Dios no dejó de ser chavista

A propósito del artículo de Earle Herrera publicado en Aporrea y titulado ¿Dejó Dios de ser chavista? Respondo yo, ciertamente que no y nunca dejará de serlo. Somos nosotros quienes nos acercamos o nos alejamos de Dios. La Revolución Bolivariana está sin duda al lado de Dios, en la medida que sus propósitos y acciones están dirigidas a la redención de los más necesitados de entre los venezolanos y a la solidaridad con otros pueblos hermanos, tanto o más necesitados que los más humildes de los venezolanos.

Dios está incluso al lado de Bush y de sus lacayos, esos viles servidores del imperio, que incurren en toda clase de crímenes, de engaños y mentiras, para que su amo domine a sus propios pueblos, como esos dirigentes y algunos militantes de la oposición venezolana, que le piden al Señor que restituya a Bush en el control de Venezuela, prosiga su despojo del petróleo y lleve a la nación venezolana a condiciones de miseria que nunca antes padeció; y no tengan duda alguna, esa es su pretensión.

Dios está también al lado de farsantes ensotanados, que en su nombre justifican crímenes, bendicen engaños y mentiras, confunden al pueblo venezolano y concertan en sus aposentos con asesinos, quienes matan luego a humildes trabajadores inocentes. Dios no se aleja, son éstos seres viles quienes se alejan de Dios; por eso todo les sale mal.

¿Se han dado cuenta ustedes, de que al general se le apagaron sus tres soles? ¿Sirvió acaso que invocara Su Nombre, para obtener Su Bendición a la traición? Este, al igual que esos obispos y sacerdotes al servicio del mal, no logra dar pie con bola, mucho menos atinar al mingo, que representa la fe y credibilidad del pueblo en ellos; por el contrario, a cada paso se alejan más del afecto colectivo.

Nosotros también nos equivocamos y nos alejamos de Dios, como lo hicieron quienes por comodidad dejaron de votar o quienes por temor votaron no; quienes en la Asamblea Nacional introdujeron disposiciones de propósitos no muy claros, como la forma de elegir y de destituir a magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y del Poder Moral; quienes autoridades locales o regionales se opusieron a la calladita a cederle al pueblo más poder de decisión y ejecución, un camino transparente de democratización, acercamiento del Poder Ejecutivo y participación de la colectividad en la solución de los problemas locales e inmediatos al ciudadano. Aprecien lo mal que le salió a Uribe su engañosa maniobra, para distraer a Chávez y creo no estar equivocado, al afirmar que la explosión del rey de España fue planificada, para obtener el mismo propósito que Uribe.

Sin embargo, todas esas maniobras han servido, para que Dios le permitiera a Chávez demostrar su profunda convicción y ejercitación de la democracia y a todos nosotros para que nos mantengamos alertas, ante las mil y una formas de cómo el mal, representado éste en Bush y sus secuaces, actúa sin de escrúpulos, para lograr sus fines; se enseñorea en la comodidad culpable, en la traición y deslealtad, no en equivocaciones o errores. No temamos equivocarnos. Temamos sí traicionar a los valores de Justicia, Amor, Honestidad y Solidaridad que alumbran el camino de la Revolución Bolivariana.

eveliseyrafael@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1960 veces.



Rafael Flores

Capitán de altura y productor agrícola

 eveliseyrafael@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas