La basura "intelectual" de la Conferencia Episcopal Venezolana

“Ha llegado el momento de que la Iglesia,

ante los hombres pida perdón a Dios por

las muchas infidelidades y traiciones de

sus ministros, especialmente de los que

ejercen autoridad en el vértice de la

jerarquía eclesiástica”

Los Milenarios



Realmente la indignación que produce en muchos seres pensantes, desprejuiciados o sanos del veneno dogmático de todas las religiones, incluyendo en la que quien escribe, como cientos de miles más ( i no digo millones, porque la iglesia no tiene millones de carneros u ovejas como predican), el lenguaje depravado, las mentiras i las actitudes de la Iglesia Católica, en sus cúpulas que han convertido en cogollos de partidos políticos, de los más atrasados i fanáticos, lleva a muchos –entre ellos mis amigos de lucha José Sant Roz i Vidal Chávez López- a salirle al paso a los atropellos, insultos, mentiras i traiciones, de sacerdotes desnaturalizados como el Cardenal-Zamuro Castillo Lara, el Arzobispo Baltasar Porras, i al otrora amigo i tocayo Roberto Lückert, porque en el presente me siento avergonzado de haber participado de su amistad. Realmente, desde hace años, deberían haber quemado la sotana i formar parte de una pandilla de antisociales, porque para ello tienen una evidente vocación. Además, como la iglesia apoya la impunidad, aunque cometieran delitos graves como Nixon Moreno, tendrían la oportunidad de asilarse en la CEV o en la Nunciatura. Especialmente Baltasar Porras, cuya fisonomía lo ha traicionado siempre, porque tiene cara de sicario i de todo lo malo que pueda concebirse, antes que de sacerdote cristiano. Es un adeco de uña en el rabo, resentido, lleno de odio, de deseos de venganza, i dispuesto a todo, con tal de hacer desaparecer del mapa, al hombre que con su obra profundamente humana, acabó con la mafia terrible de su partido Acción Democrática, protagonista principal de una dictadura infame que, durante más de cuarenta años, retrasó, profanó i, por la más desvergonzada corrupción de nuestra historia, llevó a Venezuela a la pobreza i el atraso que, por primera vez, nos vemos en vías de superar, con un gobierno realmente democrático como el de Hugo Rafael Chávez Frías, nombre que lo pone disociado i agresor. Para ser malo i delincuente, no se necesita inteligencia i como a este señor, la sustancia gris en déficit se la ha negado, desde hace mucho tiempo sabemos que no se siente sacerdote, sino político con las características más notables de su casi desaparecido partido. Por eso, por no tener ya partido para imponerse, se refugia en la sotana, porque dentro de la iglesia se hacen mantenidos i fuera de ella ¿Qué podría hacer Baltasar para ganarse honestamente la vida? Nada. Por eso no abandona la bartola negra, que le hace juego con el color de su alma. Ya desde hace muchos años, hablaba estupideces contra su gobierno i peor: contra su patria, en el exterior, como lo hizo en Bolivia; i ahora, buscando notoriedad, trató de hacerse héroe en La Habana, aunque imitando a Chávez en la ONU: soi capaz de decir “verdades” en terreno adverso. Pobre hombre; ya adulto i arzobispo, piensa e imita como un monasillo o monaguillo. Creo que va a morir de “mediocratitis aguda”. El amigo Vidal Chávez nos ha proporcionado un “léxico mediático” mui bueno, como lo manejan estos “intermediarios de Dios en la Tierra” que protestan porque el presidente les ha “secuestrado el lenguaje de Dios”. ¿Hasta cuándo la Iglesia cree que los hombres sensatos e inteligentes, aceptan que cuando ellos dicen hasta burradas escandalosas, es palabra de Dios? A mí particularmente me indigna tanto que, en estos días, leyendo a una escritora en APORREA, me dio la idea que remediaría el engaño o LA INCLUSIÓN INCONSULTA, en el cristianismo por medio del bautismo en la primera infancia; esta señora estaba tan indignada de la actitud de la iglesia que habló de “desbautizarse”, de renunciar al bautismo que es una de las tantas trampas de la Iglesia, que tampoco instituyó Jesús. El bautismo, era el equivalente al “lavatorio”, el sumergir en las aguas de un río, a los partidarios de sectas i siempre era en personas adultas que daban su consentimiento. Aparece en la Biblia cuando Juan propone a Jesús el bautizarlo en las aguas del Jordán i Juan el Bautista en principio se opone porque en realidad, Jesús como Hijo de Dios debería bautizarlo a él. Sin embargo ya es conocido ese pasaje. Jesús no vuelve a hablar jamás de bautismo otra vez, hasta después de resucitado, pero lo cierto es que es un “reclutamiento” en una edad en la que no es posible decidir. I mucho bautizado i falso cristiano, es lo que abunda i tal parece que existen también entre los clérigos.

La Iglesia para mí, no tiene nada de santa ni de divino. Sabemos bien su origen i su historia, i sería bueno que actualmente, mucho cristiano de puro nombre o designación, leyeran los libros del español Pepe Rodríguez, especialmente LAS MENTIRAS FUNDAMENTALES DE LA IGLESIA, i

también LA VIDA SEXUAL DEL CLERO, para que se enteren por cuales senderos infernales o tentadores, andan especialmente los jerarcas de la Iglesia, entre nosotros concentrados en la Conferencia Episcopal Venezolana, bendita ahora más que nunca por San Nixon Moreno, pecador arrepentido i santo patrono de los violadores i delincuentes. Por esto, con la salvedad de buenos sacerdotes (como en este proceso vemos las posiciones del Padre Rojas, de Freites el Bueno, de Vidal Atencio -excelente amigo-, del padre Palmar i de muchos otros excluidos de los “círculos poderosos de protección vaticana”) la CEV se ha prestado para cuanta infamia haya tratado de armar la oposición venezolana, hasta ver a un disociado, político ramplón i sabandija como Rafael Marín, con un grupo de abogados brutos i veniales, llevar al TSJ un documento para tratar de deponer al presidente Chávez por INSANIA mental. ¿Quiénes están más locos i embrutecidos? ¿Acaso pensaban que en el país no hai psiquiatras i hombres de talento i de justicia? En fin, recuerdo entonces a un joven brillante, lamentablemente desaparecido en un accidente automovilístico, quien fue para mi un verdadero hijo. Lo conocí mientras estudió filosofía, i era excepcionalmente dotado para las artes, la artesanía, la música, las matemáticas i la lógica, e infinidad de cosas más. Había que investigar que instrumento musical no sabía tocar. Mientras jugábamos con frecuencia ajedrez, se “confesaba” de sus problemas. Fue seminarista a la fuerza, especialmente por parte de su madre; sufrió las torturas de ese claustro de mentiras, como el protagonista de la novela de Hermann Hesse LA RUEDA. Se salvó de morir como ese personaje; pero le quedaron los traumas. En el seminario, me decía, no se aprende nada; los pensa de estudios son malísimos. Pura paja teológica i los disparates bíblicos. Me salí asqueado; castigos, mala vivienda, mala comida, mientras veíamos las habitaciones i las mesas servidas de los profesores, siempre con sangre de Cristo en botellas, platos exquisitos, postres i frutas. Lo que sé lo aprendí en el bachillerato i ahora en filosofía, vengo a enterarme de cómo es el mundo i la vida. Ese es un mundo oprimido i oscuro. Por eso mucho cura, es pura pinta; saben mui poco i son o se vuelven, brutos. Entonces, los que la naturaleza le dio un poco de talento, se salen como yo; los que se quedan adentro son “talentos sin probidad”; se hacen pedantes, malos i fascistas. Predican una cosa, i hacen lo contrario. La iglesia –decía después de que lo ayudé a sacarse las cucarachas de la cabeza, o mejor los miedos-la Iglesia es falsa; mui falsa. Es una mafia. Empezó por leer de Bertrand Russell, su obra POR QUÉ NO SOY CRISTIANO. La disfrutaba i lo comentábamos mucho, especialmente el apéndice sobre el debate sobre la existencia de Dios, entre el sacerdote e historiador de la filosofía, Padre Frederich C. Copleston S.J. i Bertrand Russell en la BBC de Londres en 1945; o el juicio que se realizó en Nueva York por iniciativa del Obispo Manning de la iglesia protestante, para que Russell no pudiese dar Filosofía de la Matemáticas en la Universidad de Columbia, pues “no había demostrado tener competencia para ello” i además iba a corromper a la juventud estadounidense. Así son las bellas virtudes de las religiones.

En principio, traté de conseguir el documento de la CEV para refutarlo punto por punto, pero recordé lo que siempre he repetido otras veces. Allí no hai talentos visibles; me gustaría, además, revisar la biblioteca ue poseen i si ciertos libros, de estar allí, si los han leído i menos estudiado. Creo que fue a el fascista Lückert a quien escuché decir despectivamente que, el Presidente Chávez nos mandó a estudiar, a leer a Marx, algo así como si fuese algún libro que un tal Marx, escribió como un best seller. Por esa ignorancia es que ellos repiten a cada caso la estúpida cantaleta de que, vamos hacia el comunismo marxista-leninista. Seguro estoi que no me expondrían en un examen escrito, ni una cuartilla de lo que tanto mencionan. En eso, son simplemente, loros entrenados i repetidores.. Me recordó a un humilde presidiario en la Cárcel de Sabaneta, donde trabajabade ayudante en el dispensario que, al salir de allí quería estudiar medicina. Entonces, doctor, usted me va prestando el libro Primero, luego el Segundo, el Tercero, etc., hasta que yo me gradúe. Posiblemente Chávez le indicó al padre Lückert, el libro Primero de Marx, i luego… ¿tal vez escribió un segundo libro?

Finalmente, para hacer justicia, recalco que me estoi refiriendo a una jerarquía eclesiástica VENEZOLANA. Existen en el mundo mucho sacerdote inteligente; mucho sacerdote realmente humano i lleno de bondad i amor; mucho sacerdote que escribe, estudia i conoce la realidad social de sus pueblos, tal como Ernesto Cardenal, Bolt, Camilo Torres, o entre nosotros como mis amigos Vidal Atencio, el padre Palmar, o hasta el mismo Ocando Yamarte, quienes tienen obra social i obra intelectual. Recuerdo que para mi fue de gran admiración por su obra social i de pastor, el padre Olegario Villalobos, quien junto a Ocando Yamarte, son dos excepciones cumbres en la iglesia zuliana (obviamente la que conozco), de la mediocridad de muchos, especialmente los que llegan señalados a dedo, a las más altas investiduras. Por eso se habla de Excelendas, Excelencias i Excelandronas. Los primeros son candidatos prácticamente a la santidad i vida ejemplar; los segundos, las Excelencias, los que toman las riendas en todas partes i son poderosos, como los de nuestra CEV. Sin embargo, entre esas “excelencias” hai muchas excelandronas, los que llegan a tal altura de poder, por medio de prebendas, trácalas, influencias, amistades, etc., que los milenarios designan como los que llegan a golpe de DO UT DES (“te doy para que me dones”) o también el “QUOMODOCUMQUE” que debe ser el modo como, un hombre con mente tan gris, tan medieval, tan capitalista salvaje, como Rosalio Castillo Lara, haya podido llegar a Cardenal, i sin ser pelotero, se cree el Cardenal Mayor como Stan Musial en los Cardenales de San Luis. Por último, vean el léxico que usan, en el inicio de su recopilación de “frases célebres” por parte de nuestro amigo Chávez López. ¿SERÁ ESE EL LENGUAJE DE DIOS?

robertojjm@hotmail.com)




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2594 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a38323.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO