La derecha despertó al "monstruo"

El domingo 02 de diciembre próximo pasado, la derecha venezolana apoyada por la derecha europea y el Poder norteamericano, logró un triunfo considerado por Hugo Rafael como “pírrica”. Los números señalan que la derecha está “consolidada” en sus 4 y más millones de votos de la sociedad democrática y la “no democrática” que, a última hora, decidió participar en la nacionalista “gesta democrática” venezolana. ¡Felicitaciones!

Queremos darle las gracias a la derecha venezolana por haber logrado despertar a un ¿pequeño? sector de la sociedad venezolana de mas de 7 millones de personas que se compone de demócratas chavistas, demócratas socialistas del pueblo llano y que, por decisión propia, una parte de ese importante sector del bloque socialista, decidió no participar en la consulta al Referéndum de la Reforma a la Constitución Bolivariana. La decisión de las razones de su “no participación” nos corresponde a los demócratas socialistas, nacionalistas y humanistas analizar las causas, en forma descarnada, de auto-crítica profunda y de tomar las decisiones desde las propias bases de los revolucionarios hasta las más altas esferas del gobierno sin que ello signifique las “persecuciones” típicas del “socialismo real”. La reacción de los “partidarios” de la Revolución socialista venezolana con base en las ideas de Simón Bolívar junto a otras ideas propuestas, históricamente, por libertadores e ideólogos de la Indo-América y referencias muy importantes de los socialismos europeos desde el “blanquismo” hasta Antonio Gramsci, servirán de guía ideológica para el diseño del programa de la Política de Estado de la Venezuela Bolivariana en conjunción con los partidos políticos, como uno de los pilares fundamentales en los cuales se sustenta el Gobierno del Pueblo Revolucionario, junto al sector de la sociedad “no socialista” que apoya los “cambios profundos” hacia el nuevo Estado Moderno y que no excluya a ninguno de aquellos quienes, sincera y éticamente, deseen una Venezuela diferente al pasado republicano cercano.

El ministro de Finanzas lo dijo en el programa “En Confianza” que modera Ernesto Villegas: “hay que dar un paso atrás para poder dar dos, tres o mas pasos hacia delante”. Es decir, vienen cambios profundos en las políticas globales, relaciones Gobierno-pueblo, la “nueva Cultura”, la profundización de las propuestas contenidas en la Reforma por vías constitucionales, democráticas y revolucionarias como, por ejemplo, lo comentó el ministro del Trabajo, con relación a las “horas de laburo”, en la conformación del PSUV, las relaciones entre partidos revolucionarios, la formación de un “bloque unido” que profundice la revolución democrática, socialista, humanista e indoamericana. Es un trabajo honesto, radical y revolucionario que la derecha venezolana no está en capacidad de alcanzar a lo interno de su propio movimiento por que, consideramos, que las tendencias ideológicas que lo componen, tendencias muy diferentes hasta contradictorias en su esencia filosófica, como, por ejemplo, aquellos que proponen políticas social-demócratas de Capitalismo de Estado, los que impulsan la Doctrina Social de la Iglesia con mayor aceptación en Washington que los primeros, los “radicales de derecha” que, por su impaciencia, buscan la ingobernabilidad y el caos, el sector social de los intereses de los capitalistas que andan como “caiman en…” en las puertas de PDVSA.

Hay un sector que rara vez se menciona y que tiene tanta responsabilidad como los otros componentes sociales de la República Bolivariana de Venezuela. Ese es el sector militar. Complejo tema pero necesario analizar sus responsabilidades frente a los cambios hacia la modernidad del Estado de la Patria. Hay que conversarlo por que la derecha nacional e internacional busca y trata de influir en sus decisiones frente a propuestas políticas que nosotros consideramos como importantes propuestas gubernamentales de carácter económicas, educativas, sanitarias, sociales, culturales, ideológicas que el propio pueblo venezolano busca alcanzar por “DERECHO” natural y constitucional. El sector militar está consciente de la situación geoestratégica y geopolítica de la Patria y lo que ello significa frente a las presiones “arteras” tanto nacionales como los intereses egoístas internacionales para alcanzar el control del Estado para sus propios intereses. Es un “asunto” de carácter “NACIONAL” y “NACIONALISTA”. ¿Cabría la pregunta de conocer cuál es la opinión real del sector militar sobre el contenido ideológico de la Constitución Bolivariana de Venezuela? ¿se ha discutido ese contenido, a lo interno, sin bagajes? ¿Consideran que ese proyecto y las futuras reformas a la cotidianidad social venezolana son las necesarias y suficientes para alcanzar que la Patria sea una potencia mundial y responsable frente, en primer lugar, a sus vecinos caribeños, centroamericanos, suramericanos, sin descartar a los norteamericano (bajo el respeto correspondiente), los europeos, africanos y asiáticos una vez cuando, como lo dijo Chávez, seamos uno de los cuatro países en capacidad de servir, mundialmente, las necesidades de crudo para la estabilidad de la Humanidad?

La derecha ha ganado perdiendo; ¡“al despertado al “monstruo”!

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1662 veces.



Miguel Angel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a46342.htmlCd0NV CAC = Y co = US