La crisis venezolana: quién y cómo la resolverán

Es falso que el desastre que se vive en Venezuela, tenga que ver conque sea el resultado de la confrontación de dos modelos distintos de sociedad y país, mucho menos, que sea consecuencia de los estertores de la agonía del regimen capitalista que se niega a morir y de los intentos del socialismo que no puede nacer, está falsedad se derrumba por si sola porque, ni el capitalismo está en peligro de desaparecer en Venezuela, mientras que el socialismo no se ve por ningun lado que esté por nacer. Es decir, ni uno ni el otro desaparecen y nacen por si solos.

La unica verdad, hasta ahora, es que la crisis está siendo producida por la abierta lucha por el poder que libran la clase burguesa dominante, hoy dividida en dos fracciones. De un lado, la burguesía madurista, que por ahora detenta el poder, del otro lado, la maricorinista que lo quiere también. La lucha por controlar el poder del estado es la principal dimension en esta pugna porque quien lo posea le queda la mayor tajada en el reparto de la riqueza del pais quedando la otra de subalterna.

Una vez que se logra ampliar la mirada y despejar la opacidad producida por el hastío y la rutina de la cotidianeidad, entonces es cuando lo dicho anteriormente puede mirarse con claridad, que la crisis que se ha cuajado en la sociedad venezolana se aposenta dentro de la crisis internacional que sacude estructuralmenre al capitalismo, derivándose de las mismas contradicciones que gravitan en las lógicas del capital globalizado.

Al ser Venezuela parte del equilibrio del mundo, no puede sino deducirse, que si está en desarrollo una crisis civilizatoria mundial, entonces la sociedad venezolana no puede estar menos qye sufriendo también, y no atribuirsele a la voluntad de ninguna deidad, lo correcto es asignarle su origen a la enfermedad crónica del sistema capitalista que termina por empobrecer a millones mientras concentra la riqueza en pocas manos. Pues, en Venezuela, tal cosa, es lo que ocurre y luce sus matices criollos particulares.

Pero, la grandes interrogantes que importa despejar aqui es, ¿cómo, dónde y quién resolverá esta crisis?. ¿Se hará a través del socialismo o del fascismo?. Por ahora, cabe responder, que todo va a depender de la recomposicion de la correlación de fuerzas de que sea capaz el empobretariado venezolano de construir, porque hasta ahora este último sólo es un sujeto social pasivo que sufre la crisis provocada por los capitalistas y se mueve al vaivén de la agenda que le impone el sistema.

Ahora bien, la crisis en Venezuela ha alcanzado un grado elevadísimo de turbulencia, inestabilidad y ruptura sistémica, pero esta no termina de transformarse en una crisis revolucionaria porque hace falta la presencia de una fuerza material política anticapitalista, radicalmente contraria a las relaciones de dominación del capital y que ayude a la sociedad a que pueda superarla revolucionariamente. Una fuerza política cultural que con su práctica y semántica promuevan la factibilidad de ese otro nuevo mundo posible.

Efectivamente, el chavismo había comenzado a desempeñar esa responsabilidad histórica cuando fue abruptamente interrumpido por la traicion cometida por el madurismo, corriente contrarrevolucionaria esta inteligentemente infiltrada en el chavismo y alimentada por el capitalismo con la misión de destruir desde adentro a la unica fuerza política que tenía la posibilidad de hacer la revolución socialista, el chavismo.

Ahora, en el lugar del chavismo, el sistema de dominación pretende llenarlo con una nueva versión de ser renegado, que ha emergido de ese interregno morboso de la misma crisis por la que atraviesa la sociedad venezolana, para que cumpla con el mandado de convencer al pueblo de que puede salirse de la crisis pero con más capitalismo, o sea, salir de maduro votando por el ventrílocuo de la machado, pero eso no es sino diversionismo ideológico, ya que maduro y edmundo son dos caras del capitalismo, que es lo que está precisamente en crisis en Venezuela y el mundo.

La superacion revolucionaria de la crisis del capitalismo en Venezuela pasa por trascender el modelo liberal burgues y ese hecho, y quien le está dándole, paradojicamente, una interpretacion correcta, son las mismas clases dominantes que la han generado, porque los sectores que se hacen llamar de centro izquierda con la brújula inclinada más hacia la derecha " se hacen los desentendidos y proponen cambiarlo todo " pero sin causarle ningún daño o desobedecer las reglas del capitalismo. Bastaría, por ejemplo, con sólo revisar las promesas electorales de cada uno de los candidatos aceptados por el madurismo para corroborar lo que estamos diciendo.

Venezuela tiene una característica que la coloca en condiciones políticas y económicas propicias para que una revolución hecha y dirigida por el empobretariado contemporaneo, bajo el cual se agrupan hoy todas las clases trabajadoras venezolanas, se plantee la construcción de una sociedad socialista, nacionalista, democrático y antiimperialista, en torno a el Plan original de la Patria 2013-2019, y esa característica tiene que ver que en Venezuela predomina un capitalismo de estado, es decir, el estado venezolano es el mayor propietario de los medios de producción más importantes dentro de la economía nacional. Y es de perogrullo decirlo, pero debe repetirse, porque hay algunos que al parecer olvidan con facilidad esta verdad o se hacen los desentendidos, que la clase social que posea la propiedad del estado venezolano, posee el principal medio de producción, en resumidas cuentas, es el dueño de Venezuela, eso lo saben las dos burguesías la madurista y la maricorinista y por eso estuvieron de acuerdo en organizar un teatrillo electoral y dejaron por fuera las candidaturas que el pueblo pudo haber tenido, y solo permitieron a sus candidatos, a los que defienden la propiedad de los explotadores capitalistas madurocorinistas.

En resumida síntesis, la tarea política principal de la humanidad pensante que resiste en la sociedad venezolana las agresiones de capitalismo feroz, destrutor de la vida, es construir una fuerza política en el seno de los empobrecidos tanto del chavismo como de los empobrecidos de la oposición, ayudar a construir una conciencia nacional popular para construir una sociedad donde no haya ningun tipo de explotación y desigualdades, y predominen las relaciones de productores libremente asociados, una sociedad donde se planifique democráticamente la libertad de oportunidades.

Pero, en la Junta Patriótica de Salvación, seguiremos sisteniendo la convicción, que mientras los empobrecidos no tomen conciencia y recuperen su dignidad, entonces, cada vez que las burguesías necesiten manipularlos en beneficio de sus intereses lo van a hacer. Por eso, en esta coyuntura tomamos la decisión de asumir la soledad de quien queda solo pero con la verdad y una correcta posición, seguir llamando al pueblo venezolano a no votar por ninguno, a que la Abstención organizada y convertida en un movimiento político popular es la herramienta más pertinente para comenzar a organizar un proceso de liberacion. Ir a votar favorece ql dustema.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 715 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: