Para Nicolás, Jorge, Delcy, Diosdado, María Corina, Guaidó, Rosales, Rausseo, Ecarri, Fermín, Leopoldo López, Julio Borges, etc.

Un niño que a lo sumo no sobrepasaba los 6 años, con un grito desgarrador… lanzó a los vientos una frase que se asemejaba a una súplica, de aquello que, para él, no tenía explicación:

¡¡Mamá!!

"Las guacamayas no vinieron hoy a visitarnos ni siquiera para alimentarse, en nuestro balcón está toda su comida sin haber sido tocada"

La madre no daba crédito a lo que su niño decía, ni a lo que sus propios ojos corroboraron………………

A lo lejos…

En nuestro amado Ávila, era como si un silencio sepulcral que indirectamente se hacía oír, por la razón que ni una sola ave se avistaba volando en nuestro mágico parque……………

Un abuelo que todas las mañanas sacaba a su mascota a pasear, donde para él no existía mejor recompensa que oír el canto de nuestras guacamayas…

Algo que, a manera de agradecimiento para el anciano, las aves le formaban el arcoíris más hermoso que ojos humanos podían ver, cuando las mismas se lanzaban todas juntas a volar…

Hoy no daba crédito a lo que sus ojos no veían; porque en dicha mañana, ni una sola vio pasar……………

Una niña dejaba al descubierto en dicha triste mañana, un caudal de lágrimas que caían por las laderas de sus mejillas, porque sus amigas más preciadas (nuestras guacamayas) … no llegaron en dicha mañana, ……………

Mientras ese extraño hecho sucedió en nuestra amada tierra… un mágico momento se deslumbró en tierras lejanas…

Por los lados de la selva de Darién…un triste hermano lloraba a escondidas de los demás, porque el recuerdo de sus hijos y demás seres queridos atormentaban su mente, en aquellos senderos rodeados de peligros por doquier, cuando todos intentaban llegar a lugares que les dieran bienestar…

¿Saben algo?

La magia y el amor se hicieron presente, cuando cientos de guacamayas rodearon a dichos jóvenes…

No daban crédito a lo que sus ojos veían…

Las mismas eran como si los abrazaban, trayendo en sus picos ramitas y flores de nuestro amado Araguaney, que depositaban en sus manos…

Les diré algo…

Ese mágico momento les llenó sus rostros de ríos de lágrimas que surcaban las laderas de sus mejillas… se mezclaban unas con otras… las de la alegría y las de la tristeza…

Cuentan que en México donde murieron calcinados un puñado de compatriotas en un sitio supuestamente de refugio… llegaron ellas y sus cantos se asemejaban a llanto, como buscando a los que ya no estaban…

Lo mismo aconteció en Texas donde hermanos fueron arrollados por un loco desgraciado, donde su llanto también se dejó oír, ante el asombro de sus habitantes al ver cientos de guacamayas que volaban en círculo negándose a marcharse, como buscando al muchacho que perdió sus dos piernas que entre lágrimas decía: "Se acabaron mis sueños" ……………………………….

(…) A los que les dirijo este escrito como dice mi título, jamás

se le ocurrió a ninguno de ellos, arrimarse a dichos lugares para darle aliento a nuestros hermanos…Jamás fueron a convencerlos que regresaran a nuestra patria, que no existe lugar en nuestro planeta como nuestra amada Venezuela…

Pero si veíamos a Guaido caminar por Chacao, Chacaíto y nuestro bulevar de Sabana Grande, saludando a todo el mundo y brindando perros calientes a los niños de pocos recursos (ya no se le ve más) … o a María Corina entrando en nuestro Metro para saludar a todos los viajeros de dicho transporte…

Ni uno solo de ellos marcho a darle un abrazo de consuelo a nuestros hermanos…

Les diré algo que todos de sobra saben:

Venezuela es solo una…

Si dejamos de lado los odios y las disputas y remamos todos juntos… sin lugar a duda saldremos adelante…

(Pensamiento de un simple viejo, con razón o sin ello, dando sus últimos pasos hacia su descanso final), ………

Sobrada razón de nuestro inmortal Libertador cuando el 10 de diciembre de 1830 proclama desde la quinta San Pedro en Santa Marta, Colombia:

"Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1468 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: