Votar el 28J sería un sinsentido para los empobrecidos

Es comprensible que todavía haya quienes tengan la disposición de ir a votar por cualquiera en caso de que se dieran las elecciones para la fecha pautada. Tal deseo no es difícil de entenderse si se le mira a la luz de la terrible angustia que ha inundado a toda la sociedad venezolana por sacar a maduro del gobierno, eso es comprensible, repetimos, sin embargo, no es lo correcto, y no es correcto porque es un sinsentido, y es esto último termina siendo un sinsentido porque ese comportamiento no corresponde con la lógica de sentido que los empobrecidos deben tener en función de conseguir superar el problema para vivir mejor. En consecuencia, no existe ninguna razón que justifique que los empobrecidos se dejen llevar a votar dentro de un esquema electoral en el que sólo pueden salir ganadores los mismos que los tienen empobrecidos ( madurismo, oposición gringa y fedecámaras) eso carece de todo sentido, o sea es un sinsentido.

Y algunos están tan ciegos por la rabia, que están convencidos de la validez de este sinsentido como la única opción que se han resignado cándidamente a seguir repitiendo el mismo camino entrampado montado por los explotadores, sin atreverse a preguntarse si tal vez no habría otras opciones que pueda ayudar con mayor eficacia a superar esta pesadilla de la cual son responsables en igual grado: el madurismo, oposición gringa y fedecámaras.

En este artículo vamos a demostrar, y no a imponer, que si hay otra opción perfectamente acorde con el verdadero sentido de liberación de los empobrecidos, y que esa opción es la abstención. Este 28 de julio los empobrecidos tienen una oportunidad histórica de no permitirle más a la clase política delictiva que destruyó a Venezuela (léase, madurismo y oposición gringa y fedecámaras) seguir con la farsa electoral del 28J. Los empobrecidos que son la inmensa mayoría deben plantarse con una política autónoma y con un pensamiento independiente que no es otra que la que hoy se resume en la abstención, y luego que con esta se le haya desmontado la farsa a los explotadores (madurismo, oposición progringa y fedecámaras), exigir la realización de unas elecciones libres regidas por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela donde el pueblo ejerza el derecho a tener sus propias opciones, estimamos que esto si sería tener un sentido propio en beneficio del bienestar colectivo nacional.

A las evidencias nos remitimos, ¿cuál de todos los"candidatos permitidos"ha dicho algo serio y coherente sobre la indexación salarial como un derecho establecido en la constitución que corresponde a todas las clases trabajadoras? Ninguno, porque tanto el madurismo como cualquiera de los "candidatos permitidos"no están allí para confrontar al capital explotador, ninguno tiene un proyecto de país que cobije y cuide a todos sus ciudadanos y cuando se les pregunta que van a hacer con respecto a este tema, voltean para otro lado.

Pero, para lo que si están, es para convertir a la clase trabajadora en una masa de esclavos asalariados para ser vendidos en el mercado laboral global y alos que sobran que se mueran de mengua, ese es el verdadero plan del globalismo. Para expoliar y rematar las riquezas naturales del país, para destruir la soberanía y la independencia del país, es para eso que están llevando a cabo esta farsa electoral. Y en eso andan todos los que participan de este teatrillo electoral.

Frente a esto que estamos proponiendo, la unidad política y orgánica de las clases trabajadoras, de la salud, de la educación, de los trabajadores siderúrgicos, de los pequeños productores agrícolas, del pequeño comerciante, del empresario industrioso, de las amas de casa, de los estudiantes, de los millones que se han ido buscando una vida mejor, en fin de todo el que se sienta agredido por las políticas de empobrecimiento del madurismo, oposición gringa y fedecámaras.

Construir una Junta patriótica de Salvación estructurada desde las parroquias hasta una instancia nacional, que reúna todas las voluntades de cambio y transformación para restablecer la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y colocar en el centro de la vida social el derecho de la participación y el protagonismo del pueblo como requisito indispensable para construir una sociedad donde la realización de cada cual sea la realización de todos y así avanzar hacia la edificación de una sociedad de productores libremente asociados.

Pero además, para cuando el 28J, si se dan las elecciones, maduro sea proclamado presidente, tengamos a la mano un instrumento como la Junta Patriótica de Salvación que tenga las evidencias proporcionadas por el alto nivel de abstención, y demostrar así que el pueblo no se calará ese fraude.

La anterior es lo esencial de nuestra propuesta, pero solo la unidad, como un solo pueblo, de los empobrecidos del chavismo y de los empobrecidos de la oposición, es como podrá lograrse. No se puede permitir que los explotadores sigan dividiendo al pueblo en dos toletes funcionales a sus intereses. Es necesario y urgente que el movimiento popular se concentre a construir desde el seno de los empobrecidos no una agrupación de siglas vacías, no, es construir una fuerza material real que tenga la capacidad y la voluntad de asumir las riendas del nuevo estado popular.

En resume, entonces, que un empobrecido vaya a votar el 28J por cualquiera es un sinsentido que va en contra de si mismo. El 28 de julio el pueblo empobrecido no tiene candidato por eso el sentido de la realidad informa que no tiene sentido votar.

¡ El pueblo no tiene candidato!

¡ Exigimos el restablecimiento de los derechos Constitucionales para recobrar el sentido!

¡Elecciones libres y limpias!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1091 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: