Nadie saldrá a votar. Porque ese día le toca a Rondón pelear

No siempre mirar la realidad con ojos nuevos significa dar cuenta de lo emergente y que además sea lo más conveniente para quien mira, porque pudiera ocurrir que puede mirarse lo nuevo pero los ojos con que se mira siguen siendo los dominantes. Mirar con ojos nuevos y libres es hacerlo desde nuestro propio ángulo de lo que se es y desde el lugar que más conviene a uno y a todos.

El asunto no es tan simple de conseguir porque la mirada, o dicho de otra manera, la forma en que se mira (se interpreta y que condiciona toda la práctica) todo lo que nos rodea y el desarrollo de los hechos, es resultado de la educación que se ha recibido y de la matriz epistémica adquirida en el seno familiar y en la vida cotidiana comunitaria, si en ambos espacios de vida no se enseñó a mirar críticamente, entonces, se torna difícil aceptar que pueda romperse la formaleta mental-cognitivo que fue instalada en el cerebro en cuestión, lo que va a impedir que se pueda mirar con ojos nuevos soberanos e independientes.

Mas, todo esto que se percibe tan complicado no es imposible superarlo, de hecho el pueblo venezolano empieza a conseguirlo. Ya se prevé que el 28 de julio millones de venezolanos conscientemente no van a votar, por consiguiente dejaran de ver con ojos prestados y por ende no se van a prestar para legitimar un proceso electoral diseñado para que gane maduro únicamente, así éste solamente obtenga menos del 10% del padrón electoral. Según nuestros estudios de calle le cuesta llegar a un millón de votos. Quien sabe si se darán las elecciones.

Lo queremos decir y además proponer al pueblo venezolano en el marco de esta desertificación de alternativas y si de muchos diagnósticos y de inútiles chismorreos políticos, es que el 28 de julio el pueblo venezolano tiene en sus, y estamos convencidos que la única alternativa, que dentro de la constitución le da una gran oportunidad histórica de cambiar definitivamente el rumbo de esta desastrosa realidad que sufre el país, pero puede hacerlo siempre y cuando no permita que su mirada sea manipulada ni por el madurismo ni por los sectores de la derecha y tampoco por posiciones genuflexas y oportunistas de quienes se llaman de izquierda que no pasan de ser nacionalistas burgueses, porque a la larga se dan la mano y terminan siendo corrientes antinacionales y progringos tal cual lo representa la señora que pidió que Venezuela fuera bombardeada por el imperialismo norteamericano y que luego la pusieran a ella como presidenta.

El pueblo venezolano puede lograrlo pero mirando las cosas de una manera 180º distinta, soberana y con independencia, y lo distinto aquí significa que retomemos la mirada de lo que verdaderamente somos, un pueblo que ha vivido en paz con otros pueblos, una sociedad parda donde no se discrimina a nadie por ser amarillo, azul o rojo, porque todos tienen dentro a un indio, a un negro y a un blanco, y porque además el maestro Simón Rodriguez nos enseño a ser ciudadanos a la vez nacionales y universales. El venezolano, es un pueblo que se ha ganado los pocos niveles de libertad de la que goza hoy en el fragor de la lucha; porque nadie se la ha regalado. Lo que quiere decir que ahora verán a Rondón pelear.

Pero ahora, aparecen dos minorías burguesas (el madurato y el machadato) enriquecidas las dos con el robo de los dineros públicos, pretendiendo manipular el alma del venezolano para seguir gozando" una y parte de la otra" y que el pueblo como borrego con su voto los mantenga en el poder y continué hundiéndose en el empobrecimiento.

El pueblo venezolano, repetimos, tiene, el 28 de julio, una oportunidad de oro para acabar con esta desgracia, si y sólo si, se reúne en torno a un solo estandarte, el cual PROPONEMOS sea la organización de una JUNTA PATRIOTICA DE SALVACIÓN porque sencillamente es una forma descolonizada, es una experiencia organizativa no postiza ni prestada que surge exitosa del fondo de nuestra propia historia.

En próximos trabajos vamos seguir insistiendo en esta propuesta, seguiremos haciendo esfuerzo por persuadir al pueblo venezolano que absteniéndose de votar pero de manera consciente, masiva y organizada en torno a una propuesta política puede producir un quiebre histórico favorable a la construcción de una República de productores libremente asociados.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1165 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: