Análisis del 2D

Reciban un fraternal saludo revolucionario todos los compatriotas que participaron en la jornada del 2D para la aprobación de la reforma constitucional.

Nos unimos al sentimiento de nuestro presidente, y lo seguiremos apoyando hasta la victoria de este proceso de cambios que exige nuestra sociedad y que hoy más que nunca debemos sostener y propiciar con voluntad, con disciplina y con amor.

En el seno de la vanguardia de nuestro batallón se ha discutido y reflexionado respecto a los resultados del referéndum y estamos de acuerdo en que: El 2D obtuvimos una derrota electoral y un triunfo político. Una derrota electoral, pues perdimos la oportunidad de aprobar la reforma que convertiría a nuestra constitución en una de las más avanzadas del mundo, la oportunidad de profundizar y acelerar el proceso de transformación que vivimos, desmontando algunas estructuras que sirven al viejo sistema y crear nuevas para afianzar el camino al socialismo del siglo XXI. Las causas de la derrota, consideramos, son múltiples dentro de las cuales podemos mencionar: 1) La falta de madurez política de un sector de nuestra militancia que se abstuvo de participar en las elecciones algunos por exceso de confianza y triunfalismo, otros por castigar a gobiernos locales, regionales o a instituciones y funcionarios, sin percatarse que el enemigo a derrotar es el imperio representados aquí por los promotores del NO; otros se dejaron intimidar y confundir por la campaña de terror y mentiras desarrollada por la oposición y los medios de comunicación, orquestada desde el norte, lo que refleja falta de claridad en los objetivos y falta de confianza en nuestro máximo líder. 2) La reforma contenía demasiados artículos, lo que dificultaba su promoción y discusión en tan corto tiempo, no queremos decir que no sean importantes todos los artículos propuestos, pero muchos de ellos podían ser implementados vía ley habilitante. 3) La reforma se plantea en momentos en que se han disuelto el MVR y otros partidos y organizaciones que apoyan el proceso y no se ha terminado de constituir el PSUV. Los batallones tuvieron que conformarse, organizarse, discutir la reforma y promoverla simultáneamente. Debemos decir que en nuestro municipio Ezequiel Zamora y en el estado Monagas logramos el objetivo, el SI estuvo por el orden del 60%, pero pudo ser mejor.

Obtuvimos un triunfo político demostrado en el hecho de que somos más de cuatro millones de venezolanos fieles con nuestro presidente y que estamos convencidos que el socialismo es el camino hacia la verdadera democracia y la justicia social. El reconocimiento inmediato y sin titubeos de los resultados electorales por parte de nuestro presidente logró varios objetivos: primero le demostró al mundo que aquí si hay democracia, que hay independencia de poderes, que nuestras instituciones funcionan con un alto nivel de excelencia, se tira por tierra la imagen que han tratado de dar de nuestro presidente como un tirano soberbio, mostrándolo como realmente es: Valiente, demócrata y respetuoso de su pueblo; En segundo lugar, a la oposición y a sus amos del norte se les quita la excusa para montar guarimbas desestabilizadoras argumentadas en que el árbitro electoral no es imparcial y que el presidente no reconocería unos resultados adversos.

Para transformar esta derrota en grandes victorias tenemos que tomar acciones inmediatas tales como: organizar actividades como charlas, foros, círculos de estudio, tendentes a incrementar la formación política-ideológica de nuestra militancia; reforzar la organización y capacidad de movilización; ocupar espacios en las organizaciones populares de todo tipo, contrarrestar las campañas negativas con presencia en los medios alternativos, estar alerta para detectar y denunciar a los infiltrados que pretenden formar quintas columnas dentro del partido, ser más proactivos en el trabajo por la unidad de partido y los aliados, derrotar la apatía.

Finalmente proponemos que ahora la reforma constitucional sea impulsada por el pueblo para lo cual se debe implementar desde ahora mismo la recolección de firmas, en ese sentido esperamos los lineamientos de la dirección nacional, esta actividad debe arrancar inmediatamente después de culminar el congreso fundacional.

Mi comandante, el batallón Ezequiel Zamora 113 está a pie firme esperando sus órdenes, Mande Usted.

¡¡¡¡PATRIA SOCIALISMO O MUERTE!!!! ¡¡¡¡ VENCEREMOS!!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1682 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas