas