Cáscara Amarga 933

El limbo

El limbo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir el límite, el grembo, lo fronterizo, de entre dos casos correlativos contradictorios caliginosos de Maleo 2001. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir, el equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético de Maleo 2001. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir la perogrullada primera vez absurda medular estable equilibrada profunda de Perogrullo antes de 1605 de Maleo 2001. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a un elemento del sistema de la tesis innovadora inédita novedosa avanzada cojedeña de Cojedes TIANACO de los casos correlativos límite grembo fronterizo contradictorios caliginosos de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético en la perogrullada primera vez de Perogrullo de Maleo 2001. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la congrua conjunción inclusiva incluyente inclusa "Y" griega luisalbertomachadoiana absurda medular profunda de Luis Alberto Machado en la Revolución de la Inteligencia del año 1975 de entre lo concreto y lo abstracto, de entre el ser y no ser, de entre el entendimiento y la estética ética espiritual de la Filosofía de las 4E de Maleo 2001. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la congrua conjunción inclusiva incluyente inclusa "Y" griega luisalbertomachadoiana absurda medular estable equilibrada profunda de Luis Alberto Machado del año 1975, con que el filósofo caraqueño de Caracas, mandara, desde el limbo al carajo a la duda metódica de Hamlet de William Shakespeare de 1590. Y, el filósofo caraqueño de Caracas, enviara desde el limbo al coño al principio del tercio excluso de la Lógica de Aristóteles, 353 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la grisura sombría penumbra whitmaniana de Walt Whitman 1855, es decir y nombrar que desde el limbo han de surgir iguales elementos contrarios el yin y el yang de Laozi 500 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la indeterminación védica upanishad sánscrita absurda medular estable profunda de entre el algo y la nada, de entre el ser y no ser de los Vedas, 1000 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la maniobra ofensiva defensiva suntzuiana absurda medular estable profunda de entre la guerra y la paz, de entre los puntos débiles y los puntos fuertes de Sun Tzu, 350 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar al camino comino comido sino destino medio budaiano absurdo medular estable profunda de entre de entre el nihilismo y el eternalismo, de entre el ser y no ser de Buda, 500 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la armónica tensiva simultánea contradictoria heraclitoiana absurda medular equilibrada profunda de entre el descender y el ascender, de entre el ser y no ser de Heráclito 500 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la slash diagonal hipotenusa ad absurdum pitagórica medular estable profunda, es nombrar a la optimalidad ortogonal pitagórica en el cuadrángulo rectángulo de entre el teorema directo y el teorema indirecto de Pitágoras, 500 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la verdad verdadera verídica socrática absurda medular estable profunda de entre la verdad y la mentira, de entre lo verdadero y lo falso, de entre la convicción y la duda, de entre el sí y el no de Sócrates, 434 años antes de Cristo, con que Sócrates se pegaba a la escuela escuálida sofista a la sazón. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar al plausible prudente un medio aristotélico absurdo medular estable profundo de entre el exceso y el defecto de la Moral de Aristóteles, 353 años antes de Cristo, que el materialismo histórico ingenuo capaza no ha sabido aprovechar para enfrentar al capitalismo histórico histérico rapaz, dueño del principio del tercio excluso de la Lógica de Aristóteles 353 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, al plausible prudente un medio romanoiano absurdo medular estable profundo de entre lo justo y lo injusto, lo humano y lo divino del Derecho Usual Ordinario Romano, 753 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la paradójica fe hebrea sanpabloiana absurda medular estable profunda de entre la certidumbre y la incertidumbre, de entre la convicción y la duda, de entre lo visible y lo invisible de San Pablo, año 37 después de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la ironía defensiva ofensiva quijotesca cervantina absurda medular equilibrada profunda de entre la razón y la sinrazón, de entre la guerra y la paz, de entre el amor y el odio, de entre la rabia y la ternura, de entre la justicia y la injusticia, de entre la locura y la cordura de don Quijote 1616. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar al radiante ojo avizor culantro quevedoiano absurdo medular equilibrado profundo de entre nalgas, de entre las gracias y las desgracias en las mesas musas misas de don Francisco 1616. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar al impulso irresistible inspirativo bolivariano absurdo medular estable profundo de entre natura y persona, díptico del Libertador Simón Bolívar 1828. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la síntesis intelectual esencial hegeliana marxista absurda medular equilibrada profunda de entre la tesis y la antítesis de Hegel 1800 y Marx 1850. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar la gris penumbra sombría impulsiva whitmaniana absurda medular estable profunda de Walt Whitman 1855 de la que surgirán iguales elementos contrarios el yin y yang de Laozi 500 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la teoría holística unificad de Albert Einstein 1919 de entre la teoría especial de la relatividad y la teoría general de la relatividad del doctor Einstein 1919. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar al principio de la complementariedad de entre la partícula y la onda de Niels Bohr 1927. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la grisura indeterminada incertidumbre heisenbergiana absurda medular estable profunda de entre los conceptos científicos verdaderos y los conceptos científicos falso de Werner Heisenberg de 1927, con que el científico, corriera la suerte de Chacumbele 1912, derrumbando su propio principio de incertidumbre, que de entre dos medidas contradictorias no cabe medida media. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la resolutiva optimalidad pretendida a la propia propiedad espiritual racional de reconocerse a sí misma la persona de entre el consciente y el inconsciente del huracán de ideas de la Dinámica de Grupo de Cirigliano y Villaverde 1966. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la conjunción conjuntiva copulativa inclusiva inclusa incluyente "Y" griega luisalbertomachadoiana absurda medular estable profunda de entre lo concreto y lo abstracto, de entre el ser y no ser de la Revolución de la Inteligencia de Luis Alberto Machado 1975, con que el filósofo caraqueño de Caracas, enviara al carajo a la duda metódica de Hamlet de William Shakespeare 1590 y al mismo tiempo mandara al carajo al principio del tercio excluso de Aristóteles 353 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar al límite grembo fronterizo equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético maleoiano absurdo medular estable profundo en la perogrullada primera vez de Perogrullo de entre los casos correlativos contradictorios caliginosos de la tesis innovadora inédita novedosa avanzada cojedeña de Cojedes TINACO de Maleo 2001 y la conjunción conjuntiva copulativa inclusiva inclusa incluyente "Y" griega luisalbertomachadoiana absurda medular estable profunda de entre del entendimiento y la estética ética espiritual de la Filosofía de las 4E de Maleo 2001. Y como tiénese dicho y deténtase mentado, o sea y es decir, decir del sistema TIANACO de Maleo 2001, es decir el límite grembo fronterizo de entre dos casos correlativos contradictorios caliginosos, o sea y es decir, es decir y nombrar al limbo.

Con digresión y sin digresión, y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la grisura sombría penumbra impulsiva whitmaniana absurda medular estable equilibrada profunda de Walt Whitman 1885 de la que surgirán iguales elementos contrarios de la forma del yin y el yang de Laozi, 500 años antes de Cristo. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la grisura sombría penumbra impulsiva whitmaniana absurda medular estable equilibrada profunda de Walt Whitman 1885 de entre la mitad llena de miao y la mitad vacía de la bacinilla de Rosa María de Maleo 2001 y de entre el cóncavo convexo contradictorio caliginoso concupiscente seis y nueve del 69 cojedeño de Cojedes de Maleo 2001. Y, o sea y es decir, decir el limbo, es decir y nombrar a la grisura sombría penumbra impulsiva whitmaniana absurda medular estable equilibrada profunda, el punto crucial decisivo inflexivo topológico borroso de Walt Whitman 1885 de la que surgirán iguales elementos contrarios de la línea curva lemniscata de Bernoulli 1741 y de la línea curva parabólica cívica de Picasso 1927. Y como tiénese dicho y deténtase mentado, o sea y es decir, decir que la grafía grata gratificante de la bacinilla de Rosa María ha de ser continente que contiene al contenido de entre la mitad llena de miao y la mitad vacía al límite grembo fronterizo, o sea y es decir, decir al limbo.

Si el limbo es contenido que contiene la grafía grata gratificante de la bacinilla de Rosa María de entre la mitad llena de miao y la mitad vacía. Entonces sea dicho que el limbo es elemento del sistema TINACO de Maleo 2001 para todos los casos correlativos contradictorios caliginosos de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico diplomático diabético. Ergo vergo sea dicho que de entre la Filosofía de las 4E de Maleo 2001. Que es decir y nombrar a la congrua conjunción inclusiva incluyente inclusa "Y" griega luisalbertomachadoiana absurda medular estable equilibrada profunda de Luis Alberto Machado del año 1975 de entre el entendimiento y la estética ética espiritual de Maleo 2001, o sea y es decir, decir y nombrar el limbo. Que el filósofo caraqueño de Caracas, mandara al carajo a la duda metódica de Hamlet de William Shakespeare, 1590 años después de Cristo, desde el limbo. Que el filósofo caraqueño de Caracas, mandara al coño al principio del tercio excluso de la Lógica de Aristóteles, 353 años antes de Cristo, desde el limbo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 732 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: