Intemperancia

He participado algunas veces en esos grupos virtuales que llaman chat.En general los evito. Pienso que son útiles para mandar saludos, avisar de algo importante o enterarse de algún evento y también de uno que otro chisme, pero, no para hablar de política. Ella requiere espacio y tiempo, ambos facilitan la reflexión, cosa necesaria para cualquier discusión política respetuosa. Esa sería la esencia de un chat de ese tipo.

Si no se plantea así, un chat político que reúne a centenares de miembros que forman parte de una asociación con supuestos intereses compartidos, inevitablemente termina oscilando entre la banalidad y la hostilidad. Ese es el caso de uno que no identificaré, del que formo parte silenciosa. Está constituido mayoritariamente por profesores universitarios, identificados con el chavismo y su versión actual, el madurismo.

Este grupo se conformó en medio de las últimas confrontaciones electorales que se dieron en la Universidad. Cuando me hice parte de él asumí, sin ninguna duda, que el tema central de ese colectivo universitario debía ser discutir la política universitaria del gobierno frente al hecho cierto del abandono, casi abdicación, de las grandes e históricas universidades nacionales. Sobre eso he escrito, aquí, varias veces e incluí una breve síntesis de este asunto en el chat. Pero, nada que ver. Ese tema no parece ser de interés para sus miembros. Es más, recientemente alguien del chat incluyó un video de una declaración de las autoridades y asociaciones de profesores, de empleados y obreros de esta universidad; las respuestas fueron para acusarle de ser propagandista de los "fascistas". También lo llamaron eunuco por no reconocer la labor titánica que hizo el gobierno para recuperar esa infraestructura… Al que se salga de la fila le disparan.

Más allá de las obras que el gobierno ha hecho en la Ciudad Universitaria de Caracas, que no fueron para recuperar la UCV como universidad, sino para conservar las edificaciones y espacios urbanos que son patrimonio material de la humanidad; qué cosa es esa de llamar eunuco y fascista a quien critica ¿Qué aborrecimientos, en realidad, qué abandonos, hace que los revolucionarios pierdan la capacidad crítica y persigan el disenso que obviamente está ocurriendo en la militancia del PSUV? Un sabio revolucionario chino dijo una vez: no culpes al que hable, antes bien, toma sus palabras como advertencia…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 817 veces.



José Manuel Rodríguez


Visite el perfil de José Manuel Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Manuel Rodríguez

José Manuel Rodríguez

Más artículos de este autor