Aquí el único culpable es Chávez

Fue culpa de Chávez que Venezuela recuperara de las garras de las transnacionales norteamericanas su empresa petrolera para ponerla al servicio del desarrollo nacional y del bienestar del pueblo.

También fue culpa de Chávez que las clases trabajadoras hayan alcanzado, en su gobierno, los salarios más altos en América Latina.

Fue culpa de Chávez, que millones de venezolanos hayan podido aprender a leer y escribir y hayan podido ingresar a la universidad y graduarse.

Quién sino Chávez, el culpable de que se haya construido un sistema de salud público como Barrio Adentro para atender la salud del pueblo.

A nadie más puede culparse sino a Chávez, que haya garantizado a millones de estudiantes el programa alimentario.

Abundan las evidencias que culpan a Chávez, que más de millón de familias posean hoy una vivienda propia.

Con Chávez se crearon los Infocentros para masificar la alfabetización informática y el derecho a la información de todo un pueblo, que más culpa que esa.

La culpa la tiene Chávez, por haber distribuido la tierra a los campesinos.

Chávez es culpable por haber fomentado que jóvenes venezolanos se formaran en el campo del conocimiento espacial para colocar en órbita nuestros propios satélites y ampliar así nuestra soberanía territorial.

A nadie en su sano juicio se le ocurriría negar que Chávez es el culpable de haber editado millones de libros para que el pueblo accediera a la cultura nacional y universal

Chávez es el culpable de haber animado a las mujeres a liberarse del patriarcado

Solamente él es el único culpable de estar proponiéndole al pueblo la necesidad histórica de acabar con el capitalismo como el origen y productor de pobreza del pueblo y en su lugar construir el socialismo como una sociedad nueva edificada desde el pueblo y para el pueblo.

Quién puede atreverse a negar la culpabilidad de Chávez de organizar las milicias populares como parte de la concepción del pueblo en armas

Fue culpa de Chávez soñar e intentar construir un mundo más justo y de igualdad

Y Dejémonos de tanta vaina, Chávez es el único culpable de haber descuidado al país y dejado solo al pueblo para dedicarse exclusivamente a intentar curarse del cáncer que le inyectaron los enemigos del pueblo.

Y como el listado de culpas de Chávez es tan largo, si no paro aquí este artículo se haría asimismo muy largo.

Conclusión y recomendación:

Que hoy los partidos de la oposición gringa, los mismos, que mientras Chávez y el pueblo construían un país nuevo y más justo, se dedicaban a destruirlo con guarimbas criminales, paros petroleros, saboteos a la economía, solicitando invasiones militares contra Venezuela como se lo suplicaba maria machado a los gringos, que sigan empeñados en tapar el sol con un dedo, negando que con Chávez el pueblo venezolano conquistó, como nunca antes, importantes niveles de bienestar, bueno, eso no es de extrañar, ya que tal cosa forma parte de su naturaleza, negar todo lo que favorezca al pueblo trabajador.

Además, que se sigan también hallando restos de quienes se autoproclamen "revolucionarios y socialistas" dedicados nada más que a demostrarle al capitalismo que están arrepentidos por haberse leído algunos libros y balbucear unas cuantas tonterías anticapitalistas (porque sus tremenduras antisistémicas de ahí no han pasado) y que ahora son más cualquieristas y negacionistas que la propia derecha, obedece a que quieren ser perdonados por el capital para que los dejen entrar en el injusto reparto de la riqueza y la ricura, y por eso demuestran no tener ninguna vergüenza, ni ética en apoyar a cualquier candidato de la derecha el próximo 28J, EN UNAS ELECCIONES DISEÑADAS PARA JODER AL PUEBLO y donde el único ganador será maduro.

O sea, no puede extrañar a nadie, que estos oportunistas se los encuentre por ahí, cazando güiro, porque no debe olvidarse nunca el fenotipo inaugurado por Pedro, aquel candidato a apóstol que negó a su maestro, Jesús, tres veces antes de que el gallo cantara, con la diferencia que estos Pedro de aquí, lo han hecho sin siquiera tener gallo y de estar sufriendo de lo que en psicoanálisis se define como: formación reactiva, lanzados a desplegar un exagerado comportamiento para demostrar su repudio de lo que antes decían ser.

Es por todo lo antes dicho, que seguiremos insistiendo en que el pueblo tiene una nueva oportunidad para retomar el camino que con Chávez se venía construyendo y esa oportunidad puede aprovecharla no asistiendo a votar, con la abstención, porque el pueblo en este teatrillo nada tiene que buscar. Y ratificamos el derecho a delirar en medio de este mundo de cuerdos cínicos habladores de gamelote, porque para poder cambiar este mundo de injusticia y desigualdad es necesario inspirarse en Mi delirio en el Chimborazo. En este sentido, la propuesta es no votar y organizarse para el post 28J, para exigir en cada lucha que libren las clases trabajadora, que todo el poder pase al pueblo a través de la democracia protagónica y participativa , esta también es culpa de Chávez y por eso lo mataron.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1001 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: