Los taquitos de Don Gato

BOCHORNO: La decisión del gobierno peruano de dar asilo político al señor Carlos Ortega constituye un signo claro de los derroteros que sigue la política exterior del gobierno de Alan García. Conceptos como el de integración, solidaridad, hermandad y unión latinoamericana no calan en ese tipo de regímenes. Ortega, tristemente célebre -no solo por los desmanes cometidos durante el paro petrolero, sino por la forma rastrera como se desentendió de aquella trastada, cuando las papas se le pusieron duras- constituye un fiel exponente del viejo sindicalismo corrupto y servil. Dios los cría y Bush (el Diablo) los junta. Qué bochorno para el noble pueblo peruano.

DESCARO: Al Hitlersito de la Casa Blanca no le basta con las penurias y el baño de sangre que ha provocado en Irak, por sus ansias ilimitadas de poder. Miles de hombres y mujeres han sido masacrados por mero capricho, pero el señorito sale con una petición al Congreso donde exige más billete para mantener las tropas asesinas en el país del Medio de Oriente. Una vez más, cabe preguntarse que será de la ONU, habrá algún organismo internacional capaz de, por lo menos, recriminar la barbarie de este insensato. La maquinaria mediatica mundial hace como el avestruz, entierra la cabeza como si no fuera con ella. Cosas veredes Sancho. En estas latitudes “el caso del maletín” es lo único que llama su atención.

CULILLO: La oposición está aterrada. No solo porque ya se sabe derrotada en el referendo para aprobar la reforma constitucional, sino porque la posibilidad de la reelección continua le genera urticaria severa. La razón es una sola: siguen huérfanos de un líder que le pueda plantar combate al Comandante sin salir con las tablas en la cabeza, como ya le ha pasado a la larga lista de “frijolitos” y “currutacos” que lo han intentado. Por ello, recurren a la falsa advertencia de la alternabilidad erosionada. Lo que no quieren, o no pueden, o no saben es cómo volver a conquistar esas capas populares que ahora sí pueden ejercer todo su poder democrático. No olvidemos que el antiguo Registro Electoral era excluyente y estaba diseñado ex profeso para entorpercer la votación y la cedulación en los barrios. Ahora las cosas han cambiado y eso les da culillo parejo.

DESPERDICIO: La opción del debate esta abierta. Nunca como ahora la ciudadanía había tenido la opción de expresarse y tomar partido sobre los planteamientos formulados en el proyecto de reforma constitucional que presentó Chávez. Nuevamente, el liderazgo opositor está empantuflado y desmovilizado. En vez de debatir, se van por la tangente con disquisiciones bizantinas sobre la metodología en que se debe votar la propuesta. Se preocupan en discutir si la reforma va en bloque o en tandas y no hacen ningún planteamiento concreto. Lo único cierto hasta ahora es que perdieron tiempo valioso en devaneos y escarceos y el güiriney no les va de a medio sino de a tolete. Ahora queda más que claro, porqué los estudiantes burgueses berreaban por un debate en la Asamblea y después arrugaron cuando les dieron el chance. Como bien dice Marciano esta gente no aprende.

PELOTAS: Una parranda de sujetos que han comprado casa y carro con créditos gubernamentales y perciben más ingresos, gracias a las políticas económicas del gobierno, son los primeros que se la pasan quejándose en los medios de comunicación, en los centros comerciales, en los banquetes sociales y en las peluquerías. Aburren con su letanía meliflua contra los efectos perversos del comunismo. Son los mismos que viven bien, pero sueñan con irse a Europa o EEUU para ser tildados de Sudacas o Latinos chaborros. Esta gente si tiene pelotas de verdad.

VERGUENZA: Quién se iba a imaginar que algunos líderes, otrora históricos, de la izquierda venezolana hoy en día iban a andar de pipí agarrado con la godarria más rancia, recalcitrante y ultramontana. Algunos de ellos incluso dicen que el peor error de sus vidas fue alzarse en armas contra los regímenes asesinos de Caldera y Leoni. También militan sin empachos en el mismo partido de Gerardo Blyde y Manuel Rosales. O estos tipos nunca creyeron realmente en lo que algún día profesaron o el sistema les compró su alma por unas cuantas monedas, o ambas dos inclusive.

lito_san@yahoo.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1791 veces.



Daniel Córdova Z.


Visite el perfil de Daniel Córdova Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Daniel Córdova Zerpa

Daniel Córdova Zerpa

Más artículos de este autor