Es la hora del pueblo revolucionario: desatemos con frenesí el verdadero poder constituyente del pueblo

Al pueblo de Venezuela y los pueblos del mundo.

Frente a los resultados electorales que dan por ahora negadora la propuesta presidencial de Reforma de la Constitución queremos manifestar lo siguiente:

Como es de público conocimiento la convocatoria al referendo es una muestra de la vitalidad y profundización de la democracia participativa y protagónica de la cual nuestro pueblo es el único sujeto. Como nunca antes el rol del pueblo como depositario de las decisiones fundamentales de nuestra vida política se ha visto consagrado, haciendo de la democracia un hecho real y concreto.

Este papel constituyente del pueblo y la ampliación-profundización de los derechos económicos, políticos, sociales y culturales estaban contenidos en la propuesta de reforma constitucional, por medio del diseño de un estado de transición al socialismo entre cuyos elementos destacan, el rol preponderante de la economía socialista, la instauración del poder popular como forma fundamental de ejercicio del poder y el gobierno del pueblo, la soberanía alimentaria, la eliminación del latifundio y los monopolios. La ampliación de la seguridad social a los sectores más desprotegidos, la reducción de la jornada laboral etc. Dentro de estos aspectos estaba planteada la posibilidad de reelegir cuantas veces el pueblo quiera al Comandante Chávez. Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Esta posibilidad cierta de constitucionalmente avanzar en la construcción del socialismo bolivariano desde el inicio se vio confrontada por las fuerzas más oscuras de la contrarrevolución interna y yanqui, que no dudaron en movilizar recursos económicos y humanos para desatar las mas macabra campaña de distorsión y confusión de la reforma constitucional. A la campaña de terror y manipulación mediática le sumaron la movilización de sus caballitos de batalla como son los estudiantes pequeñoburgueses hijos de lo peor de la cultura de consumo y el individualismo capitalistas. El enemigo tiene claro que la continuidad de la dominación imperial, en el continente se juega en Venezuela sus grandes batallas.

Por lo mismo no dudaron en incorporar a sus filas en calidad de aliados circunstanciales o quizás hasta estratégicos a factores reformistas traidores del proceso como son PODEMOS y el ex-Gral. Baduel. Quienes fueron la voz cantante de la contrarrevolución durante toda la campaña y los principales satanizadores de la propuesta presidencial.

Pero por otro lado también desde dentro del proceso hubo sectores y dirigentes con responsabilidades importantes que conspiraron contra la iniciativa presidencial. Nos referimos a las decenas de alcaldes, concejales, diputados y muchos gobernadores que simplemente se montaron las bolas al hombro y sabotearon la campaña electoral dejando prácticamente sólo, en ella, al compañero Presidente y al pueblo que con las uñas tuvo que parir sus recursos y montar su campaña. Estos dentro de la nueva coyuntura y escenario serán desmantelados por el avance duro de compañeros y compañeras que hoy amanecemos con el espíritu combativo en niveles más altos que los de ayer, Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Este sabotaje interno propio de los sectores burócratas y corruptos que disfrazados de revolucionarios usan las instituciones y sus puestos en el gobierno para beneficio propio y de grupo al tiempo que sabotean la implementación de la políticas revolucionarias sirvió de alimento a la frustración, desesperanza y apatía de cientos de miles de compatriotas que no ven respuestas en ese "estado" y en esos funcionarios que se hacen llamar "gobierno" y en los cuales no se sienten para nada reflejados.

Por ello y de manera autocritica queremos resaltar un problema fundamental que tiene la revolución y ese es problema de la conciencia. Con todos los avances que hemos tenido en estos años de lucha, todavía como pueblo y como clases dominadas en lucha por la liberación nos movemos en el terreno de la emoción, de la adhesión circunstancial al liderazgo presidencial, de la poca profundización en las propuestas del socialismo bolivariano, de la militancia temporal y aérea, de la dispersión y atomización de nuestras fuerzas y luchas. No hemos roto aún con los criterios economicistas, del "cuanto hay por eso". De la falta de organicidad e implementación de los métodos correctos de trabajo revolucionario. Todos estos y muchos otros elementos nos llevaron a no dimensionar el carácter estratégico de la reforma y el por qué estábamos obligados a ganarla. Preferimos traspasar esa responsabilidad, nuestra, al Presidente y confiados en la victoria por "arte de la magia del Comandante", asumimos el triunfalismo y el exceso de confianza como práctica política, olvidando que en política nada es ciento por ciento seguro. Quizás ese fue uno de nuestros grandes errores, pero también del Comando Zamora que como comando prácticamente no funciono, sino un cogollito de los sesudos y operadores políticos de siempre, que esta vez se estrellaron contra la realidad dura y cruel, que los lideres no pueden denominarse revolucionarios mientras se esta distanciado del barrio, del cerro y del campo rural. Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Ahora le toca al pueblo, nos toca asumir autocríticamente este revés electoral, nos toca hacer un profundo balance de nuestras fuerzas, del enemigo, de los traidores y de los que conspiraron desde dentro. Nos toca traspasar los márgenes de la camisa de fuerza que es la institucionalidad y su cuerda de burócratas y corruptos, para implementar el programa revolucionario tenemos que prescindir de ellos. Nos toca cobrar y cobrar duro a alcaldes, diputados y gobernadores traidores, nos toca desatar desde abajo el verdadero poder constituyente, la acción transformadora del pueblo, construir con o sin apoyo del estado y al lado del comandante Chávez la nueva institucionalidad revolucionaria, profundizar el desarrollo de la conciencia, la formación y los valores. Darle un parao a la desesperanza y a la frustración. Las respuestas y soluciones a las necesidades que tenemos como pueblo tenemos que darlas nosotros mismos, "el pueblo salva al pueblo". La Liberación Nacional y el Socialismo sigue siendo la tarea revolucionaria y popular de carácter prioritario. Hagamos un alto en el camino para ver el frondoso bosque de la montaña, para abrazarnos, para organizar nuestros hombres, municiones, provisiones y trazar los nuevos caminos por los cuales transite la revolución bolivariana esta vez en manos de sus legítimos dueños, el pueblo armado de conciencia y organización.

A todos los compañeros y compañeras de lucha, a los confundidos, a los que se abstuvieron de esta pelea, los convocamos a no dejar que la tristeza, la rabia y el miedo los paralice. Ahora es cuando recién empieza la pelea, ahora es cuando recién las orejas de lo nuevo se asoman, ahora es cuando se clarifican y depuran las aguas, ahora es cuando el cantar del gallo anuncia al sol de la victoria clareando en Santa Inés. Ahora es cuando como un solo puño firme y con la mirada intacta debemos golpear a los enemigos de la revolución, redoblando el trabajo, la mística, incrementar los niveles de organización y conciencia. Realmente asumir la corresponsabilidad historica en el accionar del protagonismo participativo. Para con moral combatiente y energía renovados decir a una sola voz: Nacimos para vencer y no para ser vencidos. Ordene compañero Comandante Chávez. Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Oscar Contreras, Orlando Zambrano y Gerardo Sieveres, por

FRENTE NACIONAL COMUNAL SIMON BOLIVAR

FRENTE NACIONAL CAMPESINO EZEQUIEL ZAMORA

podercomunalbolivariano@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2856 veces.



Frente Nacional Comunal Simón Bolívar y Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora


Visite el perfil de Frente Nacional Campesino Ezequiel Zamora para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas