Aventis

El sacrificio de vivir en sociedad ante un ataque estatal al comportamiento económico que altera el bienestar familiar

La experiencia metafísica en el campo ideológico siempre da sus resultados óptimos, y quienes nos dedicamos a la investigación científica nos damos cuenta que el mundo sigue al revés, y los encuentros políticos solo sirven para darle dominación a quienes ejercen el mal, más ahora, que tenemos control y predominio sobre las asambleas evangélicas, constituyendo un encierro muy particular hacia ancianos, pastores, dirigentes comunales, voceros y vecinos. Todo, conlleva un fin, desconstruir el país, atentar contra el presidente de un país y, en nuestro caso a Nicolás Maduro Moros, hasta llegar a crear caos en los nodos comerciales del país para fomentar inflación, y así tener acceso directo hacía el camino de la producción petrolera.

Es un contraste, es historia desde el mismo momento en que el comandante y presidente Chávez llama al pueblo a sufragar por su Canciller, sí llegase a fallecer, como sucedió. Desde ese momento, los "bisturí", empezaron a confeccionar programas de aversión que incluía amigos y extraños que le tenían contrariedad al futuro presidente. ¿Quién pensaría que Carlos Ozcariz y Vecchio jugaban a las dos caras, en contra de la república? Pobres hombres, así como hablaban, son sus sentimientos.

Simplemente, los hombres y mujeres, piensan en rebaño, buscando una primera víctima para echarle disolvente y detener sus travesuras en bien del Estado. La libertad es una telaraña abierta a la experiencia, y su olor es a sangre y muerte, un nivel alto de putrefacción. Hay mucha metafísica en la experiencia del ser humano. Esta palabra no es brujería, ni representa el universo ontológico y sensible. Es una verdad discernida en la metodología científica, es una herramienta abierta en la experiencia hacía un criterio de validez.

Ya no vale investigar el pasado, lo existente sirve para justificar otra existencia. Se ha descubierto un pacto en América Latina para asesinar presidentes entre la derecha e izquierda, tal como sucede en el mundo protestante, es juicio sobre juicio, sin restauración a los hombres que aman a Jhesua, es un programa mancomunado entre lo religioso y político que se enlaza con lo militar y la economía, un programa desacertado en perjuicio de una mayoría que, desea desarrollar el país, en el caso venezolano.

Todo, tiene una conexión cierta con malos programadores. La historia, siempre tendrá una parte de lo absurdo, la visión sobre el mundo ha cambiado mucho, y todo ser humano tiene conciencia plena de ser pesimista, con pocas posibilidades de actuar. Siempre, habrá un resultado negativo, como ejemplo, ¿Cómo un alcalde permite que en los centros sanitarios laboren personas desconocedoras del ámbito sanitario? Así, sucede en muchas comunidades, y lo que se escucha son ofensas hacia el pueblo. Otro ejemplo, es el SAIME, cuyos ancianos deben esperar que por quienes van a sacar pasaportes o están en listas de espera, tanto de pasaportes como cédulas. Cuando la idea es ir avanzando según el convenimiento. Aunque el procedimiento es algo rápido, una vez abiertas las oficinas. Se ve una desobediencia clara, en lo expresado por el presidente Nicolás Maduro Moros en sus alocuciones. Es una telaraña bien tejida contra los intereses de la república.

Nada es seguro en este contexto político. Desde Hillary Clinton y William Jefferson Clinton desde la década de 1980 con la ayuda del abogado James Blair lograron convertir mil dólares en cien mil dólares en comodities, que resultaron de las bonanzas del fisco nacional de los Estados Unidos de Norteamérica, y sin olvidar a Jean- Raymond Bulles. Todo, tiene una gran vinculación que se extendió a Venezuela, en un tejido ambicioso entre dirigentes de la extrema derecha e izquierda con los demócratas Nombres como Julio Borges, María Corina Machado, Carlos Vecchio, Carlos Ozcariz, Tarek Aissami y otros ya eran conocidos junto Hugo Cabezas, Leopoldo López y otros, como traidores a la patria, por el ejemplo que daban al ciudadano.

De cualquier modo, estamos ensartados en una ola mercenaria. En un conjunto de operaciones frustradas en el país, y lean historia política y aléjense de las redes que enferma y distorsiona la verdad. Hay que despejar dudas. Es intenso, lo que se vive en Venezuela. Son argumentaciones inapelables que, deben desencadenar en juicios jurídicos, con un solo perjudicado, el pueblo venezolano.

USA, jamás ha visto con buenos ojos a Venezuela, menos los ingleses y canadienses. Es una guerra desatada tras la búsqueda de yacimientos de oro y diamantes en El Esequibo, Apure, Bolívar y Amazonas. Desean llevarse hasta la última divisa nuestra en producción petrolera y repartírsela, hay venezolanos apátridas o mal olientes en España e islas cercanas al Mar Caribe en la espera de regalías de nuestra industria petrolera.. Los administradores de la ONG Familia y propiedad se han llenado de riquezas del suelo venezolano y, esto, incluye al partido Primero Justicia.

En todo caso, es una Guerra de Civilizaciones que, tiene como protagonista La Casa Blanca y al mundo árabe. Hay un precipicio inseparable que es un gran Arco, la civilización del Mediterráneo al Golfo Persa, y del Nilo al Éufrates. Toda una civilización que se extiende por el Mediterráneo. Al otro lado y, en línea directa con Jerusalén se encuentra El Esequibo y la salida del majestuoso Río Orinoco.

Hasta el momento, tenemos una Europa aliada que se fragmentara para favorecer El Este. Donde hay un claro planteamiento para acabar con Jerusalén, pero, representa una guerra contra el terror, donde el vencedor ya es conocido. Se lucha contra un espectro del pasado, Occidente solo representa un bloque o amalgama del pasado, es un vasto territorio insospechado en cuanto a extensión, organización y peligro, hay mucha profusión de jefes insurrectos, cuya receta es una guerra local aglutinada o de milicias que desean acabar la ruta de Siria con Israel. Donde, hay una ocupación norteamericana para extraer petróleo.

Leopoldo López y Julio Borges ahora son magnates petroleros, gracias a un núcleo de neófitos políticos que solo desean protagonismo.

Los dictadores de los países a nivel nazi e izquierdistas se enfrentarán pronto, debido a que desean más poder. Ahora, se vienen enfrentando al apogeo del viejo Imperio Romano, que vuelve aparecer, aunado a la coalición europea, como exprese a un párrafo anterior.

Son muchas las decisiones que se dan para controlar los factores que activan y militan para ejecutar una decisión, sobre todo, paras entrar en un conflicto bélico contra Irán. Rusia nunca entrará a una guerra con los EE.UU, tenemos muchas alianzas en común por el asunto europeo, y estos dos países representan el poder, y lo que hay es divergencias en lo referente al espionaje cibernético, y las inversiones en los Estados aliados, y la intromisión Palestina en USA, junto a lo que representan los musulmanes es el verdadero peligro.

Mucho se habla de cohesión social, un paradigma inexistente que busca romper con los programas del adulto mayor, asumido en este tiempo por la Nueva Izquierda para proyectar los códigos del Estado con la obligación de asistencia sanitaria de las personas en plena vejez. Ya, estos fundamentos están en vigor permanente, bajo la articulación de la oligarquía enquistada en la estructura del estado socialista.

El problema de la izquierda es que desea aplicar ciertos pronunciamientos del ex premier inglés Tony Blair en cuanto a la protección de bienestar de los ancianos. La idea, resulta más bien burocrática y, no da suficiente espacio a la libertad personal para evitar las criticas y comentarios, porque promueve el igualitarismo, es un contexto netamente europeo para controlar los gastos públicos sin aumento de los salarios bases. Es evidente, la presencia de La Tercera Vía.

Tengamos cuidado con la percepción del liberalismo económico y el cívico. Es una economía de desigualdad sumergida en el campo de la adivinación y la actividad económica informal, una comedia para parapléjicos que aman el vaciamiento del espacio público en programas de suscripción para ocasionar una desigualdad en la familia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 861 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: