Reflexiones después de una noche insomne

Después de la desilusión, viene la ineludible y necesaria reflexión, necesaria después de todo evento político institucional. A simple vista, sin tratar de convertir la derrota en una victoria per se, habría que destacar los hechos positivos que nos deja este evento refrendario y que sin pasar por adivino, podríamos decir que marcarán un hito en el devenir político venezolano, pues eliminará los fantasmas que la oposición ha venido creando sobre suposiciones maquiavélicas.

Este evento echa por tierra uno de los argumentos en que la oposición venezolana solía columpiarse para justificar sus derrotas electorales: el fraude. A partir de hoy, ese argumento pasará a la historia de los eventos electorales venezolanos, pues con la actuación intachable del CNE, con la extraordinaria dirección de Tibisay Lucena, refrendada por los observadores internacionales y el añadido del resultado del Referendo que les fue favorable, dejará de ser una bandera para la oposición. El CNE ha sido reivindicado.

Otro estribillo que hemos tenido que escuchar siempre, sobretodo en el último año, es que Chávez era un dictador y como tal no reconocería una derrota electoral, sin embargo los acontecimientos han demostrado, impensable en otra parte del mundo con resultados tan estrechos, recuerden México, que se trataba de otra gran mentira, una más, dentro de las tantas descalificaciones que la oposición, con el apoyo del imperio y la oligarquía, creó como matriz de opinión, para desprestigiar a nuestro presidente, tanto nacional como internacionalmente. En Europa la derecha fascista, encabezada por el Partido Popular español, aseguró siempre que Chávez era un dictador, habrá que escucharlos ahora. No cabe duda que el presidente ha sido reivindicado.

Otra demostración de la fuerte democracia que tenemos en Venezuela y sobretodo de la conciencia política del pueblo que acompaña el proceso, ha quedado de manifiesto con la ejemplar aceptación de los resultados, ¿Qué hubiera pasado si, con ese margen, el resultado hubiera sido al contrario? El pueblo chavista, el pueblo venezolano y la democracia han salido reivindicados.

Otra consideración que hay que hacer es la importancia que tiene una derrota, dice el dicho que no hay mal que por bien no venga, pues los percances deben redundar en lo positivo, los análisis que seguirán al Referendo, las autocríticas y la discusión a todos los niveles, nos permitirá corregir errores y fortalecer el proceso. La revolución se reivindicará.

Otra deducción importante es que le oposición ha quedado desarmada, ya no tienen argumentos para seguir desestabilizando el país con marchas, guarimbas y amenazas golpistas, ¿Qué maquinará la preclara oposición venezolana, cuando su verdadera intención es salir de Chávez a cualquier precio? La oposición desestabilizadora no se reivindicará

Y por último, los motivos porque la Reforma fue derrotada, hay que dejarlos para los análisis que hablaba más arriba. ¿Por qué más de dos millones y medio de venezolanos prefirieron quedarse en casa y no acudir a sufragar, habiéndolo hecho hace un año por Chávez en las presidenciales? No cabe duda que en las próximas semanas, esas interrogantes estarán en las mesas de discusión. La discusión ideológica será reivindicada.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3749 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Reforma Constitucional

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Reforma Constitucional


Otros artículos sobre el tema Balance de la Reforma Constitucional

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Balance de la Reforma Constitucional



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a46046.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO