Lo ideológico y lo político del 2D

Cuando hablamos de los resultados del 2D y debatimos acerca de ellos no escapamos de la tendencia prejuiciosa y subestimadora de las capacidades de nosotros el pueblo cuando se afirma que parte del problema se origina por la “falta de conciencia revolucionaria”. Algunos deberíamos primero definir lo que esto significa; para mí la conciencia revolucionaria es la capacidad y potencia de avanzar en el cuestionamiento de las cosas, vale decir, pensamiento critico y acción revolucionaria que como un motor incansable hace girar las ruedas de la historia; quizá algunos camaradas asocien la conciencia revolucionaria a la capacidad “intelectualoide” de proferir frases extraídas de lecturas “obligatorias” de documentos y libros de grandes pensadores y hacedores de revoluciones (Marx, Engels, Lenin, Mao, Gramsci, Trotsky, Guevara y pare usted de contar) inclusive asociada a una conducta que podría rayar en “tareìsmos” y “apostolados” que uno puede observar que un (a) camarada que podría trasladarse en autobús prefiere caminar porque con ello demuestra humildad y sacrificio revolucionarios, aun cuando llegue tarde y agotado (a) a la jornada; Quizá por esta falsa actitud revolucionaria es que se mantuvieron silentes dos camaradas del movimiento estudiantil en una entrevista un buen día domingo en Globovisión, cuando la entrevistadora lacaya les conmino a responder el porque vestían y actuaban bajo esteriotipos capitalistas y se hacen llamar socialistas, el silencio de los camaradas me llamo la atención acerca del necesario y urgente proceso de formación de cuadros; Solo cabe preguntarnos que hubiera hecho el Ché Guevara con una herramienta como el teléfono celular o la Internet; el sentimiento de culpa que exploto la entrevistadora manipuladora en esos dos combatientes es el mismo que nos han explotado a todos, por ejemplo, frente al recurso magnifico que representa el petróleo para nuestra revolución y sin embargo, en grandes sectores de la población más humilde se dice que el petróleo es el causante de los males que padecemos y peor aun en algunas de las máximas estructuras políticas e ideológicas de nuestro proceso se piensa igual.

Se hacen comparaciones odiosas pero aun necesarias entre nuestro nivel de conciencia y el del Glorioso y hermano pueblo Cubano, comparaciones totalmente descontextualizadas, porque cada pueblo en su tiempo y en su contexto. Observemos los ejemplos de los pueblos Coreano, Vietnamita, Afganí, Iraquí, Iraní, Libio, Palestino, Libanés, entre muchísimos otros, que se han encontrado en las mismísimas fauces del monstruo Imperial y que se han zafado con gran dolor y perdida de todo lo imaginable, no sin las consecuentes heridas de muerte de sus civilizaciones y aun se mantienen en lucha; todos los pueblos antes citados por más de 50 años, 60 años y hasta siglos han entablado lucha contra los Imperios de turno y sus lacayos internos, que siempre los habrá; No hay comparación Camaradas, aun cuando condesciendo en que la comparación es un método, no es el único ni el más objetivo. Cuando sentenciamos con toda razón que el Pueblo Cubano ha luchado, lucha y luchará por su Libertad inspirado por su nivel de Moral Revolucionaria, nos referimos a un producto de un proceso y no una causa de ese proceso. Nuestro pueblo, nosotros como pueblo hemos estado “alienados de derechos inalienables” por más de 500 años, quizá por eso no votaron algunos por el poder popular, la propiedad social, más soberanía, que solo la “independencia hemos conseguido a costa de las demás…”.

Las Batallas políticas que preceden a las Revoluciones son sustituidas en su tiempo y momento por las Batallas Ideológicas, que solo el mismo proceso en su dinámica irá señalando tiempo y espacios y una verdadera vanguardia revolucionaria irá detectando y contribuyendo a esa dinámica para la construcción de la Moral de la Revolución; sin embargo esta vanguardia podrá cumplir con ese papel si ella misma en su ideario e imaginario visualiza las formas de relación social que se quieren revolucionar (construir, reconstruir, defenestrar, en fin ); Mientras esto va sucediendo la cosa sigue siendo un Concurso de Popularidad y esto será una aberración para algunos, pero me temo estar en lo cierto y aclaro no lo considero perverso, es simplemente el momento de nuestra revolución, insisto un momento absolutamente político y para nada o en muy poco ideológico, porque lo ideológico reconfigura la realidad, para nosotros, en una sociedad socialista que trascenderá a otras formas de relaciones humanas más elevadas y reconozcamos que aun en nuestras mentes esa nueva realidad no ha tomado cuerpo y la referencia está en lo discernido y escrito en la parte I; Algunos pegaran el brinco y dirán que ellos también están claros del rumbo, no pretendo prejuzgar pero aquí se confunde lo que hemos “intelectualizado” con lo que hemos practicado, cada quien haga su autorreflexión.

Insisto en que la nueva propuesta de reforma es absolutamente vital, pero concentrada en los aspectos políticos de la propuesta del 2D sobre la reelección inmediata del Comandante Chávez; No podremos construir un liderazgo sustituto o alternativo ni en 5 ni en 10 ni 20 años y solo Chávez tiene la voluntad política y el ascendiente sobre nosotros el pueblo para arrancarle victorias a las derrotas, para movilizarnos en función y alrededor de él construyendo la Moral Revolucionaria desde ahora, por ahora y para los años profundos del devenir de la Especie Humana y entonces si entrar en la hermosa etapa que significa el “despeje de la misteriosa incógnita del hombre en libertad”.

¡PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE! ¡VENCEREMOS!

TULIO ANTONIO VILLEGAS MAVAREZ (6.132.039)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1581 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas