La Reforma Constitucional y el Mar

Venezuela cuenta con un inmenso espacio marítimo situado al Norte de Tierra Firme y el cual limita con países como Holanda, Haití, Republica Dominicana, Estados Unidos y una gran cantidad de países caribeños asentados en las Antillas Menores.

En una primera aproximación de 12 millas náuticas, es decir unos 22 kilómetros (1.8 Km. c/milla) tenemos una zona de uso exclusivo de la nación en donde tenemos derecho de CUSTODIA, de VIGILANCIA y EXPLOTACION DE RECURSOS.

Mas allá de este MAR TERRITORIAL, tenemos la ZONA ECONOMICA EXCLUSIVA( 200 millas), en la cual Venezuela tiene derecho a la explotación de los recursos marítimos, del suelo y subsuelo.

LAS ISLAS GENERAN MAR TERRITORIAL:

Fijémonos que por ejemplo la isla de CUARAZAO interrumpe nuestro mar territorial y genera alrededor de esta isla un mar territorial el cual es dominio de Holanda y Curazao. Igualmente nuestra norteña y alejada isla de AVES, genera para Venezuela el mar territorial de 22 kilómetros que la circunda añadido a nuestra zona económica exclusiva que la alcanza desde el sur.

LAS “ISLAS ARTIFICIALES” UN MODO DE GENERAR Y AFIANZAR SOBERANIA:

El Presidente Chávez en su discurso de presentación de esta reforma constitucional, asomó la idea de construir las llamadas PLATAFORMAS o ISLAS ARTIFICIALES, en varios puntos de la Venezuela Azul, con el objeto de servir para poblar y controlar este inmenso territorio acuático. Posteriormente en el PROGRAMA “ALO PRESIDENTE”, en conversación con integrantes de la ARMADA BOLIVARIANA, surgió la sorprendente idea de no solo construir plataformas, sino PUEBLOS ACUATICOS.

Como referencia actual tenemos las llamadas PLATAFORMAS DE EXPLOTACION PETROLERAS, las cuales son comunes en Europa y aquí contamos con la llamada Plataforma Deltana en el mar territorial venezolano de Océano Atlántico. Por cierto que estas plataformas son las responsables de la producción del 25% de todo el crudo en el mundo.

UNA CIUDAD MARINA, CON UNA COMUNA MARINA:

Nos imaginamos que en cualquier punto de la inmensidad de nuestro territorio azul, podría erigirse pronto levantada sobre pilotes enormes una plataforma que podría contener una población permanente y en cuyo interior se establecería una comuna, gobernada por uno o varios CONSEJOS COMUNALES MARINOS. Esta comunidad por supuesto tendría como vocación económica: EL MAR. Allí se sustentarían sistemas de desalinización del agua marina para convertirla en agua potable, sistemas hidropónicos (Agricultura sin tierras) de producción de hortalizas, planta de energía eléctrica mediante generadores y de origen solar y eólico (el viento). Podría existir una base de PESCA ARTESANAL e INDUSTRIAL (Pesca de altura). Como todo pueblo se necesitarían escuela bolivariana, centro de recreación, un Hospital y todos los servicios necesarios para hacer la vida más agradable a sus moradores. Esta COMUNIDAD MARINA tendrá necesariamente que ejercer una influencia enorme en toda la extensión a su alrededor, pudiendo en muchos casos ser el centro de un MUNICIPIO INSULAR. La reunión de todos los Municipios Insulares, compuestos de islas naturales y artificiales serán organizadas en una REGION INSULAR y las regiones nos llevarían al TERRITORIO INSULAR, le cual perfectamente podría ser FEDERAL.

EL PRESIDENTE DICE:

“Imagínense ustedes que este es nuestro mar territorial y zona económica exclusiva así como tenemos aquí el estado Sucre, el estado Bolívar, el estado Barinas, aquí –señalando en el mapa– producto de estudios posteriores y de leyes posteriores, bien debieran organizar este gran espacio, esto no está organizado, a lo mejor en una región marítima del norte, una región marítima del oeste, una región marítima del centro, etcétera”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4201 veces.



Francisco Natera


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas